4

Necrológica: conozca el lector por qué la muerte definitiva de las Nikon DL es una excelente noticia

R.I.P: Requiescat in pace.

En este centenario de Nikon es para mi una honda satisfacción contaros una excelente noticia. Primero la pondré en el original inglés y luego en español por si alguien no se lo acabada de creer.

El titular (ampliado) dice así:

Nikon cancels all three DL cameras because of “profitability concerns”, no word on future development

February 13, 2017 TOKYO – Nikon Corporation announced today that sales of the long-awaited DL series of premium compact camera, the DL18-50 f/1.8-2.8, DL24-85 f/1.8-2.8, and DL24-500 f/2.8-5.6, will be canceled.

Y en román paladino sería algo así:

Nikon cancela las tres cámaras DL debido a “preocupaciones de rentabilidad”, y ni una palabra sobre desarrollo futuro.

13 de febrero de 2017 TOKYO – Nikon Corporation anunció hoy que las ventas de la tan esperada serie de cámaras compactas premium DL: DL18-50 f / 1.8-2.8, DL24-85 f / 1.8-2.8 y DL24-500 f / 2.8 -5.6, quedan canceladas para siempre jamás.

Bueno, vamos a ver Adolfo, ¿ te has vuelto loco del todo ?, ¿ y por qué esto es una buena noticia ?

Pues a mi juicio es muy sencillo. Después de la inmensa espera y de las expectativas creadas por la serie DL, una noticia así es tan demoledora que para hacerse perdonar, y más en el glorioso año en el que Nikon cumple 100 años, Nikon está moralmente obligada a sacar como mínimo los siguiente productos en concepto de desagravio.

  1. Una Nikon D850, sucesora de la D810 que incluya un sensor mucho mejor que la Sony Alfa 7R II, ya sea Sony, Sony-Toshiba, Toshiba, o de la madre que lo matriculó. Y naturalmente todo ello a no más de 2.500 euros, precio máximo que debería costar una DSLR prosumer de campanillas.
  2. Una Nikon D6 PRO que deje por los suelos a la Nikon D5 y que no tenga el “poltergueist” de la irregularidad de rango dinámico a ISOS’s bajos que tiene la D5 que ya hemos comentado aquí más de una vez. Por supuesto que el precio normalizado de 6.000 euros para las PRO debería pasar a la historia. Esta cámara no deberá pasar de los 4.000 euros.
  3. Y la guinda del pastel sin duda sería la aparición de la Nikon ML1, nombre que me acabo de inventar para designar la que sería la primera cámara del sistema “mirrorless” FF de Nikon, con unas cuantas ópticas: pongamos para empezar un 24mm, un 35mm, un 50mm y un 85mm, todos ellos F1,8 como mínimo, además de un zoom 24-70F2,8 que dé sopas con honda al Canon EF 24-70F2,8L II y al Sony FE 24.-70F2,8 GMaster juntos. Naturalmente la nueva cámara jamás debería pasar de los 2.500 euros.

Y ya está. Si así lo hiciere que el cielo (y las ventas) le premien, pero si no que se lo demanden y de paso lo condenen a la hoguera con rito medieval como antesala a la condenación eterna en el rincón más lúgubre y penoso del Averno, allí donde reposan y reposarán los políticos y prelados más ilustres que en el mundo han sido son y serán. Amén, que ya sabéis lo que quiere decir.

Qué, ¿ es o no una buena noticia ?

Resumen ejecutivo: han llegado muy tarde y ya no les sale a cuenta.

Addendum:

¡¡¡¡¡ Madre del Amor Hermoso !!!!!

Nikon reports “extraordinary loss”, “fundamental company-wide restructuring”

adolfo

4 comentarios

  1. Tenía esperanzas de que salieran al mercado porque quería ver como daban como cámara “siempreacompañante”.
    Supongo que, si ya no comparten sensores con Sony, este no les haría entrega de los de 1″, y quedando sin sensor de calidad que poner y con los precios para arriba pues… “hasta luego Lucas”.
    En fín, a buscar otras alternativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.