¿ Pero quien me manda a mi meterme en este lío a mis años ? Juro por lo más sagrado que nunca más.

El pasado día 19 os intentaba justificar el parón del blog motivado porque el gerente, director general y consejero delegado de “Fotochismes Sociedad Unipersonal” iba a estar ocupado en una reforma casera que debería haber sido muy fácil: Ftc 19-3-2018

Como veo que la cosa se puede prolongar mucho más de lo que yo hubiera deseado, más que nada porque uno tiene una edad y ya no estoy para estos trotes, y también por puro morbo y para que tengáis una cumplida prueba de vida, voy a mantener este artículo en la cabecera del blog declarando las actividades que me voy encontrando en esta ardua tarea y las fases de su cumplimiento. Así podréis valorar si Fotochismes volverá a estar activo para el verano, o incluso con suerte para un poco antes.

Lo primero es agradecer a Guille (Guillermo desde Irlanda) el mantener el honor de blog con sus interesantes entradas. De verdad muchísimas gracias en nombre mío y de La Peña. Por ahora eres el único que ha usado el “usuario colaborador” que creé precisamente para eso. Mucho ánimo a ti, y también a los demás potenciales colaboradores. Ya veis que no es necesario escribir grandes parrafadas. Con dos palabras, un enlace y alguna que otra imagen, ya está montado un artículo.

Y ahora ya si, voy a poner los capítulos de esta historia interminable y a señalar la cumplimentación de etapas. En mi desagravio cabe apuntar que esta semana  de pasión (y nunca mejor empleado el término) tengo tres visitas médicas programadas que me impiden dedicarme al asunto a tiempo completo, cosa que de paso agradezco pues mi cuerpo serrano no lo hubiera aguantado. Jamás hubiera creído el trabajo que hay detrás de cada una de estas líneas.

Deberes hechos y deberes por hacer:

Hecho:

  • Ir a buscar los nuevos muebles a Ikea
  • Ir a buscar el material de pintura a la tienda de la esquina.
  • Vaciar los mueves actuales de libros y cacharros de todo tipo desparramándolos por toda la casa.
  • Desmontar los muebles actuales y sacarlos de la habitación.
  • Montarlos en otro lugar provisional y llenarlos otra vez para poder moverse por la casa.
  • Canalizar con regletas los montones de cables que había desperdigados.
  • Preparar paredes y techo: enmasillar grietas y agujeros, lijar, limpiar, poner cinta de carrocero, etc…
  • Pintar con imprimación los tubos de cobre de la calefacción central recién puestos.
  • Primera mano de pintura blanca al techo (el yeso original no pintado nunca chupa como una esponja).
  • Primera mano de pintura blanca a las paredes.
  • Segunda mano (y definitiva) de pintura blanca al techo.
  • Segunda mano de pintura blanca a las paredes.
  • Primera y única mano de color a las paredes (el techo queda blanco).
  • Pintar con esmalte del mismo color los tubos de cobre de la calefacción.
  • Limpiar con esmero los marcos de ventana y puerta
  • Limpiar y fregar el suelo hasta dejarlo inmaculado.
  • Montar mueble 1 de Ikea colgándolo bien nivelado en su lugar
  • Montar mueble 2 de Ikea adaptándolos a suelo, paredes y radiador de la calefacción.
  • Montar mueble 3 de Ikea.
  • Montar mueble 4 de Ikea adaptándolos a suelo y paredes e incluir el mueble 3 dentro.
  • Vaciar los muebles que ya había y que ahora están en sitios provisionales volviendo a desparramar por toda la casa libros y cacharros de todo tipo.
  • Desmontar, trasladar y volver a montar en su sitio los muebles que ya había en la habitación aprovechando para limpiarlos a fondo.
  • Aprovechar para “filtrar” y mandar a reciclado los cachivaches inútiles que siempre se almacenan, antes de volver a ponerlos en los muebles.

Pendiente:

Actualización final:

Esto que queda tiende en tiempo asintóticamente a infinito, así que mejor dejo de dar la paliza y saco este artículo de la cabecera del blog. Por cierto si la cosa tiene una tendencia como la que he dicho resulta que al último punto, al de descansar, llegaré en tiempo infinito, lo cual tiene dos posibles explicaciones

  • O la vida después de la vida existe y es eterna tal como sostienen algunas religiones y ppor tanto la satisfacción del deber cumplido no se da en esta vida sino en la otra.
  • O bien mañana mismo la medicina moderna biomolecular saca una especie de viagra rosa que sea capaz de rejuvenecernos y prolongar la vida por tiempo ilimitado de forma que nos de tiempo a descansar en esta vida sin esperar a la otra.

¿ Véis como esta pequeña obra me ha afectado más de lo que parece ?

  • Poner los complementos como luminarias, cuadros, fotos y demás chorradas.
  • Hacer un “filtrado potente” (con envío también a reciclado) de todo lo que estaba antes tirado por el suelo y ahora debe acabar en los nuevos muebles. Se trata de no guardar cosas inútiles, aunque queda claro que una cosa inútil es cualquier artilugio que no has usado en años o incluso que no sabes que guardas, pero que te hace falta justo el día después de haberlo tirado.
  • Ir llenando con cordura, sentido común, y gusto todo el renovado espacio de trabajo, pero eso ya no es labor de un día. Se va haciendo poco a poco.
  • Y finalmente descansar, descansar, descansar y descansar ………………

Después de toda esta paliza que describe como una proeza aquello que no es más que una chapucilla y que los pintores profesionales que se dedican a esto igual lo hubieran acabado en un par de días, creo que os merecéis por lo menos dos cosas, y por tanto, puedo prometer y prometo lo siguiente:

  • Que cuando la cosa tenga ya cara y ojos os pondré una foto de cómo ha quedado.
  • Que la susodicha foto la haré, como está mandado, con un telefonillo uniéndome así al común de los mortales. Será mi primera foto telefonillera, os lo juro. Todo lo que he hecho hasta ahora con mi iPhone 6 (regalado) ha sido usarlo de escáner barato de documentos.

Y sin más temas que tratar se disuelve esta tontería y reemprendo la tarea de “corre, ve y dile” (“influencerless” en lenguaje culto) con el deseo de que no os hayáis olvidado de mi.

Gracias por vuestra comprensión y paciencia, y mucha salud para todos.

Adolfo.

Conclyusión: Como muy bien dijo el gran hombre de los “hilitos de plastilina ” y otras cosas: nunca maix. Lo juro.

Tagged with:
 

7 Responses to Paro del Blog: crónica de una reforma casera que tenía que ser muy fácil – por puro morbo: actualización 27-3-2018 @ 7:30 PM.

  1. Manuel C. Cid dice:

    Animo, “esto está chupao”!!!.

  2. Breixo dice:

    🙂
    Pobre… mucho ánimo.

  3. JUAN CARLOS dice:

    Seguro que todo te irá bien, eres puntiagudo en las cámaras, también lo serás en los chapuces…je je

  4. potito dice:

    Eso de las reformas es malísimo. Empiezas tirando de un padrastro y acabas despellejandote entero !!!

  5. Breixo dice:

    Me acordé de este libro que leí hace mucho tiempo… es del dúo Gomaespuma. Cuando termines la reforma te puedes echar unas risas, ya “a toro pasado”
    😉

    https://www.fnac.es/a90253/Gomaespuma-Quien-me-mandaria-meterme-en-obras

  6. cob dice:

    A mí me apetece ver una foto de cómo está ahora… jjjj!
    Ánimo Adolfo. Como dice Manuel C. Cid, eso está chupao.

  7. Mermadon dice:

    Ánimo que en cuatro raticos y con cuatro ladrillicos y un poco de escayola y lo tienes hecho.
    Lo dicho; que sea breve esa reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *