¿ Que sostiene Hugo en su mano derecha ?

Aparte de los pequeños detalles sin importancia que nos revela Hugo en su blog, la pregunta que subyace en todo esto sería algo así: ¿ Cuanto o como ha disfrutado Hugo calibrando a esta bestia y obteniendo esos tan excelentes resultados ?

Posibles respuestas:

  • El clásico: ¿ Como un político en un atril contando mentiras ?
  • El actual: ¿ Como Rajoy dándole besitos a Cristina Cifuentes y diciéndole en la oreja que la quiere mucho y que confía en ella ?
  • El grosero: ¿ como un marrano en un charco ?

Pues eso, las bestias negras de película también se calibran, y quedan de miedo, por cierto.

Nota tonta: la solución a la pregunta que formulo en la imagen ilustrativa la daré dentro de algunos días, si es que él lo la contesta antes en los comentarios. Yo lo he visto funcionar en su casa y es de lo más eficaz. ¿ No os pica la curiosidad ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.