0

Hugo Rodríguez analiza muy a fondo el nuevo monitor BenQ SW271 y nos explica lo que le ha parecido.

Digamos que “a medio unboxing”

Venga, vamos a ser serios. Si después de leer atentamente el interesante y completísimo análisis que hace Hugo Rodríguez del estupendo y solo relativamente asequible monitor BenQ SW271 tenéis aún alguna duda, os lo tenéis que hacer mirar. Quizás sea algún resquicio del Plan Wert o algo similar que os haya afectado colateralmente. No se me ocurre ninguna otra explicación.

Son 7 capítulos repletos de información, pruebas, datos, análisis, gráficos y demás arcanos de esos que al común de los mortales se nos escapan.

Yo, a modo de aperitivo (más bien de postre) os pongo el apartado de conclusión. Dice Hugo:

El SW271 es un monitor de gama muy alta, claramente orientado a profesionales de fotografía y, quizás aún más, vídeo, que viene a situarse en una categoría distinta a la que ocupaba su antecesor, el SW2700.

Mientras que el SW2700 era un monitor de la típica resolución 2560×1440, el SW271 sube hasta 4K, lo que le sitúa en una órbita bien distinta. A modo de dato rápido: el 4K tiene un 225% más píxeles… (8,3 frente a 3,7 millones, en cifras redondas). El fino marco que tiene hace factible el que quien no tenga espacio para un monitor típico de 27(o simplemente no quiere uno tan grande, (como es mi caso, ya que prefiero dos de 24) se plantee seriamente hacer el cambio de 24 a 27”.

El precio acompaña la subida de prestaciones, y además proporcionalmente: mientras que el que SW1700 se encuentra a un precio orientativo de 700€, el SW271 sube hasta casi 1.100 € largos, situándose a no mucha distancia de su hermano mayor, el SW320, que también analicé aquí.

Y ahora ya prepararos para conocerlo todo mirando en:

Y ya está. Ya sabéis lo mismo que yo.

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.