La inclasificable y díscola maquinita.

La Canon EOS 77D es una reflex ligera y de contenidas dimensiones, fiable tanto en enfoque como en calidad de imagen, con buena conectividad como cabe esperar en una cámara actual y que, junto al 18-135, se convierte en un conjunto todoterreno muy versátil, capaz de ofrecer buenas prestaciones en gran variedad de situaciones, desde angular hasta teleobjetivo.

  • ¿ Quien puede haber escrito algo así en sus conclusiones ?
  • Pues Isaac Sebastián
  • ¿ Y estamos de acuerdo con él ?
  • Ah, pues eso ya cada cual es muy suyo de opinar lo que quiera.

Lo único que voy a añadir es que la 77D ha sido una cámara rara desde que nació. Se sitúa entre la 800D y la 80D, pero hay que cogerse las especificaciones y los precios de las tres y pasarse un buen rato para elegir la que más nos conviene. Ostras, que lío.

Corolario: el cielo confunda al Sr.Canon y a toda su descendencia por toda la eternidad por torearnos a todos los canonistas desde el año 2007 en que Nikon sacó la D300 y la D3 y las Canon empezaron su declive, que aún sigue por los siglos de los siglos, no amén.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *