Siempre a tiro, pero con la Sony.

Hombre, no es una prueba seria y al uso, pero algunas cosas si que se ven.

Las cámaras que había detrás de estos mastodontes han sido la Canon EOS 5DS-R y la Nikon D850, sin embargo la ganadora, al menos para bichitos altamente móviles, ha sido la Sony Alfa 7R III Metaboneada con la versión IV de su anillo prodigioso.

¿ Oído cocina ?

La paliza completa, incluida la prueba de fuerza, está en este video de 10 minutos.

  • Los responsables de esta tortura están agazapados detrás de Imaging Resource
Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *