1

Photography Blog analiza al Primoplan 58mm f/1.9 de Meyer-Optik-Goerlitz y yo enloquezco doblemente

Aquí hay gato encerrado y yo no lo he sabido encontrar.

Hace unos días os contaba la campaña KickStarter de Meyer Optik Goerlitz para sacar adelante una nueva criatura que se llamará Oprema Jena Biotar 58mmF2, el de diafragma de 17 palas para mayor gloria del bokeh: Ftc 22-9-2017

Pues nada, hoy veo un análisis del Primoplan 58mm f/1.9, también diseño clásico y también de Meyer-Optik-Goerlitz, mi segunda neurona no lo puede resistir, y enloquezco.

¿ Para que quieren dos objetivos clásicos tan iguales en focal y luminosidad ? Pues seguramente porque de iguales nada de nada. Su estructura mecánica es totalmente diferente y seguro que también lo es su diseño óptico, así que el resultado debe ser también diferente y con sus propias “características” (sería muy fuerte llamarles defectos).

Bueno, a lo que vamos. El análisis lo han hecho los chicos de Photography Blog.

Como nota global le han dado un 7,8 sobre 10 y en calidad de imagen un 9 sobre 10. Esa discrepancia se debe a que es carísimo. La valoración final es la de “recomendable a secas”.

Yo leo la cosa como que se trata de un clásico muy suyo, o sea, un capricho muy caro que será vuestro por tan solo 1.600 euretes.

Me imagino que algo raro debe haber pasado. Después de echar un vistazo a la galería, mi valoración sería la siguiente:

Como nota global le concedo un 2 sobre 10 y en calidad de imagen un 2 sobre 10. Esa coherencia total se debe a que la galería de muestras es infumable. La mi valoración final es la de “huir de él lo más deprisa que podáis”.

Algo tiene que haber pasado, eso tiene que ser.

Nota aclaratoria sobre el titular:

  • Enloquecimiento 1: similitud/desimilitud con el Biotar
  • Enloquecimiento 2: por el resultado

adolfo

Un comentario

  1. Viendo la galería de los chicos de PB, prefiero los resultados que me da el Helios 58mm f/2.
    A pesar de su bokeh nervioso, me parece que tiene mejor contraste.
    Y si bien es una cuestión de gustos, estas ópticas clásicas se dan mejor para el retrato y cerrando el diafragma un par de pasos, pues mantiene enfocada todo la cara del sujeto y no sólo su córnea, y aún queda un poco de desenfoque del fondo, pero además esa “falta de nitidez” que les caracteriza suaviza las pieles y le añade un toque nostálgico/analógico al resultado.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.