7

Descubra por fin el agudo lector, si le apetece, claro, «quien la tiene más larga»: va de exageraciones.

– alegoría –

Los astrónomos profesionales y aficionados vais a dejar de sufrir. Ya no solo podréis ver y fotografiar las bacterias y los virus que habitan en los planetas de las estrellas de las más remotas galaxias. Ahora podréis ver directamente los átomos de los que están compuestos.

Cuando yo estudiaba la carrera, en la asignatura del Proyecto Fin de Carrera (no en el Proyecto individual en si, que eso se hacía después), donde te enseñaban como hacer un Proyecto digno, un grupo creo que éramos unos 10 ingenieros, diseñamos un cacharro electrónico que era un «data logger». Eso era un aparato que podía leer información de múltiples sensores de todo tipo (temperatura, humedad, presión, velocidad, tensiones, corrientes, luminosidad, color, etc, etc, etc ……. ) para después procesarlas y usarlas para controlar procesos. Afortunadamente el diseño fue solo teórico (menos mal), pero para aprender ya valía.

La asignatura concluía con una rimbombante presentación publica y con tribunal donde no solo se cantaban las excelencias del aparato, sino que se valoraba la presentación y la venta del producto.

De esa presentación, como siempre pasa, nos encargamos un amigo y yo (los más responsables del grupo, y no es por presumir) e hicimos una presentación «multimedia» con diapositivas hechas con mi primera cámara, una Olympus OM-1, un cassette Philips, y el equipo de música de casa que tuvimos que llevar a la facultad en taxi. Era el año 1976, teníamos 18 añitos, los PC no existían y el único microprocesador con el que habíamos trabajado era el Intel 8080.

Pues bien, la presentación terminaba, entre música de Wagner a todo trapo, con la voz de mi amigo en plan Constantino Romero, diciendo exactamente esto:

Y es de esta manera como la ingeniería española presenta en el mercado internacional un instrumento de extraordinaria calidad y precisión que sin duda marca un hito en el campo de la metrología industrial.

Sufrimos tanto al preparar la presentación que esas palabras se me quedaron grabadas a fuego en la mente y nunca se me olvidarán.

¿ Por qué me habrá venido a mi a la cabeza justamente esto cuando me acabo de enterar que Nikon, imagino que en un ataque de enajenación mental esperemos que transitoria, va a presentar una bridge de sensor pequeño que va a sustituir a la Nikon Coolpix P900 y en cuya tarjeta de visita va lucir un magnífico zoom x125 de 24-3000mm equivalente. Recordemos que la P900 solo tiene un miserable zoom x 83 ?

Pues eso. Ya sabemos quien la tiene más larga.

adolfo

7 comentarios

  1. Hombre, a mí todas esas super zoom me parecen muy ,pero que muy bien. Ya sabemos que los sensores pequeños, la calidad y bla bla bla, pero para un aficionado que disfruta saliendo al campo ligero de equipaje a fotografiar paisajes, pajarillos y flores, sin demasiadas pretensiones, este tipo de cacharros están genial. Ya me habría gustado a mí tener algo así en mis años mozos.
    Bueno, espero inquieto la lapidación, ja ja. Venga, a pasar un buen día!

  2. Son muy inútiles en el estado actual de la técnica, en la práctica apenas se pueden usar en esas focales tan largas y más sirven como catalejo que como cámara;las fotografías quedan borrosas por mal enfoque, por estar movidas o por falta de nitidez. En manos de un aficionado que no conoce bien las limitaciones de un equipo: velocidades de obturación adecuadas, problemas de enfoque, etc. es un quiero y no puedo decepcionante

    • Pues yo creo que está bien. Empecé la carrera en el curso del 71-72 y acabé en el curso 75-76. Después hice la la mili en Marina (2 años) y al final del año 78 me casé y me fui a vivir 3 años a Madrid. No creo que me haya descontado.

      ¿ Por qué lo dices ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.