1

El retrato con bokeh suave y cremoso llega al iPhone, pero solo al iPhone 7, claro: renovarse o desaparecer.

Suave y cremoso como el culito de un bebé.

Suave y cremoso como el culito de un bebé, el fondo, digo.

Esto lo vi ayer en Dpreview pero no le hice ni caso. Hoy veo que lo cuenta Iker Morán y en castellano, así que me animo a poner una muy breve nota.

Appelmaníacos de Pro, eso si, solo los que seáis felices poseedores de un iPhone 7, faltaría más, o estáis a la última o dejáis de existir, que sepáis que el Sr.Apple, en un rasgo de generosidad que le honra, ha decidido ir contra natura y hacer por software lo que las leyes de la física y de la óptica en particular se empeñan en negar, y es desenfocar fondos emulando un bokeh suave y cremoso para destacarlos del motivo principal cual si estuviéramos trabajando en FF.

Para ello ha activado un modo especial que ha llamado “retrato” y que lo que hace es perfilar el motivo, crear una máscara con lo demás y emborronarla a tope.

Hala, pues ya está dicho.

Ojo. Si tenéis un iPhone 6S o anterior, os tendréis que aguantar, pues tal cosa solo será posible con el iPhone7. El cielo confunda a los fabricantes por inventarse todo este tipo de alicientes para hacernos cambiar de cachivache cada pocos meses.

Va de depre, mejor no sigáis.

Y Confucio dijo:

El gabinete más perverso de cualquier fabricante es aquél antro de perdición donde los más malévolos expertos en software desgranan todo su saber en incompatibilizar cualquier nueva prestación con cualquier versión de hardware o del propio software que tenga más de 5 minutos de antigüedad. De esa manera se lanza un subliminal mensaje al usuario sufridor (y nunca mejor dicho), para que se mantenga actualizado continuamente y cada poco tiempo tire todo lo que tiene por la ventana y pase por caja a renovarse completamente, todo ello para mayor gloria de la cuenta de resultados de los perversos fabricantes.

Y Confucio tenía razón.

Nota tonta: nada, no hay manera. El Mars Curiosity sigue deambulando por Marte en busca de un marciano sabio que nos pueda ayudar pero no ha encontrado aún a nadie. Por ahora no hay esperanza para la humanidad. Millones de años de evolución crearon la inteligencia y esta creó a los financieros y a los políticos. Ellos acabarán con todo y quizás así volvamos a empezar. A la estufa que posibilita nuestra vida aún le quedan unos 5.000 millones de años de combustible, así que aún hay tiempo, y quizás, solo quizás, la próxima vez lo haremos mejor.

¿ Por qué estaré yo tan pesimista hoy ? ¿ No será por la investidura de Rajoy, no ? No, no será por eso, no puede ser por eso, ¿o si ?

Mirad que cosa más bonita pone Wikipedia:

Bokeh, pronunciado /bóque/, es un concepto japonés (ぼけ boke) que significa desenfoque. En fotografía se utiliza este concepto para referirse a la calidad subjetiva de un objetivo por la estética de las zonas desenfocadas que produce en una fotografía.

Os advertí de que era mejor no seguir.

adolfo

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.