13

Va de retoque: ¿ Una metamorfosis lícita ? Si, ¿ Honesta ? Depende.

- antes -

- después -

Encantados con el resultado.

Como casi siempre que aparecen artículos o tutoriales de este tipo siempre acabo haciéndome la misma pregunta. ¿ Esto es fotografía o ya es otra cosa ?

El resultado es realmente excelente, pero poco tiene que ver con la cosa fotografiada. ¿ Es lícita una transformación así ? Por supuesto que si. ¿ Es honesta, aunque sea solo con uno mismo ? Pues eso depende de cada uno, supongo. Para mi, no demasiado.

Bueno. De verdad que sin ningún ánimo de polémica no me he podido evitar enseñaros el antes, el después, y sobre todo la mesa o tablero de observación que utilizan los personajes de alta gama, Michael Reichmann (el observador y amo de Luminous-Landscape) y Kevin Raber (el autor y colaborador habitual de Michael) para ver una “pequeña” copia 75 x 100 cm, por cierto realizada con la Epson 9900 a partir de una foto realizada con una cámara Phase One y el respaldo IQ180 de 80 Mpixels, ahí es ná.

Hay otros mundos, pero están en este, lo que pasa que solo están al alcance de unos pocos.

Nada, nada, que siga la fiesta.

La metamorfosis

Nota tonta:

Como veis me ha salido un artículo vertical, pero el guión lo exigía, y tampoco queda demasiado mal.

adolfo

13 comentarios

  1. Buenas Adolfo, hace tiempo que no posteo porque últimamente no me queda tiempo ni para esto, pero no significa que no te lea todos los días ;). Sigue siendo una de mis páginas de referencia.

    Sin embargo hoy si veo la necesidad de hacerlo y comentar desde mi punto de vista profesional, mi opinión, completamente subjetiva, por supuesto.

    Como ya he dicho alguna vez, sobre todo me dedico a la fotografía publicitaria. Esto que muestras aquí es el pan nuestro de cada día. De hecho, a mi no me suele gustar decir que soy fotógrafo, si no “creador de imágenes”. Siempre he dicho que la fotografía que vale, es la que funciona, independientemente de como has llegado a ella. Pero tienes razón, ya que poco tiene que ver con el concepto de fotografía como tal. Desde que el cliente me transmite la idea hasta que llego al resultado, puedo optar por miles de caminos diferentes. Partir de una sola foto, o de varias, o incluso de ilustraciones que pueda realizar en dicho proceso.

    La pregunta de si es lícito u honesto, creo que depende de la intención. En los concursos de fotografía no está permitido este tipo de manipulación, puesto que como su propio nombre indica, son de fotografía. En la publicidad se pretende el impacto visual, y aquí también podría haber debate, pero es lo que se acostumbra. Hay veces que la manipulación es mínima y hay veces que poco o nada tiene que ver con el origen.

    Pero que pasa con la fotografía artística donde el autor quiere contarnos algo. Pienso como ejemplo en en el cine. El director quiere plasmar una idea, un concepto, contar una historia que surge de las entrañas del creador. Y manipula las grabaciones hasta límites insospechados para lograr su propósito en el séptimo arte.

    Hoy mismo posteas un filtro de densidad neutra de 10 pasos, que está lejos de plasmar la realidad, ya que como ilustra el ejemplo, un mar vivo lo convierte en absoluta calma y serenidad. Esto también es manipulación. Abrir o cerrar el diafragma para centrar la atención en lo que el creador pretende, también es subjetivo ya que otra persona igual se hubiese centrado en otra cosa, u omites un fondo que realmente está ahí, pero molesta. También, de alguna forma es manipulación. El tiempo de exposición, los filtros de colores, geles en los flashes, o incluso los mismos flashes, manipulan la realidad. La fotografía desde sus principios, incluso en las antiguas ampliadoras, ha estado rodeado de diversas formas de manipulación en mayor o menor medida. La diferencia es que ahora disponemos de herramientas infinitas que nos permiten dar rienda suelta a nuestra capacidad creativa.

    El límite como digo, depende de la intención. Todo aquello que pretenda de alguna forma ser arte y venderse como tal, en mi opinión,tiene licencia para cualquier tipo de manipulación, y que le sirva al artista para plasmar lo que lleva dentro. Sin embargo, los casos publicitarios en los que se ilustra algo que es absolutamente engañoso, como modelos absolutamente modificados, cremas milagrosas,…etc (no me quiero extender más…) debería de estar vigilado muy de cerca y absolutamente penalizado.

    Om Shanti.

  2. Vamos a ver…

    En mi opinión es absolutamente honesto alterar tus fotografías, hasta hacerlas irreconocibles, salvo…

    – Si estás documentando una situación, lugar o cosa, y el receptor del material espera que el contenido fotográfico refleje de forma fidedigna el objeto y sujeto de las fotografías.

    Por tanto cualquier material con fines periodísticos o editoriales debería tener unos límites claros que no afectasen a la comprensión de la realidad de la escena.

    Dichos límites, responden al mismo tipo de procesos empleados para el revelado, emulación de material de soporte y película que podríamos llevar a término bajo un sistema analógico. Eso incluye el trabajo con procesos cruzados, el filtrado del blanco y negro para dar contraste y luz, la saturación y control de color tonal e incluso el uso de máscaras para obtener ligeros realces de zonas oscuras. En resumen un revelado no invasivo, pero con licencias creativas.

    ¿O acaso no es posible obtener resultados muy dispares con una Ilford Xp2 400, una FujiPro 400H, una Velvia 50 o un Kodak Portra 400, para además dar instrucciones precisas para oscurecer un cielo o aclarar una determinada área de la foto? Por tanto, “la honestidad” nos vendrá dada si el mismo proceso pudo ser emulado con herramientas analógicas…

    Si cruzamos ese límite, posiblemente estemos hablando de infografía, diseño gráfico o artes plásticas y no de “fotografía”, en el sentido más estricto. Por tanto, ni peor ni mejor, sólo algo diferente, ya que la calidad nos vendrá dada por otros factores ligados a la composición y encuadre, la temática, la originalidad y la capacidad de impacto de cada obra por si misma.

    Un saludo.

  3. La mera pretensión de observar ya está modificando a la realidad objeto de observación. Observando ya estamos postulando una modificación de la realidad y una intervención sobre ella por el hecho de ponerse a observar la objetualidad primaria de la realidad, antes de proponernos convertirla en sujeto de fotografía.

    Una piedra, en el camino.

    Según el observador, puede ser la que te indique que tu destino es rodar y rodar si eres mexicano. Si te has exiliado de Minnesota se te convertirá, y por mímesis te convertirá en like a canto rodado y te repreguntará a ver cómo te sientes ahora. Si te llamas Keith, con bastante probabilidad, te pondrás a pensar si te la fumas, la esnifas o te la inyectas. Pongamos que te la has encontrado, a la piedra, dando un paseo por el itsmo panameño, y te llamas Luis, y quizá apellides del Rivero, lo más probable es que te pongas a cavilar en los sobrecostes que se le pueden añadir al asunto de que alguien te pida que la quites del camino. Todo esto y mucho más puede pasar con la misma piedra, que no dejará de ser una china en el zapato si de Gulliver en alguno de sus viajes estuviéramos hablando.

    Luego estaría ya meterle lo que podríamos llamar paradigmas fotográficos de amplio espectro a la piedra, antes de abrir la caja de pandora de los digamos photoshops. La honestidad puede degradarse y ensuciarse en cualquiera de los pasos, o bien superarlos todos, incluso cuando se trasciende de lo que comenta Sito como límite fotográfico. De la observación de los colegas con que de vez en cuando sale M Reichman,lo primero que induzco es que tienen un sobrepeso considerable. Como segunda derivada les observo una querencia cada vez más acendrada al Mordorismo denteroso melladizante.

    Viendo esto

    https://twitter.com/PPopulista/status/421054523394641920/photo/1/large

    he recordado esto otro

    https://twitter.com/PPopulista/status/421054523394641920/photo/1/large

    Salud y saludos.

  4. Sin ánimos de hacerle la pelota a nadie, que lujo de blog! tanto autor como asiduos, que calidad de opiniones, es un placer leerlos y aprender.

    P.D. Asier por cierto te busqué en google y la verdad interesante y muy creativo trabajo.

  5. Y Sebastiao Salgado que es mi fotografo favorito sin dudas, pero no se si hay alguna galería online de su trabajo.

    • Por supuesto Fernando que Sebastião Salgado es uno de los grandes. Pero no es precisamente un ejemplo de manipulación. Muy al contrario, sus fotos son de rigor documentalista, y salvo un pequeño y común forzado en el revelado y el paso a un blanco y negro excelente, pienso que mantiene la toma sin modificaciones. Es un artista y un visionario, más rápido que la propia luz que retrata, porque el ya está allí para cuando le llega la luz, y así poder secuestrarla con su eficaz mirada.

      Om Shanti.

  6. No estoy totalmente de acuerdo con que el gran Sebastiao Salgado no manipula sus imágenes en el revelado, sus imágenes son fantásticas con o sin esa manipulación.
    Cuando trabajaba en analógico, manipulaba las imagen con filtros en la cámara y en el revelado a base de reservas para conseguir imágenes algo mas impactantes de lo que serían en la realidad y ahora con digital hace lo mismo, ayudado por la informática, de hecho para mi gusto ahora se pasa un poco, vamos, lo que nos pasa mas o menos a todos, cuando vemos que una de nuestras imágenes un poco sosa, a base de truquitos acaba siendo explosiva, nos vale el ejemplo de aquí arriba y justo si tomamos el ejemplo de Michael y Kevin, vemos lo que en alguna ocasión pude comentar, que los respaldos dan las imágenes muy crudas, pero llenas de información y que es una autentica gozada trabajar con archivos hechos con un respaldo ya que se puede hacer de todo, por supuesto mucho mas que con archivos de resoluciones inferiores, pero eso mismo puede ser un problema ya que la tendencia es hacer mas de lo que se necesita, eso pasa mucho a fotografos que usan respaldo, como el ejemplo de arriba que deja de ser una imagen natural y pasa a ser una interpretación de lo que se fotografió.

    • Es la primera vez que leo algo sobre filtros en las tomas de Salgado… No se revela él mismo, revelaba, los negativosd y copias, donde si hay reservas y tapados, e incluso reducciones de farmer, pero no para impactar sino más bien para restituir lo que la latitud de las pelis no encerraba bien y posibles mediciones fotométricas no digamos perfectas o simplemente imposibles por la circustancia lumínica en que se disparan. Ahora le revelan digitalmente los archivos y le imprimen pruebas porque pasa de mirarlas en pantalla.

      Salud y saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.