Yo no se si os acordaréis de este tema, pero resulta que hace unos meses Leica reconoció que el sensor de sus cámaras Leica M9 / M9-P / M Monochrom y ME tenía una maligna tendencia a corroerse produciendo unas feísimas manchas en las imágenes. Eso pasó, lo del reconocimiento de culpa digo, en diciembre de 2014.

Esto no son virus ni bacterias, pero son igualmente malvados. Son manchas de corrosión

Esto no son virus ni bacterias, pero son igualmente malvados. Son manchas de corrosión

Desde entonces, la compañía ha estado trabajando con su proveedor de sensores en una solución técnica a largo plazo. Ahora estamos ya en la siguiente fase y los nuevos sensores ya están siendo probados por algunos usuarios independientes. Cuando acabe esta fase y se determine la bondad de la solución, Leica comenzará la sustitución de los sensores corroídos como un “acuerdo de buena voluntad” (“goodwill arrangement”) dejando bien claro que el servicio de sustitución del sensor sin cargo sólo se ofrecerá para cámaras realmente afectadas por el problema de corrosión, lo que en mi opinión deja el tema un tanto incierto: ¿ cambiarán solo sensores con manchas de tamaño de un Euro, o lo harán también con los que tienen solo alguna manchita minúscula ?

Bueno, simplemente que lo sepáis.

Tagged with:
 

One Response to Más sobre el tema de la corrosión de los sensores de las Leica M9 / M9-P / M Monochrom y ME

  1. Nacho Vila dice:

    Si tuviera una de esas Leica (soñar es gratis) sin problemas en el sensor me preguntaría: si dentro de un año o dos o los que sean aparece el problema ¿el “goodwill arrangement” seguirá vigente y me cambiarán el sensor? ¿No se supone que las Leica son eternas y eso es una de las cosas por las que valen tanto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.