3

Connect-Dpreview analiza más que exhaustivamente al Nokia Lumia 1020

El segundo "telefonillo" fotográfico de Nokia

Lo que más me ha gustado de este descomunal análisis que hace “Connect-Dpreview” del último telefonillo fotográfico Nokia, el Lumia 1020, ha sido su título: Do you need 41 megapixels ? Our Nokia Lumia 1020 camera review.

¿ A que está bien ?

Pues nada. Como me veo incapaz, y además no tengo ninguna gana, de resumiros esta especie de enciclopedia galáctica, os pondré aquí a modo de introducción las características del telefonillo en plan telegráfico y después la lista de enlaces a las 11 páginas del completísimo análisis.

Si la cosa os emociona, o si simplemente os puede interesar, lo tenéis fácil, a golpe de “clic”, concretamente a golpe de once “clicls”.

Key Photographic / Video Specifications

  • 41-megapixel 1/1.5-inch backside-illuminated sensor
  • F2.2 lens
  • 25mm equivalent focal length in 16:9, 27mm in 4:3
  • 2.7x downsampling digital zoom
  • Optical image stabilization
  • Manual shutter speed, focus, and ISO control
  • Xenon flash
  • 1080p 30fps video recording
  • 1.2MP F2.4 front camera
  • Panorama mode
  • Nokia Smart Camera mode
  • Nokia Pro Cam mode

Other Specifications

  • 1.5 GHz dual-core Qualcomm Snapdragon S4 Pro processor
  • Windows Phone 8
  • 4.5-inch 1280×768 (334 ppi) AMOLED display
  • 2GB RAM
  • 32GB storage
  • NFC
  • 2000MAh battery, non-removable

Hala, que disfrutéis:

adolfo

3 comentarios

  1. Hola Adolfo. Mucha gente si necesita esos 41mp. Naturalmente hablo de profesionales o incluso amateurs que quieran vender esos momentos únicos captados con la única cámara que tenían a mano. Y sólo ese hecho puede justificar semejante barbaridad… De lo contrario podría ser completamente absurdo.

    La tendencia en venta de licencias, ya sean de contenido editorial, royaltie free o rights managed, tributan al fotógrafo por el tamaño empleado por el receptor. Por tanto, si tu original es de más de 24mp tendrías acceso a vender el mayor tamaño en casi todas las agencias de distribución de contenidos digitales ye so se traduce en dinero.

    Incluso en el caso de documentalistas y fotógrafos de arte, disponer de una cámara capaz de captar tal cantidad de pixeles pegada a tu teléfono, te amplia las posibilidades para ampliar los reportajes o incluso para experimentar con localizaciones o bocetos de futuras obras. Incluso algunos fotoperiodistas usan sus teléfonos para intentar ser más invisibles y no captar la atención de los “actores” en escena.

    El factor de re-escalado o downsampling (reducción del archivo de los 41 a 20mp por ejemplo) permite obtener de este chisme una calidad muy parecida a la que se obtendría de una buena dslr, siempre y que las condiciones de luz sean razonables. De hecho creo que tiene mejor rango dinámico que algunas cámaras profesionales…

    Por tanto, guste o no, el tamaño si importa y existen un amplio nicho de personas a las cuales este gadget les puede ser de bastante utilidad, aunque sólo sea en momentos puntuales. No es una oda a hipervalorar la fotografía por estar pegada a un teléfono, pero una fotografía es una fotografía, este hecha con una rudimentaria caja oscura, con un celular de última generación o una cámara de gran formato.

    Creo que deberíamos aprender a bajar la guardia y aprender a valorar cada escena por si misma, por su calidad, por la mirada del fotógrafo, sin dar tanto énfasis al soporte (químico o digital) ni al marketing que lo acompañe, se llame telefonogram, lomogaitas o lo que sea. Creo que ya es momento para hablar sólo de fotografía y olvidarnos de casi todo lo demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.