0

Álvaro Méndez le saca todo el partido posible al Lume Cube paseándolo por Barcelona y nos lo cuenta.

Diminuto, pero potente.

Es un accesorio, es un accesorio diminuto y luminoso, pero incluso siendo una cosa así tan pequeña se le puede hacer un análisis bastante exhaustivo que ponga de relieve sus virtudes para sacarnos de algún apuro en circunstancias poco propicias, luminosamente hablando.

El artilugio no es otro que el Lume Cube: 1.500 lúmenes @ 6000 ºK que caben perfectamente en el bolsillo más pequeño.

Esta vez es a nuestro querido chicarrón del norte al que le toca hacer de modelo iluminado por su inseparable Álvaro Méndez que firma el artículo.

Oiga, ¿ alguien da más por 120 euros ?

  • Para todo lo demás, luminosas muestras incluidas, razón en Photolari

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.