5

El problema de la “Curvatura de Foco” en el Canon EOS 24-70F2,8L

Los que me seguís habitualmente ya sabréis que principalmente me gusta la foto de paisaje, y sabréis también que utilizo la Canon 5DMark II con el EOS 24-70F2,8L para hacer este tipo de fotografía.

Paisaje otoñal: 5DMK2 + 24-70F2,8L

También sabréis que el conjunto no me hace particularmente feliz, sobre todo porque considero que el objetivo no está a la altura de los sensores FF de alta resolución de Canon, como el 21 Mpixels de la 5DMark II.

Sabréis también, porque lo he contado aquí en alguna ocasión, que el problema de “front o back focus” es difícilmente solucionable con el microajuste AF que lleva la 5DMkark II, por el simple hecho de que el comportamiento varía con la distancia del plano enfocado y también, aunque menos, con la focal. Yo al principio hice bastantes pruebas, acabé con dolor de cabeza, y finalmente lo dejé todo a cero. Quizás no tuve la suficiente serenidad para hacerlo bien. No se.

Sabréis también, porque igualmente lo he contado aquí, que uno de los aspectos manifiestamente mejorables de la 5DMark II es su sistema de enfoque. La cámara confirma el enfoque correcto en muchas ocasiones cuando no lo es. Estos que yo llamo “falsos positivos” me han arruinado un buen número de imágenes, y con la nula ayuda que incluyen hoy en día las pantallas de enfoque, no hay manera de saber si la cámara te está engañando o no. Ya se que se puede enfocar manualmente con ayuda del “live-view”, pero salvo para situaciones excepcionales no me parece un sistema demasiado práctico.

Por último, también sabréis que considero al 24-70F2,8L un objetivo más bien “blando”. De eso también he hablado aquí alguna que otra vez. Hace ya unos 8 años que lo tengo. Lo cambié por mi anterior 28-70F2,8L que había utilizado con película durante muchos años. Me atraían mucho los 4 mm menos de focal en el extremo angular, y su menor distancia de enfoque. El cambio me salió bastante caro, y a toro pasado, creo que no fue muy acertado. Probé otra unidad del mismo modelo, y esta última iba mejor. Lo cambié otra vez, y otra vez, a toro pasado, tampoco estoy demasiado contento. Este segundo es mejor que el primero, pero tampoco es como para tirar cohetes.

Quizás, en ese momento, tenía que haberme decidido por cambiar totalmente de marca, pero no era fácil. El 24-70F2,8 de Nikon es mejor, pero la Nikon D3X, aparte de ser un “ladrillo” por tamaño y peso, estaba y está fuera de mi alcance. El Carl Zeiss T* 24-70F2,8 es todavía mejor que el Nikon, pero en aquellos tiempos Sony solo tenía la Alfa 900, y aunque estaba económicamente “a tiro”, confieso que no me atreví. Además, ¿ que hacía con los otros objetivos y material Canon que tengo: la 400D, el 70-200F4L, y el 100F2,8 Macro ?. Total, que me quedé como estaba y aquí sigo.

Bueno. Ya esta bien de “llorar”, que esto no es un culebron, y tal como está el patio (basta ver cualquier telediario, o leer cualquier periódico), el hecho de que mi equipo de paisaje no rinda como yo esperaba no debe ser el mayor de mis problemas, y muchísimo menos de los vuestros.

Este “introito”, un poco fuera de lugar, lo reconozco, no es mas que para comentaros otra de las “lindezas” que adornan a mi adorado-odiado 24-70. Se trata de la curvatura de campo o curvatura de foco, que no hay que confundir con el “focus shift” o desplazamiento de foco” que es otro concepto del que hemos hablado también aquí alguna vez.

Os lo comento en plan “culturilla”, porque siempre es bueno saber algo que no se sabe, y este es un efecto que no es muy comentado en ningún foro.

Una de las explicaciones más simples y a la vez más ilustradas que he encontrado es la que aparece en la WEB de prueba de objetivos Photozone, que yo suelo usar de referencia pues a lo largo de varios años me ha parecido de las más fiables.

En el texto de su análisis en profundidad del citado EOS 24-70F2,8L, probado con la Canon 5DMark II (precisamente mi conjunto) hace un paréntesis en sus apartados habituales para incluir una somera explicación del problema de la “field curvature”, que es particularmente acusada en este objetivo.

A continuación, para mayor comodidad vuestra, voy a hacer una traducción lo más exacta posible de lo que cuenta “Photozone”. Confío que con el texto y las imágenes de muestra se entienda bien el problema.

La curvatura de campo (Field Curvature)

Esquema del efecto de "curvatura de foco"

Supongamos una lente perfecta. El campo enfocado debería ser perfectamente plano de forma que la famosa imagen de prueba de “la pared de ladrillos” debería estar a foco, desde el centro hasta el rincón más extremo.

Además, dependiendo del diafragma elegido y debido a la profundidad de campo todavía deberíamos tener una zona correctamente enfocada por delante y por detrás del plano realmente enfocado.

Sin embargo, en la vida real, las lentes perfectas no existen. El “plano” enfocado no es realmente plano. Siempre aparece una ligera distorsión radial (que significa que es más pronunciada según nos alejamos del centro), y el enfoque se desplaza hacia el fondo, es decir, se aleja de nosotros. Normalmente, la magnitud de esta distorsión, que se llama curvatura de campo o curvatura de foco, no es demasiado significativa, pero hay algunos objetivos en que es mucho más pronunciada y, por desgracia, el Canon EF 24-70mm f/2.8 L USM es uno de ellos.

En el extremo angular del zoom, alrededor de los 24 mm, el campo de enfoque se distorsiona tanto que el resultado es que las esquinas de una imagen quedan fuera de foco cuando el centro está perfectamente enfocado.

Arriba: esquina y centro enfocando a 2 m - Abajo: esquina y centro enfocando a infinito

Hemos experimentado este problema en el laboratorio, pero también es muy evidente en fotografía normal. Por ejemplo: la escena de abajo ha sido tomada con 24mm y F10. Ahora bien, a 24 mm y a F10, debería bastar situar el enfoque cerca de infinito para que la profundidad de campo hiciera que prácticamente todos los planos de la imagen estuvieran.

Pues bien, tal como muestra el resultado, la cosa no es así. Las esquinas están totalmente borrosas, y eso a pesar del F10.

Recuerde que hemos dicho que el campo de enfoque se distorsiona hacia el fondo. Así, una posible solución sería situar el punto de enfoque en un plano más cercano al que realmente queremos enfocar. En estas condiciones los bordes de la imagen quedarán más enfocados y la profundidad de campo se encargará de que el centro se mantenga aún razonablemente enfocado. Esto es lo que se puede ver en la parte baja de la imagen, donde para hacer una foto de paisaje a infinito, se ha enfocado a dos metros.

Naturalmente, este truco solo se puede hacer a diafragmas razonablemente cerrados, para que la profundidad de campo se encargue de mantener el centro a foco, a pesar de que enfoquemos más cerca.

Como veis, este sorprendente efecto (sorprendente por su magnitud en el 24-70F2,8L) es otra de las causas que sumadas a las habituales de “front y back focus”, y errores de enfoque (o falsos positivos) en la Canon 5DMark II, me han producido más de un disgusto y a veces situaciones de verdadero desespero al llegar a casa y procesar las imágenes que con tanta ilusión había tomado en una salida o excursión.

Que le vamos a hacer. Los tiempos no están como para plantearse cambios radicales del material, así que toca ir tirando con lo que uno tiene. Como máximo, si mis plegarias, cartas, instancias, comentarios, ect… que desde este blog he dirigido al Sr.Canon, obtienen al final su recompensa y Canon acaba sacando un nuevo 24-70F2,8L II X (la X la pongo porque es la letra talismán en los últimos tiempos), y este, superado los test más exigentes, resulta finalmente un objetivo de bueno a excelente, podría plantearme ir ahorrando para hacer un nuevo, y esta vez si, definitivo cambio, pero esta vez contaré hasta 10 antes de decidirme.

Mi único consuelo es que ni con el mejor equipo del mundo sería capaz de hacer una buena foto, o lo que es lo mismo, una buena foto depende en mucha mayor medida del fotógrafo y no del equipo, y ahí ya no hay solución. Pero eso es otra historia……..

Si habéis tenido la paciencia de llegar hasta aquí, y tenéis la curiosidad de seguir martirizándoos con el “test” completo, aquí os dejo el enlace.

Photozone: EOS 24-70F2,8L con la 5DMarkII

adolfo

5 comentarios

  1. Hola Adolfo,
    esto es como todo, hay opiniones y reviews para lo que quieras encontrar.Tú seguro sabes cuáles son más fiables. No sabía ese aspecto del Sigma, sólo había leído que era mejor en casi todo. Aunque siendo Sigma seguro que depende de la unidad bastante.
    Me gustan tus post de explicaciones técnicas para poco avanzados. Enhorabuena por tu blog, sigue así.
    Saludos

    • Me alegro que te guste el “blog” y mis modestas y pequeñas aportaciones.

      Yo lo hago con toda mi ilusión y con la esperanza de que sea útil, aunque solo sea para los pocos que saben menos que yo.

      Gracias

  2. Gracias por el comentario. No sabia nada de ello, hasta que lo probé. Creía que era un problema mío, pero no. Que desastre de objetivo la verdad es que se nota bastante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.