0

No una, ni dos, ni tres, sino cuatro cámaras tiene el nuevo Huawei Honor Magic, que no es otra cosa que un telefonillo.

Cuatro ojos ven más que tres, que dos y que uno.

Cuatro ojos ven más que tres, que dos y que uno. Bueno, se supone.

Como yo se que aunque no lo reconozcáis estas cosas os emocionan, os cuento que hasta hace bien poco era muy normal que los telefonillos tuvieran una sola cámara, la principal de la parte trasera. Después se introdujo otra cámara delante para hacer videoconferencias y tonterías así. también selfies (supongo). Luego ha llegado la moda de doble cámara trasera para mejorar la imagen con inconfesables algoritmos y sortilegios varios.

Pues nada, ahora aparece el móvil de cuatro cámaras: dos delante y dos detrás. la idea, según la publicidad, es para mejorar siempre la imagen.

Digo yo que la bicámara frontal servirá para ver “el careto” del fotógrafo mientras toma la foto con la bicámaras trasera y después un sofisticadísimo algoritmo de inteligencia artificial aplicará toda su sabiduría para obtener un imagen de acuerdo no solo a lo que el fotógrafo ha encuadrado, sino a sus gustos, aficiones, estado de ánimo, edad, clase, condición y cosas así, todo ello captado por la bicámara frontal y procesado por el supercerebro androide (y nunca mejor dicho) del invento, que por cierto se llama Honor Magic y es de Huawei.

Está claro. Mensaje recibido. Los telefonillos depredarán totalmente el mercado fotográfico que solo recibirá tal nombre a partir del Formato Medio y de ahí “parriba”. Fuji lo ha visto claro y ha salido huyendo “palante”, de ahí la GFX.

  • Emocionados hasta el éxtasis, razón en Photolari

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.