Declaro solemnemente que soy absolutamente sobornable

No voy a dar mi parecer sobre esta comparación y su resultado. Lo único que es puedo dar es una subliminal pista: estoy en total desacuerdo.

Vale que la Canon es más moderna, tiene un sistema AF presuntamente mejor, tiene más velocidad, y alguna que otra cosa más, pero lo que es en calidad de imagen y sobre todo en nitidez, aunque también en ruido y rango dinámico, pero ahí mucho menos, la Nikon es superior.

Sr.Canon: ¿ sabe Vd. lo que yo sería capaz de escribir sobre sus cámaras si casualmente apareciera una furgoneta cargada de maletines en mi puerta ? Pruébelo, y verá. ¿ Tenemos un trato ?

Sr.Canon: ¿ sabe Vd. lo que yo haría con el contenido de esos maletines ? Pues me iría corriendo a ver a mi amigo Cesc de Casanovafoto y le compraría todo el equipo Fuji GFX, eso si, no se lo diría a nadie para que Vd. no se ofenda.

Oración matutina: mi Señora Fátima Báñez, dueña y señora de, mi pensión, continua velando por mi y aparta de esta alma pecadora toda tentación. Amén.

Tagged with:
 

20 Responses to Lo que yo sería capaz de escribir por unos cuantos maletines: IR – comparación Nikon D810 vs. Canon 5D Mark IV.

  1. Sito Garcia dice:

    A día de hoy, la calidad obtenida por la D810, es manifiestamente mejor que la que arroja la nueva Canon 5DmkIV…

    Significa eso que sea una mala cámara? Nop, pero la calidad es inferior. Basta con ver el detalle de las dichosas servilletas a iso base, y el pasadīsimo cocinado, incluso en RAW, que Canon utiliza para intentar engañar al usuario inexperto.

    Soy un fanboy nikonista? Error… Creo que habéis leído pocos comentarios más duros hacia Nikon y sus políticas de control de calidad que los que este servidor ha expresado. He criticado activamente, la desidia, inoperancia e incluso estupidez por parte de la compañía en todos y cada uno de sus problemas de fabricación.

    Pero hay que ser justos y objetivos en cuanto a la capacidad del equipo de ingenieros y desarrolladores de Nikon para ser capaces de obtener un rendimiento sobresaliente, incluso muy por encima de lo que el propio fabricante del sensor ha sido capaz de obtener.

    Los graves problemas financieros y una dirección errática han temporizado los nuevos desarrollos, viéndose afectados por sus proveedores estratégicos como Sony, que han decidido condicionar el calendario y calidades de sus componentes, para obtener una ventaja competitiva.

    Si la nueva D850 vuelve a liderar el ranking de DxO con mejoras notorias en velocidad, rango dinámico y comportamiento ISO y video 4K, indicará muchas cosas y no demasiado buenas para sus competidores.

    Si son capaces de producir una cámara FF sin problemas de fabricación y fijan un precio alrededor de los 3000$, es muy probable que siga opinando que a dīa de hoy, la opción más sólida y solvente en formato completo siga siendo Nikon, incluso más allá del ingente valor que tiene el desarrollo efectuado por Sony en sus mirrorless FF.

    Un saludo

  2. Santiago dice:

    Ya lo estás viendo Adolfo. La Canon 5D Mark IV es tú cámara y es real, puedes hacer fotos con ella.

    La Nikon D850 de momento es humo.

    Saludos y buena luz

  3. luis dice:

    adolfo se partira de risa viendo como cada comentario existencial entre marcas de camaras acaba con piques,esto es el chiringuito de jugones fotografico;mi opinion sobre la d810 es que no la prefiero antes que la 5d4;he trabajado con ambas.saludos

  4. jose manuel serrano esparza dice:

    A ver, Santiago y Luis, con respeto, a mi modesto entender, no creo que Sito García merezca esas palabras, ni tampoco creo que en ésta ni en las muchas entradas precedentes ya desde hace años haya sido su intención hacerse el entendido.

    Sobre todo porque creo sinceramente que nunca fue ese su objetivo, además de que parece claro que no lo necesita.
    Obviamente, Santiago, cada uno es muy libre de expresar su opinión, y la mía (fotógrafo malo de cojones, poseedor de una Canon EOS 60D a la que acoplo los mejores objetivos que buenamente puedo y mi limitado presupuesto me permite, y que tengo que hacer varios miles de fotos para conseguir cuatro ó cinco simplemente aceptables) es que la inmensa mayoría de veces que Sito habla, tiene razón.

    Por eso le leo con interés desde hace mucho tiempo, porque creo que leyendo a Sito se puede aprender mucho.
    No hay aquí milonga ni lisonja alguna, ni es mi intención en absoluto hacer una humilde apología de Sito (al que no conozco y que por supuestísimo para nada necesita de mi modesto “apoyo”) ni quiero meterme en temas que disto más que años luz no ya de dominar, sino de entender con la profundidad que yo desearía.

    Canon siempre ha sido mi segunda marca favorita después de Leica, y Nikon en tercer lugar, sin menoscabo alguno del resto de marcas del sector fotográfico, y tampoco soy un marquista acérrimo de nada.

    Siempre me encantaron camarones como la Canon F1, F1 New y la fabulosa Canon T-90 con bellísimo diseño de Pier Luigi Colani.

    Y si hablamos de otras cámaras de ensueño como las Nikon F, Nikon F2, Nikon F3, Nikon SP telemétrica, etc, pues más de lo mismo. Pata Negra.

    Igual que ocurre con cámaras como la Olympus OM-1, OM-2, OM-3, OM-4 Titanio, Pentax LX, Pentax 645, Mamiya 7, Bronica RF 645, etc.

    Sí, todas cámaras analógicas, y más de uno se puede preguntar, y con razón, ¿y ésto a qué viene ahora en plena época digital?

    Pues viene a que en mi modesta opinión aunque las tecnologías son muy diferentes, el know-how y experiencia en visualización de imágenes así como la consecución de la mejor sinergia posible entre captor químico (es decir, película, del formato que sea) o digital (sensor) y ópticas fijas o zoom era en la época analógica y sigue siendo en la era digital algo de importancia capital a la hora de conseguir imágenes con la mayor calidad posible, al igual que los dos ingredientes básicos: la luz y la calidad y dirección de la misma.

    Y en este sentido, Nikon (aún con la enorme cantidad de errores que ha cometido, sobre todo durante los últimos diez años, por ejempo afirmar al cosmos hace años por parte de destacados portavoces de distribuidora que Nikon nunca haría cámaras digitales full frame, un servicio de atención al cliente que era un vergüenza y tenía a los usuarios profesionales de España en espera durante semanas, cámaras lanzadas al mercado y que — al igual que ha ocurrido también con cámaras de otras marcas — han producido fallos de todo tipo, algo que desgraciadamente ha sido más frecuente de lo deseable y exigible con cámaras que valen miles de euros —, y muchas más cosas) era y sigue siendo una potencia de primerísimo nivel en el know-how y experiencia a la hora de conseguir la mejor calidad de imagen posible a partir de un captor / sensor, incluso a veces con un sensor digital de generación previa.

    Y dicha calidad de imagen no se refiere únicamente en absoluto a resolución, contraste y cantidad de megapíxels, ya que hay otros factores fundamentales a la hora de crear imágenes de muy alta calidad y con impacto, entre ellos la acutancia o percepción visual de nitidez, la precisión de color, el rango dinámico, la precisión en el contraste (la referencia Fuji Velvia tanto en la época analógica como en la digital con sus emulaciones, pese a las fotografías con gran impacto y belleza que obtenía/obtiene, especialmente en paisajes, no es aplicable a muchos géneros fotográficos, ya que la realidad no es tan contrastada, de ahí la enorme añoranza que todavía se siente por la enorme calidad y versatilidad de la película Kodachrome 64) y muchos otros.

    Por otra parte, hasta hace relativamente pocos años, Canon y Nikon eran las claras dominadoras del mercado fotográfico, y sobre todo en el segmento profesional lo siguen siendo, pero las distancias se han estado reduciendo notablemente durante los últimos años de afianzamiento de la era digital, y en mi opinión es muy bueno el que empresas como Fuji (con sus excelentes cámaras digitales formato APS-C Fujifilm X-T1, X-T2, X-Pro 2 y otras capaces de dar espectacular calidad de imagen y ampliaciones en papel en gran tamaño – apoyadas por sus muy pero que muy buenos objetivos – algo impensable tan sólo hace 20 años con captor tan pequeño, sin olvidar la GFX 50S, una soberbia cámara digital de formato medio con excelentes ópticas), Olympus con sus cámaras de sensor Micro 4/3 OM-D E-M1 MARK II de 20 mp, la OM-D E-M5 MARK II de 16 mp, la Pen-F de 20 mp y otras (con sensor aún más pequeño, pese a lo cual consiguen también excelentes calidades de imagen sobre papel (la pantalla de un ordenador iguala mucho las cosas) y que fue pionera en la era digital de extraordinarios objetivos diseñados ex profeso para sensor 4/3 y Micro 4/3 como el Zuiko Digital ED 35-100 f/2, Zuiko ED 90-250 f/2.8, Zuiko ED 300 mm f/2.8, Zuiko ED 7-14 mm f/2.8, Zuiko ED 150 mm f/2,Zuiko ED 300 mm f/4 IS Pro y otros), Pentax (como siempre, con soberbias herramientas fotográficas como la Pentax K-1 formato 24 x 36 mm o la Pentax 645Z de 51 megapíxels, con una gran relación calidad-precio), Panasonic ( con impresionantes cámaras de avanzadísima tecnología como la DC-GH5GA de 20.3 megapíxels sin filtro de paso bajo y fabulosa calidad de video 4K/60p y 6K Foto, robustísimo diseño antipolvo, salpicaduras y lluvia, enorme pantalla OLEF LVF y un alucinante DFD que compara a tremenda velocidad los valores de profundidad de campo de dos imágenes, y por si ello fuera poco los nipones combinan con una velocidad de lectura de hasta 480 fps, con lo que el el AF a 9 fps es más rápido que Usain Bolt ).

    En mi opinión, hoy en día, prácticamente la totalidad de cámaras profesionales y semiprofesionales fabricadas por las marcas más importantes del sector fotográfico, tanto réflex como mirrorless, dan una excelente calidad de imagen, sobrada para cualquier fotógrafo profesional a la hora de afrontar con garantías cualquier trabajo.

    Otra cosa distinta es la estética de imagen y el concepto de la misma que pueda tener cada empresa, que obviamente es diferente y ello se aprecia en las imágenes, especialmente en grandes ampliaciones sobre papel fotográfico.

    Pero en mi opinión lo que dice Sito es cierto y además es algo que viene ocurriendo desde hace muchas décadas previas al siglo XX y es un aspecto que Nikon ha preservado con gran mimo hasta ahora, ya en plena era digital.

    Nikon tiene muchísima, pero que muchísima experiencia en la visualización de imágenes en todo tipo de contextos fotográficos y sabe muy bien que no todo es poder de resolución, contraste y megapíxels a granel, además de que una cámara de 24 megapíxels puede perfectamente la mayoría de veces superar en calidad de imagen a una cámara de 36, 50, 60, 80 o 200 megapíxels si la calidad de píxels y las ópticas que se le acoplan han sido diseñadas para lograr la máxima simbiosis posible entre sensor y ópticas, ya que además, a mayor número de píxels las exigencias para la perfección de los objetivos y que sinergicen con los sensores serán mucho mayores.

    El dominio de Canon y muy especialmente Sony en materia de sensores digitales para cámaras fotográficas profesionales es abrumador.

    Es cierto que existen pequeñas empresas privadas de muy avanzada tecnología capaces de fabricar sensores altamente especializados y diseñados para interactuar sin mácula con ópticas de primerísimo nivel, pero su capacidad de producción es limitada y su precio relativamente elevado, mientras que el potencial económico y de inversión en I+ D (así como en estudios de economía de escala) de Canon y muy especialmente Sony es gigantesco y pueden no sólo autoabastecerse, sino permitirse mejoras sustanciales en los sensores en plazos relativamente cortos de tiempo.

    Pero no es menos cierto que son muchos los fotógrafos profesionales y usuarios que basándose en la experiencia tras visualizar muchas imágenes coinciden en que Nikon Digital posee varios gurús de la imagen, con enormes conocimientos y experiencia, y que a partir de sensores Sony son capaces de conseguir una extraordinaria calidad de imagen con frecuencia ligeramente superior a la de otras marcas a incluso a las mejores cámaras profesionales Sony y Canon.

    Como antes dije, creo sinceramente que hoy por hoy todas las cámaras profesionales de las distintas marcas generan impresionantes calidades de imagen más que de sobra para cualquier fotógrafo y en los más diversos contextos, y todas las empresas tienen en su catálogo objetivos de primerísimo nivel.

    Pero lo comentado con respecto a las cámara Nikon D810 y el gran rendimiento que con mucha habilidad, trabajo y experiencia Nikon ha sacado al sensor Sony para generar la mejor calidad de imagen posible, es algo de lo que se viene hablando desde hace bastante tiempo no sólo en España sino en muchos otros países de Europa y en Estados Unidos por muchos fotógrafos profesionales, aunque ello no está exento del inherente componente de subjetividad que afecta al concepto de ” calidad de imagen ” y en el que intervienen muchísimos parámetros distintos, de tal manera que si se hicera una misma fotografía también con las cámaras buques insignias de otras marcas, las imágenes serían también muy buenas, siempre entendiendo que la piedra de toque serían ampliaciones en tamaño grande sobre papel, y en este sentido no creo que cámaras como la Canon EOS 5D Mark III, Canon EOS 5D Mark IV, Canon EOS 5Ds y Canon EOS 5DSr tuvieran problema alguno para superar el test con muy pero que muy alta nota.

    De hecho, hace ya años que las cámaras digitales formato 24 x 36 mm trascendieron con creces el nivel cualitativo obtenido por las películas de blanco y negro y diapositivas de baja sensibilidad de 35 mm, consiguiendo una calidad de imagen que en estos momentos con cualquiera de las cámaras Nikon y Canon mencionadas anteriormente supera ligeramente en calidad a diapositivas Fuji Velvia ISO 32 expuestas con cámara analógica Pentax 645N de formato medio acopladas a ópticas fijas SMC de primer nivel ( o incluso cámaras analógicas Hasselblad de formato medio 6 x 6 cm y ópticas Carl Zeiss Oberkochen de referencia) y digitalizadas en alta resolución con scanners Hasselblad Imacons.

    Es decir, las cámaras formato 24 x 36 mm digital han sustituido en gran medida a efectos prácticos entre los profesionales a las cámaras analógicas de formato medio 6 x 4.5, 6 x 6 y 6 x 7, mientras que las cámaras digitales de formato medio han sustituido en gran medida a las cámaras de gran formato con placas 10 x 12 cm (no obstante, las cámaras de 8 x 10 — contacto de 20 x 25 cm — siguen siendo con diferencia el referente cualitativo, al margen de las cámaras de madera con placas de 11 x 14 pulgadas y 12 x 20 pulgadas construidas artesanalmente por Zhang Fuming, motor impulsor de Shen Hao).

    Tampoco creo que cámaras como lo mejor de Fuji APS-C y Olympus y Panasonic Micro 4/3 tuvieran problema alguno para sacar muy pero que muy buena nota en ampliaciones sobre papel fotográfico al menos hasta un metro.
    Y no hay que olvidar que de manera creciente los requisitos online con respecto a fotos y videos superarán probablemente a los sectores que precisen muy buena calidad de imagen sobre papel fotográfico o de impresora de alta calidad como Hahnemuhle o Canson.

    De hecho, cada vez menos gente imprime en papel a tamaños por encima de 30 x 40 cm.

    Pero al margen de los gustos de cada uno, las marcas favoritas de cada uno por muy distintos factores, el concepto de calidad de imagen (fuertemente impregnado de subjetivismo, se quiera o no), el tipo de estética de imagen preferido por cada uno y muchas otras consideraciones y aspectos que a buen seguro desconozco, creo que Sito tiene razón.

    Por como habla, creo que ha visto muchísimas imágenes durante su vida, hechas por muchos fotógrafos. Lo sé, no descubro nada y no hay que ir a Salamanca para darse cuenta.

    Pero creo que si dijera que Sito ha visto cientos de miles de imágenes, sería una infravaloración. Muy probablemente han sido millones.

    Y ello es importante y en mi opinión infinitamente más relevante que datos técnicos sobre cámaras y objetivos, análisis sobre resolución y contraste de ópticas, reportajes sobre aparataje fotográfico de la más variada índole (con imágenes que a veces hablan por sí mismas y revelan escaso nivel de esfuerzo y sí notable afán de protagonismo por parte de algunos de sus autores) que con frecuencia son auténticos publirreportajes pactados de antemano a cambio de dinero y con las fechas de aparición cuidadosamente estudiadas así como la inserción con nicks en distintos foros fotográficos para intentar influir en la decisión de compra, tener unos pocos miles de euros para comprarse una cámara profesional y creerse ya el rey del mambo fotográfico, inserciones publicitarias cuya “elegancia” de ubicación deja qué pensar y revela claramente quienes son en realidad las personas más “apreciadas” y “queridas”, gurús fotográficos aparecidos de la noche a la mañana y cuya experiencia fotográfica es a veces incluso de meses pero son especialistas en la ” animación sociocultural “.

    Porque creo sinceramente que en fotografía lo más importante de todo es el ojo fotográfico, la experiencia en visualización de imágenes y lo que éstas transmitan, muy por encima de las consideraciones tecnológicas, especificaciones de cámaras y objetivos, pruebas técnicas, etc.

    Por enésima vez, tampoco descubro nada y por supuesto, sé que no soy quien para hablar de todo ésto, que al fin y al cabo forma parte de la vida cotidiana y del actual contexto socio-económico, presidido más que nunca en la Historia de la Humanidad por la prisa, y en el que como siempre, hay que vender, vender y vender, por lo que probablemente ninguna de las constataciones anteriores sea algo del todo criticable, sino fruto de las circunstancias.

    Pero los comentarios escritos por Sito (sin menoscabo alguno de otros habituales comentaristas como Atsier Esparza, Nikol 2011, Germán Pierre, Gulllermo Luijk, matías, potito, Manuel C. Cid, amaia, indignao, Miquel, j. marior, zas, Ramón, Jesús Joglar, Nicolás, Panorámicas Aéreas, zochem, Félix, Iñigo, Mattercore, Carlos Giner, Francesc Xavier, Israel Moya, Joan, Sergio. Juan S. Calventus, Antonio Manuel, Francis, el añorado Sergeant Blops, y muchos otros que han contribuido desde hace mucho tiempo a encofrar fotochismes.com) son muchísimo más valiosos y meritorios, realizados por alguien que tiene criterio y mucha experiencia y que se esfuerza por dar contenido y aportar su granito de arena a este site fotográfico hecho con muy pocos medios, de manera artesanal, con un trabajo ímprobo de muchas horas diarias por parte de Adolfo, con las cartas boca arriba, sin mohínes, sin querer ser más que nadie, sin trampantojos, dejando los comments y las entradas sin borrar, tal cual, tanto cuando las cosas van bien como cuando no van tan bien, respetando a su fiel parroquia, sin querer hacerse el interesante ni ser el primero en proclamar al cosmos la “certeza” de que algunas cosas no van a salir ( cuando hace rato que han salido y las ha probado gente de varios paises), trabajando a destajo y con las cartas boca arriba, ya que siempre ha dicho con humildad que al fin y al cabo lo que hace es recabar información de otros sites fotográficos tanto de España como de otros países.

    Todo muy claro y desde un principio prácticamente sin publicidades, lo cual no hace a Adolfo ni más ni menos que a otros, pero sí aporta a su site fotográfico una muy especial pátina, sin publirreportajes, con cotas muy elevadas de libertad, ya que todo el mundo puede expresar su opinión, generándose amenos debates y un gran interés y frescura, y el site owner se desloma a diario por ofrecer informaciones útiles lo más rápidamente posible, y ello ahorra mucho esfuerzo de búsqueda a su legión de lectores diarios, que son muchos miles.

    Y creo que Sito es uno de los más representativos comentaristas habituales de Fotochismes, lo cual en mi opinión, tratándose de una persona de su nivel, experiencia y la dosis de esfuerzo personal propio que mete en cada comentario, es algo a mi modesto entender muy valorable, esté en lo cierto o no, y tampoco se puede acertar el 100% de veces ni gustar a todo el mundo como unas migas bien hechas por una entrañable abuela dando vueltas a la cosa durante horas o aquel pan de obrador de pueblo que aguantaba más de una semana en artesa de pan para hacer bocadillos.

    Pero creo que Sito tiene razón.

    Ya desde principios de los años cincuenta, fotógrafos de talla mundial y enorme experiencia viendo fotos impresas en papel fotográfico como David Douglas Duncan, Horace Bristol, Hank Walker, Margaret Bourke-White y otros, se dieron cuenta de que las ópticas Nikkor hechas artesanalmente en la fábrica de Ohi (Tokyo) conectadas a cámaras Nikon S y Leica III con adaptador daban mejor calidad de imagen que las ópticas alemanas Leitz Elmar 50 mm f/3.5 y Carl Zeiss Jena 5 cm f/1.5 y f/2 (que eran con diferencia los referentes mundiales en ese momento) y las utilizaron durante la Guerra de Korea.

    Ésto causó una enorme conmoción, ya que además, en pruebas hechas en Estados Unidos en presencia de Joe Ehrenreich (que se convertiría en el más importante distribuidor Nikon de la historia y el catalizador de la adquisición de cámaras y objetivos Nikon por muchos de los mejores reporteros gráficos del mundo), se corroboró que los objetivos alemanes eran superiores en resolución.

    Al final, pese a la visita de un alucinado Carl Mydans en 1950 a la mencionada factoría de Ohi intentando averiguar la verdad y el sistema de producción de Nippon Kogaku, el secreto permaneció (un año después, Mydans cambió su Contax II por una Nikon S — cámara de nivel cualitativo muy inferior— con objetivos Nippon Kogaku).

    Pocos años después, se supo que los ingenieros y ópticos de Nikon, conscientes de que no podrían superar en poder de resolución a los mejores objetivos alemanes, optaron por realizar profundísimos estudios sobre el tipo de imagen obtenido por las más señeras ópticas germanas (especialmente Carl Zeiss y Leitz), así como la configuración de sus elementos ópticos y grupos tras desarmarlas cuidadosamente, y decidieron volcar todo el diseño óptico de sus objetivos Nikkor en busca de un equlibrio lo mejor posible entre la pléyade de parámetros que afectan a la calidad final de imagen, poniendo especial énfasis en la acutancia de imagen a las distancias más habituales de observación, el contraste y los recubrimientos simples antirreflejos ( basados en las fórmulas pioneras de 1935 del genio ucraniano Alexandr Smakula y en los que Japón iba a la cabeza a nivel mundial desde finales de los años treinta, aunque fue algo que se mantuvo en el más absoluto secreto, ya que los mejores y avanzadísimos para la época multirrevestimientos antirreflejo japoneses se utilizaron en la fabricación de los extraordinarios telémetros ópticos de la artillería principal del superacorazado Yamato, que tenían una increíble precisión hasta los 38 km).

    Y durante las décadas siguientes, las cosas no cambiaron en esta faceta, con Nikon adquiriendo año tras año un inmenso conocimiento y experiencia a la hora de poder conseguir la mejor calidad de imagen posible, tal y como sucedió por ejemplo con la Nikon F5 en cuyo sistema matricial de medición Tetsuro Goto (uno de los mayores expertos en imagen en toda la historia de la fotografía mundial) y sus colaboradores introdujeron un enorme catálogo de 30.000 imágenes hechas en diferentes lugares con distintas temperaturas y luminosidades e identificables por la cámara, intentando con ello garantizar la opción de conseguir excelentes imágenes en todo tipo de contextos fotográficos, con el beneficio añadido de un dispositivo RGB capaz de obtener una notable precisión de color.

    El sistema no pasó de funcionar aceptablemente bien, pero el mero hecho de que Nikon dedicara miles y miles de horas a hacer fotos en muchos lugares distintos para intentar conseguir una gran uniformidad de soberbia calidad de imagen en los más variados biotopos, habla muy a las claras de la importancia que Nikon da a este ámbito.

    Nikon ha cometido muchos errores durante la última década, en especial relacionados en mi opinión con una palpable suficiencia (al ser el claro dominador del segmento profesional junto con Canon y uno de los máximos líderes de ventas tradicionales, aunque ésto es algo que está cambiando, ya que Sony, Fuji, Olympus, Panasonic y Pentax viene pegando fuerte, con cámaras y objetivos excelentes y con una gran relación calidad/precio, por lo que los indicios apuntan claramente a que tanto Canon como Nikon tendrán que ponerse las pilas y sacar productos cada vez mejores y sin fallos) así como algunas cámaras lanzadas al mercado (algo común en mayor o menor medida al resto de empresas del sector fotográfico) con errores, al predominar con frecuencia el criterio de los directores de marketing sobre el de los expertos ingenieros y ópticos (algo también frecuente en otras empresas fotográficas y que en mi opinión tendrá que cambiar si no se quiere saturar el mercado y poner en peligro la supervivencia de algunas de ellas, ya que los clientes son cada vez más exigentes, comparan, preguntan y son en general renuentes a cambiar de cámara cada dos o tres años y a obsolescencias programadas), pero la calidad de imagen producida por las Nikon D800E y D810 es verdaderamente impresionante, al igual que el rendimiento que los gurús de imagen de Nikon han extraído de los sensores Sony, por lo que sinceramente, creo que Sito tiene razón.

    Siento que el post me haya salido tan largo. No ha sido mi intenciónel entrar como elefante en cacharrería, más teniendo en cuenta que no ha habido mayor gandul que yo a la hora de enviar comments aquí, de hecho creo que es el segundo, por lo que si el site owner considera que es mejor borrarlo, lo aceptaré con gusto.

    Disculpen las molestias y un saludo a todos los que han contribuido con su esfuerzo a mantener en pie este site fotográfico, que no creo que sea ningún chiringuito fotográfico.

  5. jose manuel serrano esparza dice:

    Perdón, en mi anterior peñazo de post, donde escribí

    ya que además, a mayor número de píxels las exigencias para la perfección de los objetivos y que sinergicen con los sensores serán mucho mayores.

    quise decir:

    ya que además, a mayor número de megapixels las exigencias para la perfección óptica de los objetivos y que sinergicen con los sensores serán mucho mayores.

    Por otra parte, en el párrafo donde escribí:

    Pero los comentarios escritos por Sito (sin menoscabo alguno de otros habituales comentaristas como Atsier Esparza, Nikol 2011, Germán Pierre, Gulllermo Luijk, matías, potito, Manuel C. Cid, amaia, indignao, Miquel, j. marior, zas, Ramón, Jesús Joglar, Nicolás, Panorámicas Aéreas, zochem, Félix, Iñigo, Mattercore, Carlos Giner, Francesc Xavier, Israel Moya, Joan, Sergio. Juan S. Calventus, Antonio Manuel, Francis, el añorado Sergeant Blops, y muchos otros que han contribuido desde hace mucho tiempo a encofrar fotochismes.com) son muchísimo más valiosos y meritorios,realizados por alguien que tiene mucho criterio y experiencia.

    quise decir:

    Pero los comentarios escritos por Sito (sin menoscabo alguno de otros habituales destacados comentaristas como Atsier Esparza, Nikol 2011, Germán Pierre, Gulllermo Luijk, matías, potito, Manuel C. Cid, amaia, indignao, Miquel, j. marior, zas, Ramón, Jesús Joglar, Nicolás, Panorámicas Aéreas, zochem, Félix, Iñigo, Mattercore, Carlos Giner, Francesc Xavier, Israel Moya, Joan, Sergio. Juan S. Calventus, Antonio Manuel, Francis, el añorado Sergeant Blops, y muchos otros que han contribuido desde hace mucho tiempo a encofrar fotochismes.com) son muy meritorios,realizados por alguien que tiene mucho criterio y mucha experiencia.

    Fruto del cansancio, me confundía al escribir. No fue mi intención en absoluto dar a entender que los demás comentaristas no tengan criterioni experiencia.

    Perdonen de nuevo las molestias

    • Joan D dice:

      Tú serás un “fotografo malo de cojones” como te autodefines, pero de lo que sí, sin duda eres, es un apasionado de la fotografia. Por eso te expreso mi más sincera admiración y respeto. Y, a buen seguro, que haces magníficas fotos. Un saludo.

    • Sito Garcia dice:

      Gracias sinceras, Jose Manuel…
      Gracias, no por coincidir conmigo o por tu sincero alegato, eso a fin de cuentas es relativamente intrascendente.

      Mis gracias, son por compartir todo ese conocimiento que has acumulado con todos nosotros. Es cierto que no nos conocemos, pero desde hace años y de la mano de Javier Izquierdo he podido tener constancia de tu ingente labor documental y de investigación que sólo pueden ser el fruto de un sincero amor a la fotografía, a su historia, a sus chismes y herramientas, al trabajo de los grandes y pequeños pioneros que entendieron la capacidad de la herramienta fotográfica para poder explicarnos historias irrefutablemente ciertas, porciones de verdades compartidas en soporte analógico, y del que tú eres uno de sus más apasionados estudiosos.

      Y como bien dices, es lo que hace grande esta pequeña página sobre fotografía que meritoriamente Adolfo ha construído con rigor, tesón y muchįsima generosidad, donde se concentran innumerables contertulios para charlar sobre lo fotográfico y que es un verdadero placer leer de cuando en cuando.

      Estuve seco con Santiago, es cierto, tan cierto como innecesario, porque las formas en ocasiones te pueden restar la credibilidad y empatía que necesitan tus ideas para ser observadas con respeto. Me disculpo por ello.

      Todos tenemos nuestra particular misión, la mia en fotochismes ha sido intentar dar soporte y aliento al gran Adolfo, la de facilitar un espacio de debate y charla como consumidores inteligentes, más allá del caminito que nos tienen trazados las grandes corporaciones o los impulsos consumistas. Participo con el ánimo de ayudar y de aprender, participo con la intención de obviar mis preferencias y analizar intrinsecamente lo que cada una de esas herramientas nos aporta. Pero al final, es sólo mi opinión, tan autorizada como la de cualquiera de vosotros.

      Un abrazo sincero y gracias por estar ahí.

      • nikol2011 dice:

        Estamos aquí, y si bien es cierto que estuviste una temporada “huido” ( lo entrecomillo, pues se la amistad que os une y a nivel personal) del foro. Adolfo puede dar fe, que mediante correo, yo al menos fuí uno de los que a buen seguro te echaron mucho de menos, se lo hice ver a El. Intuía ya casi desde el principio ( como le comenté, que hiciese lo posible porque estuvieras aquí), que tu no eras un simple fotógrafo, se podía “oler” a través del monitor.

        Un saludo.

  6. luis dice:

    me tome el cafelito leyendo tu post,muy interesante compañero un abrazo¡

  7. Francesc Xavier dice:

    Interesante comentario-ladrillo el del Sr.Serrano. He aprendido un poco de historia de la fotografia. Añado además, mi acuerdo en la afirmación que todas las marcas hoy en dia hacen fotografia de una calidad notabilissima. El decantarse por una u otra opción depende de varios factores personals/circunstanciales, independemente de que la D810 sea comparativamente la que aporte un poco o más de calidad. Vamos que se compre lo que se compre, antes se queda corto el “fotografo” que el equipo.
    Saludos a todos.

  8. Curiojo dice:

    Gracias José Manuel, mucho conocimiento en tu comentario. Un aporte más al excelente esfuerzo y cariño que Adolfo le pone a este su blog y en el que la Peña se sirve para enriquecer nuestra afición fotográfica (inquietud como la llama la casa).

    Partiendo del resabio que dice “para gustos, los colores”, desde hace tiempo he venido llegando a la misma conclusión de que cada fabricante tiene calidad de sobra, pero la diferencia está en el rendimiento estético de la imagen.

    Ya en mis tiempos Olympicos conocía que una de las razones por la que su motor jpg era tan apreciado era por la inmensa cantidad de imágenes con la que lo alimentaban para lograr el mejor resultado posible según las circunstancias. Y al día de hoy son pioneros en sus buques insignias (EM1 – PenF) con una función que permite ajustar parámetros de color a un nivel tan preciso y sobre la marcha (con el ojo en el visor), lo cual es no menos que interesante.

    De Nikon, como lo comenté hace unos días en otra entrada, coincido contigo en que su know how (así como el de Fuji y Pentax) le ha permitido exprimir funcionalidades en los sensores Sony que ésta logra superarlas con una evolución tecnológica posterior.

    Pero, en general, todas las cámaras de última generación de cada fabricante brindan una calidad de imagen soberbia, y me atrevo a decir que ahora la cuestión está es en cuál es el rendimiento (acabado) que más te agrada, cuestión que los fabricantes seguramente querrán evitar pues allí ya no serían sus departamentos power point-makers los que darían la pauta del desarrollo sino los usuarios, cosa muy difícil de uniformizar sin riesgos de renunciar a determinados potenciales clientes.

    Saludos.

  9. Santiago dice:

    Buenas noches grupo,

    Pienso que tan respetable son los comentarios y las opiniones de Atsier Esparza, Nikol 2011, Germán Pierre, Gulllermo Luijk, matías, potito, Manuel C. Cid, amaia, indignao, Miquel, j. marior, zas, Ramón, Jesús Joglar, Nicolás, Panorámicas Aéreas, zochem, Félix, Iñigo, Mattercore, Carlos Giner, Francesc Xavier, Israel Moya, Joan, Sergio. Juan S. Calventus, Antonio Manuel, Francis, el añorado Sergeant Blops, y muchos otros.

    Igual que pienso que mis comentarios u opiniones deben ser también respetables. Pienso que la frase “No has entendido nada, macho.” deja bastante que desear.

    Desde mi punto de vista, y hay realizadas muchas reviews ya, la Canon 5D Mark IV es la mejor camara Full Frame hasta la fecha (quitando a los buques insignia de Canon y Nikon). Es una camara redonda muy válida para cualquier disciplina y mucho mejor y con más calidad que la Nikon D810.

    Es mi opinión y mi punto de vista. Está claro que otras personas pueden tener otra opinión y otro punto de vista, pero no por eso no tiene que enterarse de nada.

    Buenas noches y buena luz,

    Santi.

    • Sito Garcia dice:

      El no has entendido nada, iba por la relación de Adolfo con Canon, y no por mi comentario sobre la D810… pero en fin.

      Creo que el primer interesado, en que Canon sacase un producto espléndido, excelso o redondo es el dueño de esta página, del que podría apostar que se ha dejado las pestañas en todas esas “reviews” a las que haces referencia.

      De hecho, yo mismo, habría dado palmas con las orejas de verlo feliz, a él o cualquier otro fotógrafo con un montón de lentes Canon y ganas de tener un herramienta competitiva.

      A río revuelto, ganancia de pescadores.

      Como consumidores nos interesa la competencia activa, incluso encarnizada; competencia que se traduce en mejores productos y a mejor precio. Se traduce en una menor especulación con los tempos de amortización de I+D y que a la postre acaban por ponernos en las manos mejores herramientas con cada actualización física o de firmware. Se traduce en reducir tentaciones obsolescentes, aunque con esto del carrete digital la propia dinámica de lanzamientos relega el plazo de amortización por debajo de los 5 años.

      Y 5 años largos son los que han pasado desde el lanzamiento de la D800, que a dįa de hoy sigue estando 4 puntos por encima de la 5dmkIV en DxO, con su filtro de paso bajo y todo. En el 2012, responsables de la marca en Europa me confesaron que tardarían años en igualar la D800, y no pensaban sólo en el sensor, tenían perfectamente claro que los zooms L principales de la marca e incluso muchas de sus ópticas fijas no daban la talla, lo que obligaba a una renovación integral, un cambio de piel que como consumidor iba a tener que asumir y costear. Y asī sucedió… un largo via crucis repleto de egos heridos, a pesar de los balances financieros.

      Curiosamente, el parque óptico de Nikon había sido capaz de aguantar el tipo bajo esos 36 mp, y sorprender a todo el mundo. De entrada clarifica muchas cosas, como lo clarifica empezar a ver movimientos desesperados por parte de Canon, cocinando el propio RAW hasta el absurdo con la intención de encontrar atajos donde no los hay.

      Competir implica satisfacer al consumidor, conquistarlo y seducirlo… a ser posible bajo la clásica premisa, just in size, just in price and just in time. Pero admitirás que Canon llega cuando menos tarde, llega pasadita de precio y cualitativamente justita vs sus competidores (en la posicisión 16 de DxO para ser exactos)

      Oye suficiente para hacer fotones sin parar, en especial si llevas años esperando que se pongan las pilas, y tras pagar el sucedáneo de cangrejo a precio de caviar beluga. Enhorabuena a los que os atrevéis a apostolizar con una marca, y por desgracia hacerlo sin cobrar, pero cuando menos sería bueno entender que Canon tiene mucha responsabilidad en que muchos de sus fieles usuarios se hayan sentido olvidados, centrando esfuerzos en cámaras de cine de dudosa rentabilidad, en vez de dejarse la piel en uno de sus pilares principales, y todo eso bajo una obscena escena de largos años donde Canon se miraba desnuda frente al espejo orgullosa de haberse conocido, cuando la imagen reflejada era tan obsoleta como narcisista.

      Ojalá esta 5dmkIV sea el principio de algo grande y competitivo, ojalá puedan volver a dar un golpe en la mesa, como hicieron con la 1dsmkII o la 5dmkII en su dīa, y aunque no lo creas me haría muchísima ilusión.

      Hasta entonces, en serio, no hace falta hacerse trampas jugando al solitario, no? Con intentar hacer huenas fotos, bastará…

      Un saludo

      • Santiago dice:

        Buenas tardes Sito García,

        En tus apreciaciones comentas los análisis de DxO, los cuales hacen referencia al sensor. Pero no debemos olvidar que una cámara no es solo su sensor (están su sistema de enfoque, su sistema de medición, etc etc).

        Las cámaras que comentas son de años atrás con respecto a la 5D Mark IV, concretamente: la D800 de 2012 y la D810 de 2014.

        Según tu criterio y tu experiencia, que como han comentado otros compañeros es muy extensa, ¿cuál sería tu recomendación fundamentada para adquirir a fecha de hoy (1 de agosto de 2017) una Full Frame para las diferentes disciplinas fotograficas sin tenernos que gastar 5000/6000 €?

        Muchas gracias y un saludo.

        Santiago.

  10. ISRAEL MOYA dice:

    Corto y preciso, muy bien Santiago.

  11. jose manuel serrano esparza dice:

    Santiago, disculpa en lo tocante a mí si en algún momento he podido molestarte con lo que escribí. De verdad que no era mi intención, sino sobre todo intentar aportar mi granito de arena y mi opinión sobre lo que decía Sito, que sigo pensando que tiene razón, como tampoco era mi intención en absoluto el dar a entender que las opiniones de los demás participantes no fueran tan respetables como las de Sito. ¡Estaría bueno!
    Por supuesto que todas las opiniones son respetables y valorables, ya que todas ellas implican un esfuerzo de utilizar un tiempo propio, pensar lo que se va a escribir, leer los comentarios previos sobre el tema que se trate, escribir el texto de lo que se envía y muchas cosas más.

    Un esfuerzo colectivo que tengo la absoluta certeza que es lo que Adolfo, costalero blogosférico donde los haya, más valora.

    Bueno, perdonar de nuevo el que haya entrado, creo que ya he intervenido demasiado.

    Un cordial saludo a todos

  12. ruben dice:

    No puedo estar en más desacuerdo con Santiago. Todas las cámaras en condiciones optimas hacen buenas fotos, pero cuando la cosa se pone seria canon esta a años luz de nikon. Por circunstancias profesionales he trabajado con los dos sistemas y el AF de canon en situaciones de poca luz es bastante mejorable por ponerte un ejemplo. Si hablamos de rescatar sombras ya ni te cuento. Podría enumerarte unas cuantas más pero no estoy aquí para convencer a nadie sino para dar mi opinión basada en la experiencia.

    Saludos
    R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *