4

Santiago Niño Becerra analiza el panorama económico actual: es una digresión que no he podido eludir- OJO, está en catalán.

Sobrecogedor gráfico de Intermon Oxfam

Sobrecogedor gráfico de Intermon Oxfam

No se conocéis a Santiago Niño Becerra. Es un catedrático de economía que aparece en tertulias de varios medios de comunicación de toda España. Una de sus intervenciones más extensas es la que tiene cada mes en el Programa «8 al día» de Josep Cuni, en 8TV, la televisión del grupo Godó en Catalunya.

Yo lo suelo seguir siempre que me acuerdo, y la de hace un par de días me pareció magnífica.

Hay un problema, y no tengo solución para ello. La intervención está en catalán, que es la lengua de aquí y en la que se hace el programa. Aún así, a aquellos que la entiendan, aunque sea mínimamente, les emplazo a que la miren con cariño. Para los que no, puede resultar mucho más duro, pero pienso que «la musiquilla» y los gráficos os darán una idea de por donde va la cosa.

Este hombre, y siempre basado en datos, suele tener una visión que unos dirían un tanto «apocaliptica» del asunto, y otros dirían «más real que la vida misma». En su intervención de ayer expone y explica varias gráficas a cual más aterradora.

Si os sobra un rato, vale la pena que lo «perdáis» aquí. Será un rato largo, de casi 40 minutos, pero cada uno de ellos vale la pena.

Llegados a este punto yo me pregunto muy seriamente si realmente las revoluciones ya no están de moda, y si no lo están, ¿ no va siendo el momento ya de reinventarlas ?

Con la mano en el corazón: leer los periódicos, leer la prensa, mirar la tele, escuchar la radio, mirar por la ventana y fijaros en los contenedores de basura, en los comedores sociales, y en las colas del INEM, y contestar sinceramente ¿ hay o no que volver a tomar La Bastilla ?

La naturaleza ha tardado miles de millones de años en crear la inteligencia, y la inteligencia tardará mucho menos destruirse destruyendo todo lo que hay a su alrededor. ¿ Por qué ?.

Ya me perdonaréis, o quizás no, pero es una digresión que no he podido eludir.

adolfo

4 comentarios

  1. Con esto pasa lo mismo que con los anuncios de las cajetillas de tabaco, donde advierten que fumar mata, con todo lujo de imágenes y mensajes intimidatorios.

    La gente al final, no se por que extraño motivo, desconecta como el que oye llover, ajenos a esta realidad palpable y dolorosa.

  2. Un amigo me mandó un vídeo de Santiago hace un par de años y me pareció muy lucido y claro en su discurso (en castellano), fácil de entender para cualquiera, que pena que no sean estas personas las que nos dirigen.

  3. A mi me da cierto «miedito» cuando lo veo, lo siento. Es demasiado «fatalista» para mi gusto. Aparte de que esta gente son lo que dice el chascarrillo: «Si no aportas soluciones, formas parte del problema».

    De poco me sirve que me diga el medico que estoy enfermo -ya lo se- si no me puede dar una solucion a la enfermedad. Este es el caso de todos estos economistas, me cuentan una ovbiedad, pero no me dicen como arreglar el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.