El avión “del malo”, porque ganaron “los buenos”.

La camarita,”Carl Zeiss T*”, naturalmente.

Se avecinan tiempos procelosos, sobre todo en esta esquina del país, a partir del día 17 de este mes, así que empezar el año con una curiosidad coleccionística no me ha parecido nada mal.

Me dirijo a todos los que tengáis en la vitrina del salón o el despacho un original de avión de guerra alemán de la segunda guerra mundial y a escala natural. A los que cumpláis esta trivial condición os vendrá de perlas acoplarle esta cámara, también de guerra, que supongo servía para hacer todos aéreas de los malvados enemigos. Naturalmente la cámara es Zeiss y no dejéis de observar en ella el curioso sistema de enfoque manual graduado en pasos de 50m.

Lo dicho, talmente una curiosidad inofensiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.