Aquí dentro va todo.

Consultando el diccionario de la Royal Academy of Brexit Language con sede en Oxford nos dice que en lenguaje culto eso de “lupa” debe decirse “close-up converter lens” que queda mucho más elegante y refinado.

Así pues, dentro del preciosos estuchito que os muestro en la imagen ilustrativa va todo lo necesario para que podáis acoplar vuestra nueva lupa a todos los objetivos que tengan un tamaño de filtro de 52mm, o con el anillo adaptador incluido, de 49mm y de 46mm, lo que según el fabricante abarca a 20 cristalitos diferentes.

Y ya está. Ahora lo único que me queda por contaros es que el estuchito cuesta 400 dólares, lo que para ser Leica, es un verdadero regalo.

  • Todos los detalle y alguna muestra en Dpreview

No seáis malpensados, por 400 dólares no te dan solo en estuche (continente), te lo dan lleno con su contenido y todo. Pero como sois, ostras. Que malpensados.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.