Señor, que cruz, pero que cruz………..

El dueño de Hassel, DJI, convoca a todas las fuerzas del mal aglutinadas en el mundo del hackeo y ofrece una recompensa de hasta 30.000 dólares a todo aquel que sea capaz de descubrir problemas o agujeros de seguridad en el software de sus artilugios voladores.

¿ Lo hacen por puro altruismo ? Hombre, pues más o menos, aunque seguro que este pequeño papelito filtrado casualmente: military memo donde se ordena al ejercito USA que no use estos artilugios de DJI hasta que no haya problemas con el software igual ha tenido algo que ver.

  • Interesados en estas cosas, razón en Dpreview

Vale, es solo una curiosidad, pero es divertida, ¿ no ?

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.