Pues ese soy yo hace unos cuantos años.
Se me ve poco, pero es que soy muy tímido.

Como viene siendo habitual en los últimos años, para desgracia vuestra y vergüenza mía, cada vez que paso una temporada en mis queridas montañas os martirizo con unas cuantas fotos de las que he hecho. Mis queridas montañas están en el Valle de Benasque, en el pirineo de Huesca, como seguro la mayoría recordaréis.

Esta vez hemos estado por primavera. Ya teníamos ganas de venir en esa época pues por los problemas familiares que todos conocéis, ya hacía más de cuatro años que no hemos podido venir en el mes de las flores. Este año si, y hemos estado algo más de un mes, todo Mayo y un poco de Junio.

Murphy ya sabéis que no solo existe sino que además me vigila muy de cerca, así que me ha montado una primavera muy especial. A principio de Mayo no había ni una flor ni un solo brote verde en los árboles. El paisaje era como el de invierno, pero con poca nieve. Todo estaba marrón y gris, nada de verde. Hasta la última semana de Mayo no ha empezado a reverdecer el paisaje.

Escribo esta introducción el 6 de junio desde el propio Benasque. ¿ Os podréis creer que en todos los días del mes de Mayo y lo que llevamos de Junio hemos visto el cielo azul un solo día ? En todos los demás nubes, tormentas, viento y lluvia, lluvia, lluvia, lluvia y lluvia. Ya se (aquí también llega la televisión) que esta primavera ha sido excepcionalmente lluviosa en buena parte de nuestro país, pero día tras día tras los cristales viendo llover al final te pone hasta de mal humor. Fotos he hecho muy pocas pues no me apetecía nada mojar el modesto equipo que tengo. Los lugareños dicen que este año el invierno ha sido muy largo y ha hecho frio hasta ahora (hoy, por ejemplo, estamos a 7ºC y nieva en las cumbres). Un año así es raro, pero en el 2018 ha tocado y todo va muy retrasado en tema flores.

Sin embargo, al otro lado de la montaña, en el Valle de Aran, la primavera lucía en toda su magnitud ya desde primeros de Mayo. Que cosas pasan. Los microclimas que se producen en las zonas de montaña tienen estas cosas.

En fin, queríamos venir en esta época porque a mi mujer le gustan mucho las flores y tenemos una colección de fotos con 60 familias y 348 especies de flores del Valle, ya os lo he contado alguna vez: son unas 2.500 fotos hechas en los últimos 12 años. Además, ahora que tengo la EOS 5D Mark IV quería dedicar la 5D Mark II a hacer florecillas con el EF 100mmF2,8 en plan macro, cosa que antes hacía con la sencilla EOS 400D.

La verdad es que he notado una enorme diferencia, no solo por la calidad de la cámara, sino sobre todo porque ahora se algo más, disparo siempre en RAW y revelo las fotos, con lo cual el resultado final es mucho mejor en todo: color, nitidez, textura, rango dinámico. Aunque no lo creáis, y para mi vergüenza, en las primeras fotos de la colección utilizaba directamente el JPG de la 400D. Entonces no sabía revelar y lo del RAW me sonaba, pero creía que era una cosa muy complicada. Estamos hablando de mis inicios digitales en el 2006 y de eso ya han pasado 12 años.

Por todo lo anterior, primavera si, primavera no, y florecillas si, florecillas no, lluvia si, lluvia también, para no daros demasiado la paliza, os voy a poner unas cuantas fotos de paisaje, muy pocas, unas en color y otras en blanco y negro, y finalmente algunas de florecillas de las que he hecho estos días.

Sobre estas últimas quería añadir que, a pesar de tener el magnífico libro que me regaló Fran Nieto sobre Fotografía Macro: Ftc 13-10-2015, mi querida Madre del Amor Hermoso no me ha dotado de las virtudes necesarias para ser capaz de hacer fotos decentes en macro. Me valen para el catálogo casero que tenemos, pero son fotos para “caracterizar” una planta o una flor, donde lo que interesa es que se vea lo máximo posible y todo lo bien posible. Así que utilizo diafragmas razonablemente cerrados en detrimento de esos fondos suaves, cremosos y totalmente desenfocados habituales en la fotografía de vertiente más artística. Además, y me da bastante vergüenza decirlo, algunas fotos las hago en casa en plan mini-estudio trayéndome algunos ejemplares, eso si, solo si donde los he visto en el campo hay un montón y no se trata de una especie rara. En el campo el viento es una verdadera tortura y para grandes ampliaciones no hay manera de sacar una foto nítida.

Cuento todo esto simplemente para que en el caso de las flores que os muestro suavicéis aún más que en paisaje vuestro “criterio juzgador” y no me retiréis vuestra confianza ni huyáis despavoridos del blog.

Y ya está, como paliza introductoria ya vale. Ahora las fotos. Como ya he dicho me he centrado más en las florecillas y el macro, y esta vez he dejado un poco más aparcado el paisaje.

  • Empezamos con el color.

Empiezo con una imagen que es simplemente una presentación. Es Benasque (Benas en Patués), mi pueblo de adopción que da nombre al valle del que mi mujer y yo nos enamoramos hace unos 30 años.

Benas, con su simpática forma de media Luna

Igual os interesa saber por qué toda el agua del glaciar del Aneto acaba en Francia, en el rio Garona. La clave está en dos nombres: el Forao de Aiguallut en el Valle de Benasque y los Güells deth Joeu en el Valle de Arán: hay un tunel natural de casi 4 Km. Si os pica la curiosidad, que os picará si no lo conocéis, podéis mirar en Wikipedia, pero os adelanto este revelador párrafo.

En este sumidero (el Forao) desaparece el agua de deshielo de los neveros, transportada principalmente por los cauces del Ésera (glaciares de Aneto, Barrancs y Tempestades) y del Escaleta (Mulleres) hasta el Plan de Aigualluts, a los pies de los Montes Malditos, donde desaparece en una sima de un 1 m2, para reaparecer a 3,6 km de distancia en línea recta (Güells deth Joeu, Era Artiga de Lin, Valle de Arán) a unos 1658 m de altitud (42.667385, 0.710571) , hasta llegar al río Garona y, por tanto, al océano Atlántico, en lugar de al mar Mediterráneo como sucede con las aguas no infiltradas del río Ésera.

El agua sale de la nada en plena ladera. Por arriba no hay nada y por abajo se forma una inmensa cascada.

Güells deth Joeu en La Artiga de Lin – Valle de Arán: el agua sale de la nada en plena montaña

Este es un detalle de la Fuente de Gresillum (Hònt deth Gresilhon) en la pista de La Artiga de Lin en el Valle de Arán. No se ve muy bien, pero os la pongo porque es curiosa. Estas plantas han nacido y crecido siempre detrás de una cortina perpetua de agua que cae desde la fuente.

Perseverancia: Fuente de Gresillum (Hònt deth Gresilhon) – pista Artiga de Lin

Los campos por fin empiezan a reverdecer. La primavera asoma la nariz.

Zona de Castanesa en el eje pirenaico N260

Desde Cerler sale una pista que va a la toma de agua de esta población. A algo más de 1 Km del pueblo nos encontramos con una vieja mina de pirita ya abandonada pero donde aún se pueden encontrar cristales de este mineral incrustados en las rocas y paredes que aún rezuman “inflorescencias” de azufre y compuestos afines. Realmente son más interesantes que algunos cuadros de pintura moderna.

La Mina

No podía faltar una seda en color. Es un torrente, podría ser cualquiera, pero este es uno de los muchos que hay en Las Fuentes de Alba, un rincón paradisíaco junto con el Hayedo y las Gorgas del mismo nombre. Si, se que soy un “pesao”, pero me gustan las sedas, al menos por ahora.

Fuentes de Alba: un torrente cualquiera

Ante la falta de inspiración un simple reflejo puede acudir en mi ayuda. Este es un intento, claramente infuctuoso, como podéis comprobar.

Reflejo: el último recurso que a veces sale bien y otras no

Como cada día llovia de bastante a mucho o muchísimo, no era nada dificil encontrar “gotitas” cada mañana.

Gotitas

El primer día de sol después de un mes de lluvia continua. Los árboles rezumando agua, el suelo que parece una esponja, primera hora de la mañana. Los rayos de sol hacen sublimar el agua y producen vapores etéreos que ascienden sobre las copas de los árboles con ese contraste de la hoja verde oscura negra en los perennes y hoja verde nueva y fluorescente en los de hoja caduca. Es un paisaje mágico al que ninguna imagen le puede hacer justicia. El paisaje “hierve”.

Vapores

  • Seguimos con el blanco y negro.

El problema de pasearse por un sitio como el Valle de Benasque es que cualquier rincón vale para hacer una foto, quizás no una foto gloriosa, pero si al menos una foto digna. Yo muchas veces me tengo que retener pues lo fotografiaría todo. Si, es verdad, este Valle me tiene robado el corazón.

Deshielo, torrente y oportuno rayo de sol, solo eso

Otra vez los Güells deth Joeu en La Artiga de Lin – Valle de Arán: es lo mismo que en la imagen en color pero esta vez en blanco y negro y con el efecto “seda” que a mi tanto me gusta, al menos por ahora.

Realmente tanto el Forao como los Güells son dos parajes espectaculares que vale la pena visitar.

Güells deth Joeu en La Artiga de Lin: la salida en la montaña

Güells deth Joeu en La Artiga de Lin – Valle de Arán: la inmensa cascada que se forma después

Un arbolito, solo eso. Tengo debilidad por ellos: zona Señiu – Noales en la N260 entre Castejón de Sos y Pont de Suert

Arbolito placido: zona Castanesa (más o menos)

Otro arbolito, este más dramático o más atormentado.

Arbolito atormentado: zona Pllan de Estan

Explosión de Narcisos Poéticos: durante un par de semanas los campos se tiñen de blanco, y a esas segadoras automáticas que en los puebloa llaman vacas no les gustan, o sea que duran todo lo que tienen que durar.

Exuberancia

Hay días muy nubosos, y de esos hay días en que las nubes parecen pintadas al oleo, y esas nubes en blanco y negro se pueden “forzar un poquillo” dando como resultado imágenes que unos clasificarían de “dramáticas” y otros de “claramente exageradas”. Yo soy más bien de los últimos, pero una “canita fotográfica al aire” de vez en cuando no hace daño a nadie.

Nubecillas en el puerto de Sahun que separa La Ribagorza y El Sobrarbe

Los inviernos son muy duros, y el viento y la nieve tumban muchos arboles. Alguno es arrastrado por algún torrente, en algún punto se encalla y se queda a vivir allí hasta que la próxima crecida lo vuelva a desplazar. Eso es reciclaje puro y totalmente natural.

¿ Simbiosis o tronco atormentado ?: zona Fuentes de Alba

  • Y ahora vamos con las flores.

Siempre tomo varias fotos, unas digamos “de cuerpo entero” para que se vean bien las hojas de la planta que son tan importantes como las flores para clasificarlas y caracterizarlas, y luego me voy acercando a la flor con distintos grados según las circunstancias, y sobre todo el viento, me lo permite. Voy “a pelo”, no llevo iluminadores, ni reflectores, ni paramentos ni nada. Solo llevo un  trípode normal y un trípode pequeño. Con este último me estiro en el suelo y me pongo a la altura de la planta si el guion lo exige. Menos mal que siempre voy con mi mujer quien me ayuda a levantarme una vez acabo la sesión, pues si no fuera así es probable que aún estuviera allí. Los años no perdonan. Nunca falta en la bolsa un pegote de “blu tack” que me va muy bien para fijar algunos tallos excesivamente bailones o cosas así. Siempre procuro hacerlo todo “in situ” y solo en casos excepcionales, como ya he dicho, corto alguna planta/flor para acabar de caracterizarla en casa en condiciones más controladas. El estudio en casa consiste en una silla en cuyo respaldo pongo una cartulina de cartón verde que vengo usando desde hace muchos años. La iluminación es la que entra por el balcón cuando no da el sol, siempre difusa y sin sombras. Una sola fuente de luz y casi siempre lateral, nada más.

Sé que con ello seguramente habré violado tropecientasmil reglas del buen fotógrafo de macro, pero con ello tengo bastante para ser feliz y no necesito ni aspiro a nada más.

La primera imagen es la de mi eterna acompañante, la causa de que yo me haya metido a hacer de la mejor manera de que soy capaz miles de fotos de “florecillas” y las haya clasificado en familias y especies, y también la persona que con infinita paciencia me acompaña en mis sesiones de paisaje donde a veces puedo tardar más de un cuarto de hora en hacer una instantánea. Si las fotos de macro estuvieran bien podríamos editar un libro bastante completo que llevaría por título “Flores del Valle de Benasque”, pero hay muy pocas fotos decentes, así que como tantas otras cosas lo dejaremos para mi próxima reencarnación.

Mi eterna compañera con la mochila cargada de libros de flores, cuadernos, y demás útiles adecuados para la ocasión.

Esta es una pequeña muestra de lo que he hecho estos días. Las he puesto en orden alfabético por nombre científico (en Latín).

Liliaceas: Allium ursinum (en el campo)

Crucíferas: Cardamine heptaphylla (en el campo)

Rubiaceas: Cruciata laevipes (en estudio)

Liliaceas: Erythronium dens canis (en el campo)

Gencianaceas: Gentiana acaulis (en el campo)

Linaceas: Linum narbonense (en estudio)

Gencianaceas: Gentiana verna (en el campo)

Orquidaceas: Orchis ustulata (en el campo)

Liliaceas: Ornithogalum umbellatum (en el campo)

Primulaceas: Primula farinosa (en el campo)

Primulaceas: Primula vulgaris (en el campo)

Helechos: Pteridium aquilinum (en el campo)

Cariofilaceas: Saponaria ocymoides (en el campo)

Leguminosas: Trifolium campestre (en el campo)

Escrofulariaceas: Verónica beccabunga (en el campo)

Leguminosas: Vicia cracca (en estudio)

Y ya está, con eso ya tenéis bastante. Ni quiero aburriros ni tampoco que os riáis demasiado, y si lo hacéis hacedlo bajito para que yo no lo oiga, si no mi autoestima rozará el cero absoluto.

Mucha salud, muchas gracias por estar ahí, y hasta la próxima sesión.

Adolfo

Benasque, primavera del 2018.

Tagged with:
 

16 Responses to Una primavera “muy rara” en mis queridas montañas: otra paliza de las clásicas para ocasiones como esta.

  1. abel alvarez dice:

    Se ve que lo has pasado muy bien con tus fotos muy sugerentes para ir por ahí . saludos .Sigue con ese entusiasmo.

  2. Manuel C. Cid dice:

    Un regalo poder estar perdido por las montañas un mes o más, y si encima es acompañado de la señora y una cámara, ni te cuento.
    Que podáís seguir disfrutando de ellas por muchos años y deleitándonos con tus fotos y comentarios.
    Saludos.

  3. Shooter BCN dice:

    Gracias por tu tiempo Adolfo, por tus comentarios (siempre afiliados) y como dijo el compañero a seguir disfrutando de Benasque muchos años.
    Un saludo desde Barcelona.

  4. Juan Roberto dice:

    Estupendas fotos,amigo mío.
    Curiosamente ahora ando liado con un proyecto personal de catalogar parte de la rica flora que tenemos la suerte de disfrutar en Canarias.
    Esta primavera por estos lares ha sido igualmente errática, con muy mal tiempo para estas fechas y las floraciones se han retrasado.
    Ojalá que puedan darse un “viajito” fotográfico por las Islas.
    Un cordial saludo y a seguir con la afición (y el blog).

  5. Curiojo dice:

    Pues de los paisajes, las sedas te han quedado impresionantes y, junto al texto que las acompañan, brindan una sensación que particularmente me transporta a ese ambiente puro y enigmático que significa un manantial.

    Y en las fotos de las flores, pues se nota nuevamente tu buen gusto compositivo, a pesar de que sólo sean para fines de “clasificación”. Felicitaciones.

    Espero sigas disfrutando ese momento efímero de una floración tardía previa al pase a la temporada estival, donde la explosión de colores abruma y le quita el encanto a ese mirar curioso y retador que apareja la liturgia fotográfica.

    Salud y saludos

  6. Fantástico reportaje Adolfo. Estás hecho un crack!

  7. zas dice:

    Todas tus fotos son muy bonitas, algunas me gustan especialmente sobre todas las de B/N. Me encanta que compartas tus fotos, humaniza este formidable blog, que esencialmente es técnico. Espero que enseñes mas.
    Un abrazo.

  8. Pringaillo dice:

    Sageraooo, si te han quedado todas de lujo. El texto, además, genial como siepre.

  9. luis dice:

    Muchas gracias Adolfo

  10. cob dice:

    Preciosas fotos, Adolfo. Gracias.

  11. Sergio dice:

    Adolfo, están muy chulas y el comentario que has hecho describiendo el entorno acompaña perfectamente. Enhorabuena. ¿Y para cuando el fotolibro que comentabas el otro día ? 🙂

    • Manuel C. Cid dice:

      …”podríamos editar un libro bastante completo que llevaría por título “Flores del Valle de Benasque”…
      Esta podría ser la respuesta a la pregunta de Sergio, ya tienes tema y fotos para el mismo.

  12. potito dice:

    Pues eso, lo dicho; que da gusto verte disfrutar de esa manera. A seguir así mucho tiempo.

  13. Germán Pierre dice:

    Gracias Adolfo por el documental.
    Saludos

  14. Muy agradable leer y ver tus entradas “biográficas”

  15. Ramiro dice:

    “… Si las fotos de macro estuvieran bien podríamos editar un libro bastante completo que llevaría por título “Flores del Valle de Benasque”, pero hay muy pocas fotos decentes…”

    Estoy seguro de que ese libro valdría la pena por sí mismo, independientemente de la calidad técnica de las imágenes que lo adornasen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.