0

Lytro – más difícil todavía – añade el cambio limitado de perspectiva después de la toma.

Una Lytro vista de lado y por detrás

Las “Lytro” siguen su camino hacia ninguna parte ofreciendo ahora, además de la ya conocida selección del plano enfocado después de la toma, la posibilidad de un cambio limitado en la perspectiva, y también después de la misma toma.

Así que no solo podremos variar el punto o el plano enfocado, sino que podremos mover también (aunque de forma muy limitada como veréis en el video-demo del enlace al pie), el punto de toma. Esto cada vez se parece más a un “holograma”, ahí es nada.

También añade lo que ellos llaman “Living Filters”, que es algo parecido a los filtros artísticos o creativos de otras muchas maquinitas. Eso ya no tiene tanta gracia.

La plasmación de la tecnología o filosofía “plenoptica” en una camarita pequeña que cuesta sobre los 400 euros es, pienso yo, la innovación fotográfica más importante de los últimos tiempos, sin embargo está ahora solo en mantillas y muy lejos de convertirse en una verdadera alternativa comercial. Es un mero ejercicio académico muy loable y de mucho merito, plasmado por ahora en un mero juguete.

Hey, que nadie me entienda mal. Yo, que un día también fui ingeniero, valoro enormemente el asunto y reconozco que para llegar a ser un producto comercial de calidad y con un cierto volumen, primero hay que empezar, y en ello están. Estos son los primeros pasos y hay que darles la enhorabuena por ello, y un poco de tiempo.

Info en “Dpreview”  y más infos en estos enlaces:

Ya hemos hablado aquí alguna vez de todo eso. Para los curiosos, aquí tenéis un poco de historia:

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.