2

Fernando Galán e Iker Morán: toma de contacto con muestras del hiper mega excelso Sony FE 400 mm f/2,8 GMaster OSS.

Por que tu lo vales, si señor.

Fernando Galán ha tenido la suerte de jugar un rato con la última bestia parda de Sony: el Sony FE 400 mm f/2,8 GMaster OSS. Para ello se ha ido cerca de Londres donde Sony había montado un piscolabis en plan demo.

Por lo visto el cristalito es una verdadera bestia parda y acompañado de la Alfa 9 el Sr.Sony asegura que ningún profesional podrá resistirse a la causa Sony.

Lo que si se, porque lo explica Fernando, es que si queréis uno tenéis que apuntaros a la lista de espera pues solo se fabrican por encargo y bajo pedido. Parece que para hacerlo se toman todas las medidas posibles para asegurar su rendimiento y calidad, cosa lógica dado su precio.

En fin, esto es lo que pone el impresionado Fernando en sus conclusiones:

Conclusión:

Sony necesitaba este objetivo para competir cara a cara con las marcas establecidas en los eventos deportivos. Pero no se han conformado con ofrecer un 400 mm más, sino que se ha buscado sobresalir para ofrecer a los fotógrafos profesionales argumentos convincentes.

Durante nuestra toma de contacto no pudimos exprimir todas las posibilidades que este nuevo objetivo promete, aunque sí pudimos hacernos una idea de las enormes posibilidades que se abren para los usuarios de cámaras sin espejo de “formato completo”. Lo dejó claro durante la presentación el fotógrafo Bob Martin que ha contribuido al desarrollo de la óptica y que nos mostró algunas de las sorprendentes fotografías que tomó con este objetivo durante los últimos juegos olímpicos de invierno.

Se trata, no obstante, de un objetivo exigente que requiere un tiempo de conocimiento hasta lograr los mejores resultados que los profesionales no tardarán en superar. En realidad, como cualquier otro objetivo de similares características.

A estos mismos profesionales habituados al precio de la calidad tampoco les asustarán los 12.000 € por los que se podrá adquirir a partir de septiembre, fecha en la que estará disponible en el mercado europeo. Eso sí, bajo petición previa pues sólo se fabrica por encargo. Dado que una joya así necesita los máximos mimos, el precio incluye una maleta dedicada con alojamientos específicos para los multiplicadores y los filtros.

Nota tonta: como el tema iba de «piscolabis» (aunque no se ve, seguro que había algo para picar) estoy seguro que dentro de nada aparecen más análisis con el mismo tema. Iker Morán, por ejemplo, no se pierde ningún certamen de esos.

Pregunta tonta: yo sigo erre que erre preguntándole lo mismo: ¿ quien demonios le hará los objetivos a Sony ?

Actualización: unos picosegundos después. Veis, ya decía yo lo del piscolabis.

Han asistido también:

adolfo

2 comentarios

  1. EL único problema que le veo al sistema Sony es que configurar todo el AF es de locos. Hay muchísimos parámetros para ajustar en un menú imposible. Por el resto estoy seguro que este objetivo debe ser una maravilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.