El feliz probador con la criatura entre manos.

El feliz probador con la criatura entre manos.

Si estáis deseosos de hacer vuestras propias impresiones casera en tamaño sello igual os apetece echarle un vistazo al análisis que publican hoy en canon Rumors sobre la diminuta impresora Canon ImagePROGRAF Pro-4000 que sin duda quedaría perfecta en medio de vuestro salón.

Por cierto, que no me entere yo de que os metéis en un simpático gasto de unos 5.096 dólares que os pedirán por ella (sin contar los consumibles) sin tener ni idea de gestión de color. El calibrado y la utilización de perfiles debe ser obligatorio para sacar el mejor resultado de unas copias tamaño sábana de 111 cm de ancho por infinito de largo que en el mejor de los casos (entre tinta y papel) os puede salir al precio de un cuadro de Van Gogh.

Nota tonta: el enlace del precio a mi me sale raro y mal, pero en Google he visto que cuesta lo que os he dicho.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>