1

Hover Camera: la primera arma de destrucción masiva reconvertida en inofensiva cámara para “selfies”, y sin palo

No parece lo que es, ni es lo que parece.

No parece lo que es, ni es lo que parece.

Por dos razones pienso que esta noticia debería ser portada de los principales tabloides del mundo mundial desplazando a tonterías como: la crisis de los refugiados, que un loco va a ser el próximo presidente del país más económicamente grande y peligroso del mundo, que después de más de 5.000 años de historia civilizada seguimos teniendo la escala de valores al revés, que el que no se corrompe es porque no puede o es tonto, que los españoles somos idiotas y no sabemos votar y por ellos nuestros dignos representantes nos dan una segunda oportunidad, bueno, y cosas así………..

No señor, no, nada de eso os voy a contar, que todo eso ya lo sabéis. Lo que os voy a contar es que un arma de destrucción masiva de esas que yo me miro con bastante recelo ha sufrido una brillante mutación y ha quedado reconvertida en una inocente cámara telecontrolada telefonilleramente y especializada para selfies. Dos características brillan con luz propia a poco que le echeis un vistazo.

  1. A pesar de ser un cuadricóptero, las aspas están protegidas y minimizan el daño que pueden hacer frente a cualquier accidente de pilotaje. Asombroso.
  2. Por su filosofía autosoportada hace que en las “selfie” no aparezca el consabido palo y brazo, y sin embargo si aparezca la obnubilada cara del piloto con su telefonillo en las manos. Fascinante.

Cualquiera de estas dos características ya merece una mención honorífica a bombo y platillo. Ambas juntas merecen el Premio Nobel de la Paz y de la Innovación, todo junto, y de ahí para arriba.

Aquí os podréis quedar maravillados.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=o3ShVXQx27o[/youtube]

adolfo

Un comentario

  1. Me encanta la imagen de la familia posando en el sofá y el artilugio este sacándoles una foto. ¿Qué tiene de malo un TRÍPODE???? Ya no se llevan? Son viejunos??? 😉

    Que conste que los drones me encantan. No tengo ya uno porque no tengo dinero (y porque hay que cargarlos cada cinco minutos), pero si me quieren vender algún artilugio, que menos que me enseñen cosas que puedo hacer con él que no pueda hacer con cosas que ya tengo en casa…

Responder a Breixo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.