El mundo Lytro se diluye en Google: descanse en paz.

Aunque ni puñetera falta hace la segunda parte de la “aseveración titular” puesto que Google, al menos por ahora, se sostiene solita, que sepáis que Lytro definitivamente desaparece como empresa y como marca y a partir de ahora el Dios Google, que la ha comprado, hará lo que le de la gana con su tecnología y con sus probos empleados.

Lo cual comunico para general conocimiento y jolgorio o desespero según preferencias. Amén.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.