Ostras, sale caro fotografiar pececitos de colores, ¿ no ?

De las breves de Photo Rumors, de casi todo lo cual ya hemos hablado aquí en días pasados, rescato y solo porque es domingo y hay muy poco que contar, una tontería que me ha chocado pues viola o transgrede (como queráis) uno de los principios no escritos pero más sacrosanto en nuestro mundillo: ese que dice que los trajes de buzo suelen costar lo mismo que el buceador, o dicho de otra manera que el precio del continente y del contenido suelen ser iguales, o sea el de la maquinita con ínfulas submarinas y el de la carcasa que la protege de los rigores del fondo del mar.

Resulta que el traje de buzo que ha preparado la prestigiosa firma AQUATICA para la Sony A6500 cuesta 1.650 dólares, cuando la maquinita puede ser vuestra por 1.400 dólares. Ciertamente hay una diferencia, pero después de escribir esto veo que no es tan grande. Realmente, más que sorprenderme el precio del traje de buzo me ha sorprendido el precio de la A6500 que “ni harto vino” suponía tan caro. Igual estoy aún demasiado dormido a estas horas de la madrugada. Me temo que el Sr.Sony ha comido, y más de una vez, con el Sr.Canon y se le han pegado sus feas costumbres. El cielo los confunda a ambos por toda la eternidad, amén.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.