Pues no era por calidad, era por tamaño y peso.

Osado que es uno, pensaba que el hecho de sacrificar los 4 mm en el extremo angular era para poder mejorar el conjunto dar una calidad sin igual y así poder iluminar con solvencia los sensores hipermegapixelados de las cámaras Alfa 7, pues todos recordamos que los antiguos y obsoletos 28-70mm de la época peliculera eran de más calidad que, al menos los primeros, 24-70 mm.

Pues no señor, nada de eso. Resulta que la razón es mucho más pragmática. Si tenéis la paciencia del Santo Job podréis encontrar la respuesta en el minuto 1:15 de esta videopaliza autobómbica donde el agudo e intrépido reportero le pregunta por ello al ponente en plan Santiago Segura.

La razón es simple y llanamente que el nuevo diseño con ese rango de focal tiene menos volumen y pesa menos, lo cual lo hace más adecuado para maquinitas “mirrorless” como las Sony Alfa. ¿ Os lo creéis ? A mi me cuesta, pero vaya Vd a saber. Yo sigo en lo mío y opino sin opinra en mi que no han sabido hacer en un 24 mm excelente, y se han ido 5mm más en tele, lo que no cuerta nada ni tiene riesgo, pero no me hagáis caso que yo soy muy “malpensao”.

Si sois brexit incultos como yo, activad los subtítulos, que ayudan bastante: minuto 1:15

  • Hay bastantes más cosas, incluido un ingeniero japonés que no sabe inglés, en Photo Rumors.  Ostras, yo también soy un ingeniero que no sabe inglés, pero estoy en España y eso cambia las cosas. A mi los Hermanos Maristas me enseñaron frances, y el para el inglés me tuve que buscar la vida en el British Intitute, por ejemplo. Para mi vergüenza debo confesar que ambos fracasaron en el intento.
Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.