2

Raphaël Terris e Iker Morán viajan a Portugal para tomar contacto bíblico con la Fuji X-E3 y nos lo cuentan – actualizado.

Más chula que un ocho y enseñando descaradamente sus encantos, como todas las devergonzadas mirrorless.

El día 21 os dije esto:

¿ Quien dijo aquello de que con 24 Mpixels, si son buenos, es más que suficiente para el 99% de las necesidades fotográficas ? ¿ Fui yo ? Imposible, yo jamás diría una cosa así. No me habéis visto, no tenéis pruebas y si me pillan lo negaré todo.

Raphaël Terris se ha ido Porto en Portugal para que lo comprobemos.

El espécimen sometido a tortura ha sido la Fuji X-E3 y dentro de la bolsa iba el XF 23 mm f/2 R WR y el zoom Fujinon XF 18-55 mm f/2,8-4 R LM OIS. El fijo es mejor, claro, y se nota, vaya que si se nota.

Y hoy 26 os digo esto otro:

Aquí hay gato encerrado. Cinco días después de que Raphaël nos contara su incursión Portugaleña con la Fuji X-E3 va Iker Morán y hace lo mismo, también en Oporto.

Yo no creo en casualidades y mucho menos en milagros, así que estoy seguro que en Oporto deben dar muy bien de comer, y además barato. Si señor, no hay otra explicación.

adolfo

2 comentarios

  1. Una cámara muy competente y completa. Lástima que perdieron la oportunidad para ponerle un visor que le haga justicia.

    Saludos.

    • Hola Curiojo. Su visor electrónico es del mismo tipo que encontramos en la X-T20 –factor de aumento de 0,62x y resolución de 2,36 millones de puntos–, que encontramos –en nuestra opinión– bastante equilibrado teniendo en cuenta su tamaño compacto. Ciertamente, un visor como el de la X-T2 es mejor, pero ni el precio ni las dimensiones son los mismos. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.