1

Una galería patrocinada por torturadores: el pobrecito Samyang XP 50mm f/1.2 delante de una EOS 5DS-R.

Muestras, muestras, muestras y muestras

Pues eso, el luminosísimo objetivo Samyang nos recuerda que a F1,2 la profundidad de campo es más delgada que una lámina de grafeno.

Yo creo que el cristalito sale bastante bien parado del emvite, pero el que no sale tan airoso es el probador.

Lo primero que nos ofrece es una secuencia desde F1,2 hasta F16 de una tarjeta Compact Flash con unas bonitas luces de navidad de fondo para que podamos saborear el bokeh. Bien, pues resulta que la tarjeta no está colimada (perfectamente paralela) a la cámara y el plano de su sensor, con lo cual la parte de arriba de la tarjeta está enfocada, pero la parte de abajo no, lo que me ha producido un desasosiego de primera magnitud. Al ir cerrando el diafragma esa sensación desaparece y a F5,6-F8, los diafragmas dulces, el cristalito se comporta. Sin duda el culpable de esa desazón ha sido el «blu-tack» que fija la tarjeta a la base, que con su poca rigidez ha provocado una ligera inclinación seguramente no apreciada por el probador.

El susodicho probador ha tenido cuidado de ofrecernos algunas imágenes inclinadas para que veamos el mínimo plano focal a diafragma abierto, pero tampoco ha tenido fortuna en ello. Me ha costado Dios y ayuda ver el plano enfocado en ellas y ni con siquiera tan elevada asistencia me ha sido concedido ese honor.

Por lo tanto, en esta galería debe perder el lector toda esperanza de ver que tal se comporta el torturado cristalito a plena apertura, pues no hay ninguna superficie plana enfocada,  y ya de paso nos abre un portal más de discusión sobre el eterno debate de los Mpixels, el tamaño del sensor y la profundidad de campo. ¿ Para qué queremos sacar 50 Mpixels todos borrosos ? Huy, ¿ pero que digo ? Boca pecadora.

Venga, va, y ya está, que al fin y al cabo una galería no da para tanto.

adolfo

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.