4

Mein Kampf: empiezo el día con una historia para no dormir.

El terrible comparómetro: manéjese con cuidado.

El terrible comparómetro: manéjese con cuidado.

Hace ya un motón de años, y casi simultáneamente a la publicación de La Teoría General de la Relatividad por parte de Don Alberto (bueno, en realidad 10 años después), un señor bajito que ahora debe estar disfrutando de las calderas de Pedro Botero junto algún que otro de su calaña, escribió un librote bastante menos importante que el anterior y que se tituló Mein Kampf.

Si tenéis la santa paciencia de seguirme seguramente ya sabréis que en estos momentos tengo abiertas tres batallas en las que llevo claramente el estandarte del perdedor. Serían, con todas las salvaguardias necesarias, mis “Mein Kampf” particulares.

  • Batalla 1: decidir de una puñetera vez cual va a ser el relevo de mi veterana Canon 5D Mark II.
  • Batalla 2: decidir de una puñetera vez qué compacta bolsillera siempreacompañante me compro.
  • Batalla 3: continuar con mis rezos y plegarias para que algún fabricante de portátiles se acuerde de los fotógrafos y saque uno con una pantalla digna.

Cada batalla de por si requeriría un libro y bastante gordo para su seguimiento, así que hoy solo voy a comentar la segunda de ellas y de forma muy resumida.

De entrada y para abreviar diré que sin ninguna urgencia he ido siguiendo el tema en los últimos años y dado que es un tema cambiante en el momento actual mis alternativas son muy claras y las he reducido a únicamente dos: la Sony RX100 IV y la Canon G5X.

Ayer por la tarde salimos con mi mujer a ver un poco el ambientillo prenavideño y las luces de la ciudad, y fuimos al centro de Barcelona. Por cierto, la iluminación me pareció muy pobre y el ambiente un tanto triste, pero eso es otra historia.

Como estábamos por allí cerca, entré en la tienda CasanovaFoto para felicitar las fiestas a Cesc y Cía, y ya de paso me enseñó la G5X que todavía no había visto. Estuvimos jugando unos minutos con las dos, la RX100IV que ya conocía, y la G5X, pero solo viendo la calidad del visor y poca cosa más, pues yo había leído que el EVF de la Canon era bastante malillo. Después de algunos sustos con la velocidad de refresco en función del modo de exposición y de si se mantenía o no el obturador a medio pulsar, llegué a la conclusión de que tampoco es tan malo y ambos EVF rinden bastante parecido. Ahí lo dejamos.

Esta mañana me he levantado muy de mañana (como siempre), pero en lugar de iniciar mi labor diaria para que cuando os despertéis ya tengáis algo que leer, me ha picado la curiosidad y he empezado a buscar reviews de la G5X que al ser la más nueva es la que tiene menos cosas publicadas.

Me he encontrado un pre-análisis de Imaging Resource que incluía algunas imágenes de muestra, y esa ha sido mi perdición. Me las he mirado, he buscado imágenes de muestra del análisis de la RX100IV, que ese si estaba hecho, y después me he acordado del comparómetro de esta WEB, así que me he pasado unas cuantas horas dejándome los ojos y comparando las mismas imágenes de test de ambas maquinitas tanto en angular como en tele.

Salvo que os corroa el gusanillo de la inquietud no os lo aconsejo pues acabaréis un poco locos y con un par de dioptrías más de tanto fijarse.

Dado que yo soy más bien paisajista y un maníaco de la nitidez, me he centrado en las muestras a ISOS’s bajos y he dejado de lado todo lo demás, que también son aspectos muy importantes. La alarma me saltó hace días cuando en el comparómetro, esta vez de Dpreview, las imágenes de la G5X eran bastante peores que las de la RX100 IV, tanto en JPG como en RAW. Eso me mosqueó: Ftc 17-11-2015 y decidí clasificarla como de “pronóstico reservado”.

Pues bien, después de dos horas menos de sueño y dos dioptrías más de vista cansada, mirando, mirando y mirando, estoy en disposición de decir lo siguiente. Seré muy breve:

  • La RX100 IV rinde mejor que la G5X y proporciona imágenes más limpias y nítidas.
  • La diferencia máxima se observa en las esquinas y en angular donde ambas pierden bastante, pero donde la G5X pierde muchísimo más.
  • En angular y en el centro el rendimiento es muy parecido, pero la imagen es algo más limpia y nítida en la Sony.
  • El tele las diferencias disminuyen, aunque en la esquina la Sony sigue rindiendo mejor, pero esta vez por bastante menos.
  • En el centro la cosa se iguala más todavía que en angular, pero aunque solo sea por el canto de un duro, la Sony afina un pelín más.

Sabiendo esto a partir de las muestras de test, he mirado un montón de muestras de calle y, aunque cueste mucho más verlo, la sensación es la misma. Aceptando las circunstancias, motivo y parámetros de las tomas, en general la Sony afina un poco o bastante más que la Canon.

Así pues, hasta que nadie me demuestre lo contrario, mi clara opción como compacta bolsillera siempreacompañante es hoy por hoy la Sony RX100 IV. Ahora solo me queda dejar que el tiempo ponga las cosas en su lugar y baje su ridículo precio actual de 1.150 euretes de nada a algo que sea más razonable.

Y ya mismo me pongo a hacer mi repaso diario para que tengáis cosas que leer. Perdón por el retraso.

adolfo

4 comentarios

  1. No hay dudas de que las compactas han avanzado muchísimo en los últimos dos años. Aún así como he pasado por varias Canon: G, G12, S90 Etc, te puedo sugerir, querido Adolvo que mires la devaluadísima Fujifilm XA-1 que hoy me acompaña, sensor APS-c 16 megapíxeles -no x-trans- que rinde una barbaridad y que con el 16-50 batato, tiene una nitidez muy buena en todas las focales y en toda la superficie de la imagen. y todo por muy poco dinero en comparación. No tiene visor, eso molesta pero para fotografía no tengo quejas. Supongo que no la usarías para video porque ahí si hay un bajón. y si fueras a poner el mismo dinero que en la compacta porque si o si necesitas visor, entonces la Fujifilm XT-10. Tambien sigo “pensando” cual será el relevo de mi 5D MK II… Saludos cordiales!

    • Ostras, pues es un precio interesantísimo: 800 € frente a 1.150 € que es el precio en mi tienda de referencia de Barcelona. Supongo que la organización que la vende a 800 € tendrá algún beneficio aunque sea mínimo, pongamos 50 euros, así que podemos suponer también entonces que en Casanovafoto se han asignado una ganancia de 400 euros. Eso es trabajar con un margen del 53% y la verdad es que no me lo creo. Si así fuera vivirían como jeques ábesque y no es así. Conozco a Cesc Casanova desde hace muchisimos años y vale que Casanovafoto no es una tienda barata, pero esas diferencias no las entiendo.

      Con esto de los precios pasan cosas muy raras.

  2. Yo tampoco entiendo esas diferencias de precio pero, eso si, las busco. Solo tengo una experiencia de compra con este sitio. Compré un humilde objetivo fuji X de 18mm y la experiencia es positiva tanto en comunicación como en fiabilidad. Lo recibí en 6 días, despues de recibir varios mensajes indicandome donde se encontraba el paquete en todo momento.
    No soy un experto “catador” de ópticas, pero las pruebas mínimas (automatismos, enfoque, diafragmas, etc) que le hice, me parecieron correctas.
    Aun así voy a esperar dos o tres meses para decidir la compra de esta cámara, para ver como evoluciona el precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.