Si la miráis bien de cerca, ¿ no os parece un carísimo juguete “Fisher Price” ? No se, no se.

Este si que tiene pinta Leica, pero también el precio.

Esto no es de rabiosa actualidad. Es algo que los señores de Leica tuvieron la descortesía de presentar en esos días en que Fotochismes ha estado en tierra de nadie preparándose para el derribo, y por lo tanto me lo perdí.

Sesi, un miembro de nuestra Peña, ha puesto en un comentario que “el mejor final para un buen libro es un punto final”.

Esas palabras me han llegado al alma y no creáis que no he reflexionado mucho sobre ello y pensado que esta nueva etapa es un epílogo innecesario que muy probablemente no acabe bien. Pero ahora ya he empezado y voy a seguir a ver que pasa. Uno tiene que asumir sus errores, y lo haré con humildad si la cosa no sale bien.

Bueno, pero vamos al grano. Ln realidad lo que os quería contar es que a pesar del parentesis, si, me he enterado que Leica ha sacado una especie de compacta “mirrorless” APS-C que ha llamado Leica CL. Es de objetivo intercambiable y la montura es Leica TL, así que no se muy bien que pretende Leica desconcertando al personal con la nomenclatura.

La prueba del nueve es que simultáneamente ha presentado un nuevo objetivo pancake con montura TL que le va como anillo al dedo a la nueva CL para formar un conjunto “callejeador” la mar de discreto. Se trata del rutilante (por el precio, digo) Elmarit TL 18 mm f/2,8 ASPH.

Bueno, os he mentido. En realidad si se lo que pretende Leica. En primer lugar lo que pretende es esto que nos cuenta Raphaël Terris:

La nueva Leica CL estará disponible el próximo mes de diciembre de 2017 a un precio de 2.490 € –solo cuerpo– y en kit con el Leica Elmarit-TL 18 mm f/2,8 ASPH –anunciado también hoy– a un precio de 3.490 €.

Si interesante es el precio de la “compacta”, más interesante aún, sobrecogedor diría yo, es el precio del pancake. El ADN Leica es a prueba del dueto tragicómico Kim Jong-un/Trump.

Todos vosotros ya lo sabéis todo de la nueva Leica CL. Solo quería que supierais que ahora yo también lo se.

La recordaréis  todo en:

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.