El hombre: 4,59 seg

La máquina N-1: 0,637 seg.

La máquina N: 0,38 seg.

Yo: 44 años, 245 días, 8 horas, 24 minutos, y aún sigo.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.