– logo –

Esta es una asignatura que sé hace mucho tiempo tenía pendiente con vosotros. Ya sabéis que hace mucho estaba buscando un portátil decente para fotografía. Lo quería para poder llevarlo a todas partes y revelas mis fotos in situ, sobre todo cuando estoy en mis queridas montañas. El Sr.Adobe y sus secuaces se encargó de matar de obsolescencia a mi antiguo Sony Vaio.

La búsqueda empezó en 2015 y se prolongó hasta junio del 2016 en que compré mi portátil. En la búsqueda tuvo mucho que ver mi amigo Hugo Rodríguez quien también tenía que renovar el suyo. Al final él compró el mismo modelo, con la diferencia que el suyo es de 15” y el mío de 17”: yo no lo necesitaba portátil sino solo transportable, y acostumbrado como estaba a un Sony Vaio de 17” no quería menos, pues además el Sony tiene una relación de aspecto de 16:10 y el nuevo la tiene de 16:9, con lo que la pantalla es más pequeña.

Omito malévolamente hasta el final la marca y modelo escogido solo para darle morbo a la cosa. Solo os diré que tiene una pantalla 4K de muy alto nivel con una reproducción de color muy fiel y capaz del 100% del Adobe RGB.

Ahí se han acabado las buenas noticias.

Naturalmente, el ordenata venía con ese virus informático de probada malignidad e inútil sobrepeso que todos conocemos como Windows 10. Si, yo nunca he sido Applemaníaco y ya tengo muchos años para cambiar, porque entre otras cosas soy muy torpe para todos estos temas.

Pues bien, inocente como soy, pensaba instalar todos los programas que normalmente usaba en mi anterior ordenador en el nuevo y os puedo asegurar que la mezcla de una pantalla 4K, con el Windows 10, y con los programas antiguos es una mezcla letal que me quitó el sueño durante varios meses y lo creáis o no hizo que en multitud de ocasiones estuviera a punto de tirarlo por la ventana, y no es literal, es totalmente real. Mi salud mental estuvo en juego.

La mayoría del software no se dejaba instalar, los programas que lo hacían no se veían bien, y algunos de ellos producían reinicios espontáneos que hacían que el equipo fuera prácticamente inutilizable. Solo lo último y lo nuevo funcionaba y se veía bien, aunque no todo, y cualquier cosa que tuviera ya algunos años o no funcionaba o era un tormento trabajar con ello.

Nos os pienso llorar más. Os he contado que lo compré en junio del 2016 y ha pasado ya casi año y medio. Después de un trabajo muy arduo que me ha costado la misma vida estoy en una situación más o menos estable.

Una de las cosas que me ha sacado de quicio durante más de un año han sido los poltergueis continuos que producían los softwares de supervisión del propio fabricante que vienen por defecto en la instalación y que yo no me he atrevido a eliminar porque realmente no se que hacen. ¿ Os podéis creer que durante más de un año no he podido reiniciar el portátil, sino solo apagarlo ? Supongo que ya sabéis que en Windows 10 no es lo mismo: el apagado guarda configuraciones y variables para posibilitar un arranque más rápido, y el el reinicio se inicia desde cero y lo verifica todo.

Un equipo como este, por el precio que tiene (del que luego hablaré), tiene una garantía muy amplia y tienes derecho a que un técnico capacitado (se supone) venga a tu casa y te solucione el problema, ya sea software o hardware. En mi caso han venido dos veces y en ambos casos confesaron que no tenían ni idea de lo que pasaba y que el consejo es que reinstalara todo el sistema operativo y empezara de nuevo. Ante la pregunta a los supuestos sabios de que softwares, drivers, y demás debía instalar y en qué orden saqué la impresión de que “madrecita que me quede como estoy” y no hice ni he hecho nada.

Con mucho miedo he ido anulando (no desinstalando) la mayoría de los software de supervisión y otras cosas que el fabricante instaló por defecto, y al final he conseguido que el ordenador sea estable. Desde hace unos meses no me da ningún problema, puedo instalar cosas nuevas y reiniciar sin que pase nada raro. Pero ya digo, no se si esa es la situación buena, o simplemente estoy ahora en la calma del ojo del huracán. Solo digo que por ahora va bien, revelo los RAW perfectamente, y se ve de maravilla porque además me lo calibró mi amigo Hugo.

Bueno, y ya está. Ahora viene la revelación, y después el chiste:

La revelación:

El artilugio y configuración resumida es este/esta:

  • Estación de trabajo portátil Dell Precision 7710
  • Procesador Intel® Core™ i7-6820HQ
  • Memoria DDR4 de 16 GB (2 x 8 GB) a 2133 MHz
  • Pantalla Ultra HD (3840 x 2160) UltraSharp™ antirreflectante con ángulo de visión ancho, retroiluminación LED y tecnología IGZO de 17,3″ con cámara y micrófono – esta es la buena.
  • Windows 10 Pro (64 bits)

El chiste:

Por ser Dell quien es, por ser de 17”, por tener la mejor pantalla de esos tiempos (hace 17 meses) y porque en Dell tienen más cara que espalda, me pidieron 3.500 euros por él.

Sé que es una salvajada, una barbaridad, una inmoralidad, un pecado mortal, y comprendo que la mayoría de vosotros me neguéis el saludo a partir de ahora. Yo solo puedo argumentar en mi defensa que era una cosa que necesitaba y además me hacía mucha ilusión, así que cerré los ojos, lo hablé con mi mujer, y ella, que nunca me niega nada, me dijo que adelante. Pensad que yo entonces pensaba que con semejante Rolls Royce no iba a tener ningún problema, todo iría de maravilla y jamás me arrepentiría de nada. Que distinto ha sido todo al final.

  • Corolario:

Después de este calvario de instalación, programas y configuración que casi acaba conmigo puede decir, con los dedos cruzados, que ahora estoy muy contento con él, pues fotográficamente hablando es una maravilla. Espero que dure así muchos años. Amén.

Y ya está, ahora si que se acabó. Ya he saldado la primera deuda que tenía con todos vosotros.

Nota tonta:

Os ruego que no me preguntéis si lo recomendaría. Estoy seguro que a la velocidad que van estas cosas hoy en día hay cosas similares por precios mucho más asequibles, o por lo menos no tan inmorales. Nos costó mucho encontrarlo, me pasé casi un año mandando e-mails a casi todos los fabricantes, y el encontrar un portátil con pantalla buena incorporada se convirtió en una tarea prácticamente imposible. Al final encontramos este, y por eso me lo quedé a pesar de su precio. No tengo más vicios que la fotografía.

Nota más tonta aún:

Os debo tres relatos más, alguno de ellos apasionante. Cuando tenga tiempo os lo cuento. Prometido.

  1. El relevo de mi veterana Canon EOS 5D Mark II.
  2. La interminable y triste historia del Canon EF 24-70F2,8L II (apasionante e inacabada).
  3. El descubrimiento del Canon EF 24-70F4 L IS.

To be continued……………………….

Tagged with:
 

11 Responses to Mi ordenata portátil fotográfico: una deuda que tenía con vosotros desde hace mucho tiempo.

  1. Mattercore dice:

    Menudo portátil te gastas, ya quisiera tener uno así.Creo entender lo que has sufrido, hace poco me compré un monitor 4K de 28″con 10 bits para mi PC de sobremesa, no es que sea lo más, pero las fotos de mi A6000 se ven de escándalo. Eso si, el problema, y ahí es dónde creo que coincidimos reside más en los programas veteranos, no tanto por el propio S.O (a mi Windows 10 me gusta cómo funciona) el re-escalo que no se ajusta a la resolución, dejando una fuentes muy pequeñas o lineas imposibles de ver con tanta densidad de piexeles. Hoy en día creo que se ha solventando en casi el 100% de Soft que uso. Sin embargo con el Capture One 10 jamás tuve problemas, y con el Photoshop tampoco. Supongo que nos adelantamos a nuestro tiempo. Gracias por compartir.

  2. visto dice:

    Me alegro mucho que hayas solucionado tus problemas . En mi caso , que soy +/- de tu edad ( creo , 63 ) harto de los problemas de windows , su difícil comportamiento con las actualizaciones de software no Microsoft , las necesidades de anti virus , etc ,me arme de valor y cambie a Mac , ya se que no es lo tuyo ,pero nunca en los últimos 6 años he tenido un problema, el funcionamiento de OS y su adaptación inmediata a cualquier cambio de software externo es fantástico sea nuevo o antiguo ,no se bloquea , no se apaga, no necesita pagar cada año anti virus ,etc .
    También tengo una ultra hd de Dell y la relación precio calidad la encuentro muy buena

  3. zochem dice:

    Quizá el tamaño mínimo óptimo para un monitor Acer 4k sea de 32 o 34 pulgadas. Tengo uno de 27 a 90/100 cm de distancia, las fuentes de Windows las tengo escaladas al 225 %, también en Firefox he recurrido a un complemento para ajustar las fuentes del menú.

    En mi LG de 22″ en FullHD no veía pixelación, tenía la misma profundidad de color, 10 bits, 100% sRGB y la calibración no presentó ningún problema. Con el 4K he cambiado el tamaño de visualización ganando algo en detalle pero no veo la diferencia de calidad tan notoria como para disparar cohetes. Ni un cohete 🙂

    Faltan algunos añitos para que el 4K sea estándard.

    El bloatware, que suele acompañar a los equipos de marca, hay que arrancarlo de cuajo. Exterminarlo mediante formateo y nueva instalación limpia de Windows 10. Pero si te funciona y no tienes a mano un pringao how-to, lo mejor es dejarlo como está.

    Antivirus y antimalware, obligatorios.

    Respecto a problemas, ojo, da igual Windows, Mac, Linux… todos pueden darlo, no son exclusvos de ninguno, sobre todo si no sabes bien por donde andas.

  4. potito dice:

    Yo soy de los que van a pelo. Considero que los antivirus dan mas follón del que quitan. Durante bastantes (demasiados) años curré llevando el mantenimiento de los ordenadores de una empresa y aprendí que lo mas practico es, despues de instalar el sistema y los programas, dejar un tiempo prudencial para asegurarte que no falta nada y que todo está en su sitio, entonces haces una copia del sitema (suponiendo que has instalado todo en la particion del sistema y guardas tus datos/fotos en otra) y guardas esta imagen en otra particion (o la de datos) o incluso en una unidad externa. El día que tu pc se ponga tonto, 10 minutos y a currar. Instalar y configurar un pc es un rollo interminable, si crees que el tuyo está en un monento dulce, hazla.

    Pedazo de pepino ese portatil!!!

  5. Sergio dice:

    Adolfo, justo cuando nos desvelas el misterio que al menos yo llevaba meses y meses esperando… no planteas no uno sino dos más grandes!!! A ver que ocurre con ese 24-70 ii y tu infidelidad con el f4 (que como dije en otro past es fantástico en mi opinión). me pica la curiosidad cual garrapata de albergue…

  6. Javier dice:

    Lo de Windows 10 no me extraña en absoluto. Sigo con W7 y rechacé la oferta del 10, cuando algo es gratis el coste viene por otro lado.

    Estoy intrigado por la historia del 24-70.

    Otra cuestión que también me intriga, sin ánimo de crear polémica, si te gusta el paisaje, la definición, sabiendo ahora el equipo informático que tienes, por qué elegiste la 5DIV sobre la 5DSR ?

    Saludos.

  7. rafael dice:

    Hola Adolfo,
    Muy buena pinta ese portatil que gastas. Yo ando en similar tesitura. Tengo en casa un imac de 21″ que realmente nunca ha ido lo fino que esperaba de un mac. Estoy por gastarme un poco y meterle disco ssd que seguro mejorará el asunto.
    Pero la falta de portabilidad me está haciendo pensarme el largarlo y pillar un portatil. Además tengo en casa una pantalla Dell ultrasharp de 25″ que haría el complemento perfecto.
    La verdad, estoy entre el dell xps 15″ con pantalla 4k y el Macbook pro (mas el primero que el segundo).
    Podrías decirme como de bien o de mal viene calibrada la pantalla del portatil Dell?
    Mi experiencia es 0 en ese campo y quiero saber si me veré forzado a calibrar o puede pasar sin ella.

    Un saludo

    • visto dice:

      Tengo un pro con pantalla de retina y desde luego con memoria ssd , impecable comportamiento.
      El mayor precio viene compensado a lo largo del tiempo por el coste de anti virus sin contaron la continua actuación del sistema OS

  8. Foto dice:

    Naturalmente, el ordenata venía con ese virus informático de probada malignidad e inútil sobrepeso que todos conocemos como Windows 10.

    Esto me chirría un poco. Creo que el problema es de Dell, W10 es un SO bastante bueno.

  9. zas dice:

    A disfrutar.
    PD, espero que estas deudas que estas saldando, no signifiquen algo malo… 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *