2

En el próximo concurso fotográfico al que os presentéis ya no habrá un jurado humano.

HAL 9000: con él empezó todo.

El otro día leí un artículo que contaba que cuando las máquinas aprendan a diseñar y construir otras máquinas, eliminarán al hombre para preservar la integridad y salud del plantea. Ese punto de inflexión tiene un nombre, pero no me acuerdo como se llama: “es el límite de ……..”

Aparte de las preguntas filosóficas que ello puede plantear: ¿ para que necesitan las máquinas un planeta saludable ?, ¿ que pasará cuando se vaya la luz ?, ¿ será la oportunidad para las cucarachas ?, etc….., lo que no tiene ninguna duda es que la inteligencia artificial tendrá un destacado papel en nuestro merecido holocausto, y está en ello.

El negociado de materia gris de Google ha inventado un algoritmo que juzgará nuestras fotos, y lo hará bajo un doble aspecto: el técnico y el artístico, toma ya.

Así pues, en los próximos concursos fotográficos ya no será necesario la intervención de los seres humanos. Seremos (seréis) puntuados por máquinas que son las que dictarán sentencia.

¿ Como lo veis ?

A mi me da lo mismo, porque nunca me he presentado ni me presentaré a ningún concurso fotográfico. Antes me moriría de vergüenza.

adolfo

2 comentarios

  1. El arte “de verdad”, en cuanto a plástica se refiere, suele romper reglas técnicas y compositivas. Es dificil diferenciar intencionalidad de error. En el lado comunicativo, conceptual o simbólico lo tienen mucho más complicado. Veo imposible que un algoritmo sea capaz de encontrar, ordenar y valorar toda la simbología e iconografia de una imagen, y como nuestros resortes sicologicos van ligados a una experiencia vital.

    Dicho de otro modo; antes de entender una foto como la la de niña vizca comulgando hay que entender al ser humano en profundidad. Complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.