16

Pregunta tonta: ¿ y como demonios se hacía esto cuando el digital no existía ?

Tu tira como quieras que luego lo arreglamos.

Tu tira como quieras que luego lo arreglamos.

Películas buenas se han hecho toda la vida, y directores de fotografía buenos ha habido desde mucho antes de que el mundo fotográfico y cinematográfico evolucionara a lo digital.

Os cuento esto porque en una de las breves noticias de los Flashazos de “Que sabes de” nos cuentan el antes y el después de que una película actual haya pasado por el proceso de corrección de color (que yo más bien diría que es un proceso de corrección tonal, pues se tocan todos los parámetros de la exposición), y la pregunta que me ha venido al coco de forma casi instantánea es ¿ como demonios hacían eso hace 50 años, por ejemplo ? Si la respuesta es “de la misma manera que nosotros hacíamos las diapositivas”, o sea, acertando a la primera, no podemos por menos que felicitarnos todos los que conocimos aquella época por lo chulo que éramos, lo cual no quita para que no reconozcamos la versatilidad y las posibilidades estéticas del post-proceso digital actual.

[vimeo]http://vimeo.com/116019668[/vimeo]

Cosa veredes amigo Sancho.

Lo cuentan en Sploid

 

adolfo

16 comentarios

  1. Pues un poco de todo, lo primero..
    “ERAMOS MAS CHULOS QUE UN OCHO”
    y mas atrevidos que Harry Houdini (ilusionista).

    Había que saber de antemano que es lo que querías, porque las posibilidades de corrección en post producción eran pocas, la elección de la luz, equipo y emulsiones eran decisivos. Se trabajaba en base a la experiencia y si no había se hacían pruebas antes de las sesiones de fotos o de rodar, también se hacían pruebas de laboratorio.
    Yo tenía y sigo teniendo ese material en archivo con pruebas de todas las películas disponibles en el mercado, en combinaciones de forzados, reveladores, revelados cruzados, diapositivas negativos, B/N, mezclado y en múltiples combinaciones, cuando quería algo especial y no tenia pruebas en archivo lo investigaba en el laboratorio y luego lo archivaba para futuras consultas.
    Una vez hecha la exposición había una serie de procesos de laboratorio que te permitían cambiar el contraste, color, brillo etc, todo dentro de un limite, esto se hacia directamente o con película de duplicado que si no me equivoco tenía una sensibilidad de 25 y 8 ASA, estas películas tenían un contraste bajísimo, pero con el revelado podías subirlo o bajarlo bastante, si añadías además algún filtro, podías corregir el color o acentuarlo.
    Hay que tener en cuanta que en cine siempre se hacia copias de la cinta original con la película de duplicado que menciono, así que en ese paso se podía corregir alguna cosa, pero de ninguna manera tal y como podemos hacerlo hoy en día con el digital. Todo un lio apasionante que tenia mas de alquimia que de ciencia exacta.
    Hasta aquí mi experiencia en el tema, puede ser que hubiese otras formas pero yo las desconocía.

    • Joe Zas, yo nunca me atreví a trastear demasiado con el negativo y menos aún con el color o diapositivas, siempre le tuve un respeto máximo……quizás un poco miedica por mi parte y también por las cuatro perras de paga semanal. Si acaso añadir yoduro para acentuar el efecto de adyacencia, revelados prolongados sin agitación para el conseguir efecto compensador, 4 o 5 reveladores, forzados extremos y por supuesto el sistema de zonas para la exposición y revelado con el libro de Manolo Laguillo que Valentin Sama & Cia tuvo el acierto de editar(luego tradujeron los de Adams). Donde más libre me encontraba y me encuentro es en el positivado blanco y negro, cuando empece a finales de los 80´s hubo un revival brutal de todos los procesos antiguos, mi fuerte fué la goma bicromatada…..¡¡la cantidad de horas que metí!!………ahora todo en un pis-pas.

  2. Ahora también debes ser muy preciso en la primera toma que realices si quieres unos óptimos resultados. Solo que se graba con Picture Style (Canon) o Picture Control (Nikon) planos, con idea de aplicarle posteriormente estos filtros tan “chulos” en postproducción. Pero los ajustes yo pienso que deben ser lo más preciso posible para unos óptimos resultados.

    La nueva Nikon D5301 (D5500 jeje) trae como novedad un Picture Control Plano, la primera toma resultante, aún teniendo todo los ajustes perfecto no es bonita, con colores apagados etc… la ventaja es que puedes probar varios estilos de filtros posteriormente a la grabación hasta dar con el que te guste. Aun así no deja de ser una imitación vía software de lo antiguo.

    Saludos

  3. Tienes razon Antonio, cuanto mas preciso sea un proceso, mejor se ajustará el resultado a lo que queremos, esa forma de proceder es válida ahora y en el pasado. La diferencia es que ahora disponemos de infinidad de herramientas de precision, que nos permiten hacer y corregir cuantas veces queramos, mas y mejor, los cambios y corecciones que con la tecnogia de hace 15 años.
    Trabajando con pelicula, una vez expuesta, podias hacer ya poco, con digital hay un mundo de posiblidades que te permiten experimentar con la posiblididad de conservar tu original sin estropearlo para siempre.
    Todo el que ha trabajado con pelicula recordará esa inquietud que se sufría hasta llegar al laboratorio y ver que tal habia salido las fotos.

    • Hombre, en vista de todas las emulaciones de lo digital referidas a organolépticas digamos analógicas, me resulta algo abrupto sobrevalorar las posibilidades de la nueva era. Bien empleada, la química fotogr´fica es muy precisa. En color quizá sea menos interesante con el paso del tiempo, pero en monocromo las posibilidades siguen siendo amplias. Sin olvidar procesos de hibridación para trabajar disparos analógicos en entorno digital, que siguen siendo mucho más elegantes que las puras monocromías puramente digitales. El stress de a ver que hay en la imagen latente, con cierto método propio o delegado a buenos laboratorios, era y es muy llevable.

      Salud y saludos.

        • Sin duda el proceso de color químico es mucho más complicado y caro que en blanco y negro, y salvo para experimentar da menos posibilidades. Los procesos fotográficos tienden a hacerse más asequibles con el paso del tiempo.

          No tengo nada que ver con el link que pones. Es un tocayo creo que ibicenco del que me suscitan algún interés sus tiros de skate streetero.

          Salud y saludos.

  4. Javier, si recuerdas, en los sobres del laboratorio quimico, donde metian tus carretes al entregarlos, habia una leyenda en letra pequeña que decia, en pocas palabras, ” El laboratorio, en caso de fallos durante el proceso, solo se hace cargo del valor del material sensible”, quiere decir que si el carrete era de tus vacaciones, te dolia pero te aguantabas, pero si volvias desde la otra punta del mundo con un trabajo de muchos dias cuya produccion habia costado un dineral y se estropeaba en el laboratorio o simplementa habia un problema tecnico (la cortinilla se atascaba a mitad de camino sin que se notara durante el disparo) o te lo habian velado en las primeras maquinas de rayos x de los aeropuertos que se comportaban como autenticas tostadoras de carretes (aprendimos a usar bolsas de plomo para proteger carretes despues de la primera mala experiencia). Despues de algunos de estos acontecimientos sufridos por todos los fotografos de la epoca, entenderas que el stress era poco llevable hasta que veias que todo eataba bien.

    • Si, por definición, la imagen latente tiene un grado de stress impepinable. Así ha sido durante cientocincuenta años. Un par de veces me ha tocado el asunto del “sólo se hace cargo”. Con diapos que debían ser enviadas ya a Madrid y que tuvo paralizada un dia la tirada de una revista de ámbito estatal mientras a triscapellejo volví a fotografiar lo que pude del curro que no fue todo por cuestiones de agenda de los sujetos. Cuando el volumen de carretes es grande y o es difícil de intentar refotografiar, y no hay mucha prisa por tener el material en las manos, lo mejor repartirlo en varias tandas para que el posible desastre no sea absoluto. Con el negativo color la cosa tiene más enjundia si se4 tiene que apelar al minilab. El blanco y negro si se lo procesa uno con cierto método y cuidado… Las bolsas de plomo tienen un problema, si el del scanwer no lo veía muy claro, pués le metía más chicharrón que podía ser mucho peor. Durante un tiempo se podía negociar inspección visual del material. A partir del 11-s imposible, y no te digo a partir de hoy mismo. Dice Salgado que esto es lo que le ha llevado definitivamente a tirar en digital. Según en que destinos se puede mirar el revelado in situ, lo que es otra gran complicación. La foto tiene mucho de stresante, no te digo ya si vas en un carromato por Gettysburg preparando o revelando colodiones.

      Salud y saludos.

  5. Pregunta de ignorante: ¿los carrete de ByN tambien se estropean en el escaner aduanero?…… mi no me ha pasado nada por suerte en mi último viaje con 12 carretes HP5.

    • Has tenido mucha suerte, la HP5 es de 400 ASA, a mas sensibilidad mas vulnerables a las radiaciones.

      Hoy en día hay scanner que apenas tienen radiación y que permiten pasar la película sin que sufran demasiado, pero si tus carretes pasan muchas veces, iras acumulando exposición y las emulsión perderá cada vez mas calidad hasta llegar a la veladura completa en casos extremos, además en el momento, no sabes la cantidad de radiación que emite el scanner de turno, es una lotería.

      Lo mejor es que evites problemas metiendo los carretes en bolsas especificas de plomo o cajitas rígidas que también van revestidas de plomo, esto te protegerá los carretes durante tu viaje, también de los rayos de sol y del polvo.

      Si tu tienda no tiene estos dispositivos, los encontraras seguro por internet.

      Si no quieres usar el sistema de las bolsas de plomo, es recomendable sacar tu película sensible y convencer al de seguridad que te la inspeccione visualmente y así evitar que pase por el scanner, esto no siempre se consigue ya que los de seguridad no conocen bien los carretes y suelen ser desconfiados.

      Por ultimo no olvides sacar también el carrete que tienes en la cámara a medio hacer, si te fijas en la fotos que llevas hechas (por ejemplo 16 fotos), puedes rebobinarlo sin que se meta la lengüeta del todo (mucha atención en este proceso, si se mete se puede sacar pero cuesta sacarla si no se sabe el truco) y una vez pasado el control volver a meterlo en la cámara disparando con muchísimo cuidado las mismas fotos que habías hecho mas una mas (por ejemplo 17 fotos), tapando el objetivo y en un cuarto TOTALMENTE oscuro.

      Algunos articulos interesantes:

      http://support.es.kodak.es/app/answers/detail/a_id/31218/selected/true

      http://content.photojojo.com/guides/keep-your-film-safe-on-plane-trips/

      http://www.lomography.es/magazine/tipster/2012/02/08/protect-your-film-from-x-ray-damage-during-air-travel

  6. Compañero Zas, me has hecho recordar con tu acertada de todo punto visión de las cosas, mis años mozos.

    Como anécdota diré que en 1977, se me dió el caso que filmé con una Bolex que he tenido hasta no hace mucho por cierto, una paella dominguera en un paraje Granadino, mandé los dos cartuchos de Kodak a revelar y me devolvieron un par de cartuchos en los que aparecian unos cuantos cocodrilos vaya usted a saber de donde era aquello.

    Pese a mis quejas, se limitaron a reponerme sin cargo alguno los susodichos cartuchos y fin de la película.

    • Estas seguro que los tintos de verano anteriores a la paella no te acabaron llevando al estanque de los cocodrilos en el zoo, jejejeje

      Te imaginas al dueño de las imágenes del cocodrilo, después de haberse gastado un pastizal en su safari africano y se encuentra las imágenes de la paella, con el paso del tiempo que risa, pero en el momento que disgusto…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.