0

El tamaño si importa: Fernando Galán se va al campo y prueba el Olympico M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO

35mm eq: la más universal de todas las focales.

No hay que ser un medalla Fields para saber que la diferencia de luminosidad entre un F1,8 y un F1,2 es de 1,25 EV’s.

Lo que ya no es tan intuitivo es saber que, al menos en Olympus, esa diferencia de luminosidad cuesta 1.000 euretes de nada, puesto que por el grandote Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO cobran 1.400 euretes, y por el diminuto y homólogo F1,8 cobran 400 euretes.

Pues nada, Fernando Galán se ha ido al campo con una Olympus E-M1 Mark II, le ha puesto delante el susodicho Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO, y nos cuenta que tal le ha ido

Lo mismo más o menos nos contaba Iker Morán hace unos días, cuando “Fotochismes” estaba ingresado en la UCI de infecciosos:

Yo, pobre de mi, a la luz de ambos sesudos análisis me atrevería a inferir una idea:

  • Para callejear el pequeño es idóneo, para hacer cosas más serias a la luz de las estrellas con un bokeh más cremoso que un helado en agosto, el grande puede ser mejor, pero ojo al precio, al tamaño y al peso.

Vale hombre, ya se que eso es de Perogrullo, pero algo tenía que decir, ¿ no ?

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.