1

Esta vez el que se ha cargado el blog he sido yo, y no se como arreglarlo – actualizado dos veces

¿ Actualización y destrucción son sinónimos ?

Esta mañana al editar he visto que el blog no respondía bien. No había ninguna infección, pero era lento e inestable al editar (no al consultar). He contactado con la empresa que tiene mi alojamiento y me han dicho que tenía una versión de uno de los softwares que se utilizan en el servidor muy vieja. La he actualizado según sus instrucciones y ahora aparecen toda esta serie de “insultos” que veis en la parte de arriba de las páginas.

Lo simpático del asunto es que no hay vuelta atrás. Me permite volver a una versión anterior, pero no a la que tenía antes y funcionaba bien, pues como era considerada obsoleta e insegura ya no está disponible.

Esas cosas me pasan por violar el sacrosanto principio de “madrecita, que me quede como estoy”.

Estoy en ello. Os pido un poco de paciencia.

Mucha salud y gracias.

Adolfo

Nota un rato después:

Desde la empresa del alojamiento me han vuelto para atrás (ellos si pueden), pero me han dicho que tengo que actualizar “la plantilla” de WordPress, el “Tema”, creo que se llama. Yo tengo actualizado todo WordPress: editor, plugins, plantilla y plataforma a la última versión, así que lo que debe pasar es que la plantilla que utilizo se ha quedado obsoleta y no es compatible con la vorágine de actualizaciones contínuas. La que uso ya no se puede actualizar más y cambiarla supone cambiar el aspecto del blog, cosa que no apetece nada. Y además está el pequeño detalle de que no tengo ni puñetera idea de como se hace eso.

Odio profundamente a todos los informáticos y entro en paro técnico hasta enterarme y decidir que hago.

Actualización: otro rato después.

Conforme van pasando las horas veo más claro lo que pasa. El “Tema” (la plantilla que uso en WordPress) es del año 2010, cuando empecé el blog, y ya no tiene más actualizaciones. Ha quedado incompatible con el software PHP que va a usar de inmediato el servidor de mi alojamiento, con lo cual no queda otra que buscar una nueva plantilla, pagarla, y configurarla adecuadamente para tener una estética nueva, renovada y moderna.

Eso en principio está bien, pero yo, desde mi condición de “dinosaurio impenitente”, no puedo dejar de hacer estas obsoletísimas conclusiones.

  • ¿ Por qué las actualizaciones de software suponen siempre problemas de todo tipo y en este caso incluso tener que pasar por caja para cambiar algo que funciona perfectamente bien ?
  • ¿ Por qué demonios tengo yo que perder media vida adaptando una nueva plantilla que seguramente no me gustará si la que tengo ahora me encanta por su sencillez y simplicidad casi naif ?
  • ¿ Por qué “coño” tengo yo que tragar con ruedas de molino que para mi son una tortura si lo único que saco de beneficio es una perdida económica, un cabreo monumental, y un montón de horas para intentar dejar las cosas más o menos como estaban ahora.
  • ¿ Por qué el cambio continuo y no necesariamente a mejor es la filosofía que nos han impuesto en nuestra vida y hasta parece que la aceptemos de buen grado ?

Ahora estoy usando una versión antiquísima del software PHP que desde mi empresa de alojamiento han tenido a bien cargarme. Ahora todo va bien, pero es una pura ilusión. Cuando actualicen el software PHP por cuestiones de seguridad mi blog quedará inútil.

Quizás ha llegado el momento, si, otro más, lo reconozco, de enviarlo todo a “tomar por el culo” y abandonar la red de redes que en los últimos años no me da más que disgustos. Esto es para gente más joven que no haya agotado su capacidad de “cabreamiento”.

No creáis que no voy a pensar seriamente en todo ello.

El cielo confunda profundamente y por toda la eternidad a la informática y a los informáticos, amén.

adolfo

Un comentario

  1. vamos Adolfo, el cambio es vida, un poco de modernidad al tema no le va a venir mal, coraje!

Responder a Guille_IRL Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.