4

El experimento sociológico de Hassel continua: porfa, no os lo perdáis, vale la pena.

Que si, que si, que va en serio. No es coña.

Esto también pertenece al seguimiento in situ que está haciendo nuestro querido dúo dinámico de la CP+ de Yokohama, pero por su singularidad no quería ponerlo en la página genérica para que quedara perdido por ahí y os lo perdierais.

Me ha llegado al fondo de mi desencantada alma canonista, pues ofrece una solución ¿ solución ? a los que llevamos siglos esperando que Hassel o alguien saque un respaldo digital que no valga lo que un Audi y que sirva para las millones de Hassel V, que como la mía, languidecen dentro de un armario a la espera de tiempos mejores que nunca llegarán.

Bueno, pues casi casi del negociado del Profesor Franz de Copenhage hoy me entero que Hassel acaba de sacar un respaldo para las Hassel V, que supongo no será muy caro y que permite desempolvar las viejas y robustas carrocerías y cristalerías que tan buenos ratos nos han dado en los tiempos peliculeros.

La maravilla, el prodigio, el sortilegio mágico, es un respaldo con pinta chasis A12 vulgaris, pero que tiene un agujerito en el centro y en el tal agujerito se puede acoplar un iPhone que es el que se va a encargar de hacer las veces de respaldo digital.

El respaldo “digital” es más o menos como aquellos antiguos visores de diapositivas que consistían en una pantalla de plástico y una lupa. Ahora la pantalla de plástico es un vidrio esmerilado de alta gama, y la lupa será un lente o mini objetivo presuntamente bueno.

Y ya está. Bueno no, falta el nombre.

Reservado el copyright de nombres estelares para el negociado Sony-Hassel, ahora este nuevo “intento emprendedor” se llama “Hasselnuts” de “BADASS CAMERA”. En serio, no es coña.

Luis Llach, un cantautor catalán de lo más reputado en la época reivindicativa, tenía una canción que empezaba diciendo “no es aixo companys, no es aixo” (no es esto, compañeros, no es esto). Pues bien, no se me ocurre un mejor colofón.

No es esto compañeros, no es esto lo que esperábamos los millones de Hasselianos V que en el mundo son y aún están.

Esta es la prueba del delito

Nota tonta: el experimento sociológico iniciado por Hassel con sus Sony’s de superlujo, continúa ahora por otros derroteros. A ver lo que el pueblo llano es capaz de aguantar antes de tomar al asalto sus cuarteles de invierno, despertar a Victor Hassel de su sueño eterno, y pedirle cortesmente que corra agorrazos a toda esta pandilla que se han adueñado de su nombre y de su empresa para hacer cosas como esta. Amen, que quiere decir, así sea.

adolfo

4 comentarios

  1. El sueño de cualquiera, usar una hassel para hacer fotos con el móvil.

    ¿vale también para blackberry?

    ¿Qué tal quedan los selfies?

    ¿A la comida de restaurante, se le pueden aplicar filtros de instagram?

    DEmasiadas incognitas por desvelar aun.

  2. Madre Del Amor Hermoso…. qué será lo próximo… a mi todo esto me parece una involución o una tomadura de pelo

  3. Pido muchas veces perdón de antemano pero este es un claro ejemplo de como un…

    “IPHONE da por cu… a una HASSELBLAD” ☺

    Lo siento yo avisé.

    Adolfo si lo consideras, puedes borrar esta entrada, no quiero ser el responsable de romper el depurado estilo de tu pagina.

    Y dicho esto, porque no hacer la foto directamente con el IPHONE y ahorrarte el peso de la Hasselblad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.