Logo: bueno, más o menos.

El titular dice así, más o menos:

  • Recompensaremos a los fanáticos de la K1 con un firmware de tres mil pares de narices que casi la igualará con la K1 Mark II, y todo eso será antes de la K3 Mark II que ya está en camino.

La entrevista es larguísima, y el resumen ejecutivo que hace el propio entrevistador también. Por eso, a pesar de sonar (ya lo he dicho alguna vez, pero es muy gráfico) como si Gerónimo y Toro Sentado parlamentaran para firmar una alianza para derrotar a los casacas azules en un “espagueti western”, os pongo aquí las dos versiones de las conclusiones, y alguna idea ya se coge.

Esto es lo que dice Google que dice el sumario:

Esta fue realmente una entrevista bastante interesante. Estos son algunos de los principales puntos que vi:

  • La Unidad de aceleración mejora los niveles de ruido en todos los ámbitos: parece que en el acelerador se produce una gran cantidad de procesamiento de reducción de ruido digital, lo que también libera potencia de procesamiento de la CPU principal para mejorar los algoritmos. El resultado es que Ricoh predice una mejora en los niveles de ruido en todo el rango de sensibilidad, no solo en las sensibilidades más altas. (Y ahora que está disponible en el K-1 II, los propietarios de Pentax KP ya no podrán presumir de una mejor calidad de imagen ISO que la disponible en el buque insignia de fotograma completo de la marca 😉
  •  El K-1 II también trae algunas prácticas mejoras de AF: Un área en la que estamos adivinando que Ricoh usó la potencia adicional liberada por la Unidad de Acelerador estaba en su sistema de enfoque automático: La compañía nos dice que el Pentax K-1 II ahora sigue los temas mejor que antes. Sigue utilizando datos derivados tanto del sistema de enfoque automático como del sensor de medición RGB de 86,000 píxeles, pero ahora hace un mejor uso de esos datos para determinar el movimiento del sujeto. La función de autoenfoque también se ha mejorado y ahora tiene en cuenta la distancia focal al determinar cuánto tiempo debe esperar antes de abandonar una retención AF.
  • Patente planeada para la captura de alta resolución de múltiples tomas y de mano de Pentax: cómo funciona la solución Dynamic Pixel Shift Resolution, pero ahora sabemos que Ricoh intenta buscar protección por patente para su tecnología subyacente (o posiblemente ya lo haya hecho). También sabemos ahora que se basa en hardware específico para el K-1 II, y utiliza el obturador mecánico, no el electrónico como en la resolución de desplazamiento de píxel estándar. Eso se hace para evitar problemas con el obturador rodante (también conocido como efecto gelatina) asociado con el obturador electrónico.
  • La actualización de K-1 II se planeó desde el principio: ¿Cómo es esto de previsión? Ricoh sabía que tenía potencial para un aumento de la calidad de imagen con la Unidad de aceleración que estaba desarrollando para el Pentax KP, pero también sabía que no estaría lista a tiempo para el lanzamiento del K-1. Por lo tanto, creó los dos productos en paralelo, diseñando su nuevo buque insignia de fotograma completo teniendo en cuenta tanto la tecnología actual como la futura. La intención desde el principio era permitir a los propietarios de K-1 actualizar sus cámaras, permitiéndoles aprovechar la nueva tecnología una vez que esté disponible. (Y quizás dejar que Ricoh reduzca el costo actualizando cada cámara, también, ya que sus componentes internos se diseñaron teniendo en cuenta esa actualización). ¡Muy bien!
  • Veremos un nuevo buque insignia de APS-C, pero probablemente no se parezca al K-3: hace tiempo que estábamos preocupados porque Ricoh podría haber decidido enfocar sus ofertas entusiastas y favorables a los marco, ya que han pasado casi cinco años desde que vimos mucha actividad en la parte superior de su línea APS-C. Últimamente, la actividad de desarrollo de lentes también ha sido predominantemente orientada a cuadros completos, aunque en gran parte ha sido por necesidad, ya que la empresa volvía a entrar en el mercado de fotogramas tras una larga ausencia.

Resulta que no necesitamos habernos preocupado. Estamos muy contentos de escuchar a Ricoh reafirmar un fuerte compromiso con APS-C y full-frame. La compañía también confirmó que en este momento está en desarrollo un nuevo buque insignia APS-C para la serie K, y que una vez que el desarrollo de lentes de fotograma completo alcance, deberíamos comenzar a ver más desarrollo de lentes APS-C nuevamente.

Pero quizás lo más interesante de todo es que Arai-san insinuó que no será otra evolución del diseño existente de la serie K-3, que data de la Pentax K-7 de 2009. En cambio, Arai-san nos preparó para esperar un nuevo buque insignia que “no sería un sucesor directo del K-3”.

  • Larga vida a la reina: hace tiempo que supusimos que Ricoh había desconectado a la pequeña, linda y lamentablemente poco amada Pentax Q-series, que interpretó a Queen como el Rey K-mount en el mercado de lentes intercambiables. Las cámaras sin espejo más pequeñas que hayamos revisado, nos encantó la serie Q por su increíble compacidad, pero entendimos cuando los fotógrafos rehuían una marca desconocida y un sensor mucho más pequeño que en otros rivales sin espejo.

Pero Ricoh nos sorprendió al revelar que, aunque no está desarrollando nada para la serie Q, tampoco ha bajado la cortina. De hecho, la compañía nos dijo que, en este momento, todavía estamos fabricando nuevas lentes de montura Q, y que la Q-S1 también está a la venta en algunos mercados. ¡Así que mientras que la Reina podría estar en soporte de vida, ella vive de todos modos!

  • No espere una cámara sin espejo de formato medio: ya lo sospechábamos, pero Ricoh también reafirmó su compromiso con el visor del pentaprisma al hablar de rivales recientes sin espejo en el espacio de formato medio. Puede que no sea lo mismo que decir que no se convertirá en un modelo de formato medio sin espejo, pero es lo más cerca que vamos a llegar a él.
  • Ya basta con los rumores de “No más Ricoh” / “No más Pentax”: lo escucharon aquí amigos. ¿Puede ser esto un fin a los rumores de una vez por todas, por favor? Ricoh confirmó una vez más su compromiso con ambas marcas en el espacio de imágenes digitales. Las cámaras con lentes intercambiables mantendrán la marca Pentax. Las cámaras de lentes fijas se adhieren a la marca Ricoh. Eso no está cambiando, independientemente de lo que diga la fábrica de rumores.

Y esto es el sumario original escrito en bárbaro:

This was really a rather interesting interview. Here are some of the main takeaways I saw:

  • The Accelerator Unit improves noise levels across the board: A lot of digital noise reduction processing apparently happens in the Accelerator, freeing up main-CPU processing power for improved algorithms there as well. The result is that Ricoh predicts an improvement in noise levels across the sensitivity range, not just at higher sensitivities. (And now that it’s available in the K-1 II, Pentax KP owners will no longer be able to boast of better high ISO image quality than that available from the brand’s full-frame flagship 😉
  • The K-1 II also brings some handy AF improvements: One area in which we’re guessing that Ricoh used the extra horsepower freed up by the Accelerator Unit was in its autofocus system: The company tells us that the Pentax K-1 II will now track subjects better than before. It’s still using data derived both from the autofocus system as well as the 86,000-pixel RGB metering sensor, but it now makes better use of that data to determine subject motion. The autofocus hold function has also been improved, and now takes account of focal length when determining how long it should wait before abandoning an AF hold.
  • Patent planned for Pentax’s handheld, multi-shot high-res capture: How Dynamic Pixel Shift Resolution works is still under wraps, but we now know that Ricoh intends to seek patent protection for its underlying technology (or quite possibly has already done so). We also now know that it relies on hardware specific to the K-1 II, and uses the mechanical shutter, not the electronic one as in standard Pixel Shift Resolution. That’s done to avoid issues with rolling shutter (aka jello effect) associated with electronic shutter.
  • The K-1 II upgrade was planned from the start: How’s this for forethought? Ricoh knew it had the potential for an image quality boost with the Accelerator Unit it was developing for the Pentax KP, but it also knew it wouldn’t be ready in time for the launch of the K-1. So it created the two products in parallel with each other, designing its new full-frame flagship with both current and future tech in mind. The intention from the get-go was to allow K-1 owners to upgrade their cameras, letting them take advantage of the newer tech once it became available. (And perhaps letting Ricoh reduce the cost upgrading each camera, too, since its internals were designed with that upgrade in mind.) Very cool!
  • We will see a new APS-C flagship, but it probably won’t look like the K-3: We’d been quietly concerned for a while now that Ricoh might have decided to focus its enthusiast and pro-friendly offerings on full-frame, as it’s been almost five years since we saw much activity at the top of its APS-C lineup. It’s lens development activity of late has also predominantly been full frame-oriented, although that’s largely been out of necessity, since the company was reentering the full-frame market after a very lengthy absence.

Turns out, we needn’t have worried. We were very pleased to hear Ricoh reaffirm a strong commitment to both APS-C and full-frame. The company also confirmed that development is underway on a new APS-C flagship for the K-series as we speak, and that once full-frame lens development catches up, we should start to see more APS-C lens development again.

But perhaps most interestingly of all, Arai-san hinted that it won’t be another evolution of the existing K-3 series design, which dates all the way back to 2009’s Pentax K-7. Instead, Arai-san primed us to expect a new flagship that “wouldn’t be a straight successor of the K-3”.

  • Long lives the Queen: We’d long assumed that Ricoh had pulled the plug on the tiny, cute and yet sadly underloved Pentax Q-series, which played Queen to the K-mount’s King in the interchangeable-lens market. Hands-down the smallest mirrorless cameras we’ve ever reviewed, we loved the Q-series for their incredible compactness, but understood when photographers shied away from an unfamiliar brand and a far smaller sensor than in other mirrorless rivals.

But Ricoh surprised us by revealing that while its not currently developing anything for the Q-series, it hasn’t yet dropped the curtain either. In fact, the company told us that it’s actually still manufacturing new Q-mount lenses as we speak, and the Q-S1 remains on sale in some markets, too. So while the Queen might be on life support, she lives on nevertheless!

  • Don’t expect a medium-format mirrorless camera: We already suspected as much, but Ricoh also reaffirmed its commitment to the pentaprism viewfinder while discussing recent mirrorless rivals in the medium-format space. That might not quite be the same thing as saying that it won’t make a mirrorless medium-format model, but it’s as close as we’re going to get to it.
  • Enough with the “No more Ricoh” / “No more Pentax” rumors: You heard it here folks. Can this be an end to the rumors once and for all, please? Ricoh once again confirmed its commitment to both of its brands in the digital imaging space. Interchangeable-lens cameras will keep the Pentax brand. Fixed-lens cameras stick with the Ricoh brand. That’s not changing, regardless of what the rumor mill says.

Pues nada, todo esto ha salido de Imaging Resource

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.