Hasta el mismísimo Hommer enfocaría con estas cámaras.

No es necesario irse a la nieve para probar el enfoque de una cámara, ni siquiera de dos, pero eso es precisamente lo que ha hecho nuestro querido chicarrón del norte para probar el AF de dos Sony: la Alfa 6500 (la última NEX de Sony por mucho que este se empeñe en rebautizarlas), y la anómala Sony Alfa 99 II, la versión SLT de la mirrorless Alfa 7R II.

Se ha marcado un viajecito a Andorra, a la estación de Soldeu, y nada mejor que una resbaladiza carrera de coches para probar las habilidades seguidoras de los más modernos algoritmos de enfoque que dentro de poco no harán solo el enfoque, sino la composición, y el disparo optimizando “el momento y la magia”. Total, que solo deberemos llevar la cámara al paraje, entorno natural, o situación fotografiable, sacarla de la bolsa y dejarla suelta. Al final de la jornada la cámara volverá a la bolsa con una colección de las mejores fotos posibles que nosotros ni siquiera hubiéramos podido imaginar. Y si no, al tiempo. Cuando los telefonillos sean UFO’s autopropulsados y autónomos, nosotros solo seremos un estorbo.

Vale, vale, después de este tan disparatado como prescindible introito, os dejo dos párrafos seleccionados y representativos del análisis de Iker y después un video a su más puro estilo.

Párrafo seleccionado respecto a la Alfa 6500, dice Iker vigilado por Álvaro:

  • El enfoque de la A6500 nos ha convencido, sin duda. Hablamos de una sin espejo de tamaño de bolsillo y aunque hay cosas mejorables (el arranque del enfoque, para empezar) la verdad es que el seguimiento es excelente y el visor es capaz de seguir el ritmo del disparo en ráfaga sin perder la imagen en ningún momento. Puede parecer un detalle menor, pero -al margen de sus capacidades de vídeo- son este tipo de prestaciones las que explican el precio de la cámara.

Párrafo seleccionado respecto a la Alfa 99 II, dice Iker vigilado por Álvaro:

  • El enfoque de seguimiento es, sin duda, el mejor que hemos visto hasta ahora en una Sony. Para la inmensa mayoría de situaciones es perfecto, pero si se trata de ponernos exigentes su capacidad para clavar el punto de enfoque en una ráfaga con movimiento no está cerca del 100%.
  • En todo caso, si hay una idea que queda clara tras probar la A99 II es que, sea o no un sistema llamado a durar muchos años, ojalá pronto veamos una A7 (o A9) con un sistema de enfoque tan capaz.

Y este es el video. Ojo, dura 10 minutos y puede crear envidia cochina.

  • El artículo que lo acompaña está en Photolari
  • Personal interesado que sepáis que haciendo click en las imágenes se accede a la galería a máxima resolución.
  • Y ya, personal viciosillo y sin posibilidad de salvación, podéis regocijaros con los archivos RAW en A6500 y A99II
Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.