1

Fernando Galán: prueba de campo muy completa de la Fuji X-H1 – ¿ genialidad, evolución, tiro en el pie, o asalto al mundo PRO ?

Mi reino por una explicación coherente del por qué todas las “mirrorless” enseñan descaradamente sus encantos al quitar el objetivo. Mira que llevo años buscándola.

A pesar de que os ponga aquí los cuatro más un párrafos que integran las conclusiones de Fernando Galán en su prueba de campo con muchas muestras de la Fuji X-H1 ello no supone que podáis saltaros la lectura completa del análisis para descubrir la respuesta a la eterna pregunta, bueno, eterna no, pues solo se ha planteado desde que esta maquinita apareció: ¿ es la X-H1 una genialidad de Fuji o un tiro en el pié ?

Dice Fernando:

La Fujifilm X-H1 se presenta como una evolución de la X-T2 añadiendo a lo bueno que este modelo ya aportaba, mejoras importantes en solidez, ergonomía y estabilización. Para lograrlo ha tenido que aumentar tamaño y peso, algo que algunos agradecerán y otros lamentarán.

La Fujifilm X-H1 encontrará su principal competidora sin salir de casa: ¿X-T2 o X-H1? nos preguntaremos con razón. Si se va a utilizar la cámara fundamentalmente para la toma de fotografías, la X-T2 ofrece casi lo mismo -en términos de calidad de imagen– que la que aquí probamos en un cuerpo más ligero aunque menos robusto.

La calidad de imagen, igual que en toda la familia X, queda fuera de toda duda; mejorada en circunstancias límite con la aportación del estabilizador. Nos ha gustado menos la respuesta del foco o la capacidad del búfer aunque no llega a suponer un problema en la mayoría de situaciones a las que puede enfrentarse esta cámara.

La X-H1 ha querido apostar con fuerza para ganar espacio en el terreno del vídeo pero lo tiene difícil por la competencia feroz en este campo y en esta gama de precio. Por ello pensamos que sólo atraerá las miradas de quienes ya usen el sistema X y quieran rentabilizarlo o de quienes sólo vean en la imagen en movimiento un complemento de su quehacer.

A favor encontramos su precio de aproximadamente 1.900 € –y, por tanto, por debajo de la barrera psicológica de los 2.000 €– así como la versatilidad de uso para una amplia variedad de situaciones. En su contra, acusa el hecho de participar en un segmento muy reñido donde el resto de los competidores también aportan muchos y buenos argumentos. Habrá que esperar para ver la acogida de este modelo entre los profesionales.

Y digo yo:

¿ Es la X-H1 en el mundo Fuji lo que la Alfa 9 en el mundo Sony, es decir la apuesta de ambos fabricantes para el asalto al mundo PRO que se vea tentado a dejar atrás el espejo ? Yo creo que si.

¿ Lo va a conseguir ? Yo creo que no, al menos por ahora, pero lo cierto es que cada vez hay menos argumentos para seguir con las DSLR de toda la vida, empezando por el precio.

adolfo

Un comentario

  1. creo que son maquinas muy buenas, pero el sensor mas pequeño se delata en calidad de imagen y en isos altos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.