Seguro que os gustará, al menos como divertimento para un caluroso domingo en plena canícula.

Se puede estar más o menos de acuerdo con cada predicción, pero es muy posible que el ponente tenga bastante razón.

Yo ya me veo a las futuras generaciones con un puerto USB en el cerebro, justo detrás de la oreja donde quedará disimulado.

Usado de salida servirá para registrar todo lo visto, y usado de entrada para que veamos lo que otros han visto. Con Wi-Fi incorporado ya sería una pasada.

Señor, que cruz, pero que cruz ………………………..

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *