Por fuera igualita, pero por dentro con nuevo sensor de 24 Mpixels.

Yo creo que con dos pantallazos puedo dejar resuelto el análisis a fondo que han publicado en Dpreview sobre la Fuji X100F, la cuarta de una innovadora familia que por ahora ha sido la única cámara capaz de ofrecer un visor híbrido con las ventajas del óptico y las prestaciones complementarias del electrónico.

Fuji continua haciendo bien las cosas.

El primer pantallazo es la tabla de “pros” y “contras” donde justo es reconocer que hay algunos “contras” bastante feos.

Es verdad, algún contra muy feo.

El segundo pantallazo pienso yo que es mas alagüeño, pues es la tabla de puntuación parcial en la que he activado el comparómetro con la anterior X100S.

Os recuerdo que los segmentos grises son las cosas que la X100F hace mejor que la X100S y los segmentos amarillos justo lo contrario. Un simple vistazo a las barras de calidad de imagen JPG y RAW demuestra bien a las claras que el paso X-Trans de 16 a 24 Mpixels no solo no ha pasado factura a Fuji, sino que ha mejorado su resultado, al menos en foto fija, porque en video se ha deteriorado un poco la cosa.

Mejora en todo menos en video. A mi ya me vale.

No es de extrañar así que la valoración global de Dpreview haya subido un poquito, de 81 a 83 y la mantenga con el premio de primer nivel “gold award” que en nomenclatura antigua ya sabéis que quería decir “cámara altamente recomendable”

En análisis completo, esta vez con solo 6 apartados pues ya es la cuarta de la familia, lo encontraréis aquí donde destaco el apartado 1 por su tabla comparativa familiar.

 

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *