Actualización: 3-7-2018 a las 7 de la mañana.

Hola, soy Adolfo.

Hola José Manuel. Acabo de ver tu artículo que has publicado mediante el acceso “ftc.colaborador” que yo ya creía muerto y enterrado. Por un lado me ha hecho muy feliz, pero por el otro estoy bastante disgustado. Agradezco enormemente tu esfuerzo pero no has seguido ni una sola de las normas que yo puse para el buen uso de esta modalidad de “socio colaborador”.

  • De entrada no has puesto en el título ninguna referencia al autor, así que hasta el final, donde firmas, no sabemos quien eres. Deberías haber puesto algo así: “José Manuel: Nikon Z7 – Probablemente Mucho Más Trascendente De Lo Que Pudiera Parecer en un Principio. Esa era la primera norma.
  • El artículo es inmensamente grande y tiene infinidad de imágenes, todas además muy grandes. En mi la base de datos ocupa como varias semanas de trabajo mío, quizás más. Yo restringí el número de imágenes a si es posible solo una y de un tamaño muy pequeño (300 ó 350 pixels de ancho). Aquí hay muchas imágenes y todas superan con mucho esa restricción. Mi servidor de alojamiento tiene una capacidad muy limitada y artículos así lo hunden en la miseria.
  • Tampoco hay imagen ilustrativa y no has marcado la “categoría”, cuando se debería haber puesto “Colaboración” y quizás también “Fotografía”.
  • En las etiquetas solo se ha puesto “Colaboración: artículos de los lectores”, lo que está bien, pero no hay referencia al tema cuando se podría haber puesto la etiqueta de “Nikon Z: mirrorles FF” que ya estaba definida en mis artículos.
  • Pero lo que más me preocupa es el contenido: es un artículo muy amplio y muy bien argumentado pero parece ya publicado en otro medio, WEB o Blog. Y aquí se abren tres posibilidades:
    • Si el artículo es de elaboración propia, enhorabuena al autor (José Manuel), y agradezco que lo haya publicado en Fotochismes, pero la verdad es que no me puedo permitir artículos así. Ocupan muchísimo y me hundirían el kiosco en muy poco tiempo. Por eso puse unas normas.
    • Si el artículo es de elaboración propia pero ya ha sido publicado en otro medio, bastaría haber hecho una pequeña reseña incluyendo el enlace a la publicación original.
    • Si el artículo no es de elaboración propia y es “copiado” de alguna otra WEB o Blog, entonces mi disgusto es aún mayor, pues hubiera bastado una reseña y el enlace al original con lo que sabríamos el autor. Al fin y al cabo eso es lo que hago yo un montón de horas al día. Por cierto, me mosquea mucho el que en el título: “Nikon Z7 – Probablemente Mucho Más Trascendente De Lo Que Pudiera Parecer en un Principio”, todas las palabras estén en mayúscula. Nadie escribe así. Eso apunta a copia, pero no puedo estar seguro.

Conociéndote, José Manuel, pienso que la buena es la primera. Es un artículo tuyo, trabajado y elaborado por ti, y solo lo has publicado en mi Blog. Te lo agradezco mucho.

Agradezco muchísimo que entréis a “colaborar” y que resucitéis una modalidad que yo casi había olvidado por falta de “quorum”, pero os pido encarecidamente, os ruego, os suplico y os imploro que por favor sigáis lo más posible las normas que yo di al principio para hacerlo.

Las normas están en la pestaña colaboración de la página principal y son estas. Quizás es un poco “coñazo” leerlo todo, pero no supe resumirlo más cuando las escribí.

Al principio he pensado en borrar por completo el artículo con todas sus imágenes, pero al final no he tocado nada, lo he dejado como está, con todas sus carencias y excesos. Hay un total de 49 imágenes nuevas en mi base de datos, algunas repetidas seguramente por error de introducción. Todas y cada una de ellas tienen un tamaño de por lo menos 4 a 10 veces más grandes que una de las mías y ocupan más o menos como un mes completo de trabajo mío. Entenderéis, (entenderás José Manuel) que eso no puede ser.

Por favor, si entráis a escribir, cosa que agradecería mucho, seguid las normas, que no son fruto de un capricho mío. Son para el mantenimiento del blog y que pueda seguir así mucho tiempo más.

Muchas gracias a todos.

Adolfo.

Nota: para escribir esto he entrado como “usuario colaborador”. No me he apropiado del artículo como Adolfo, pues entonces quedaría bloqueado y no se podría escribir nada más en el.

José Manuel: después de leer tu comentario he entrado a poner algunas cosas que faltaban pero no he tocado ninguna imagen.

Este es el artículo original:

 

La reciente aparición en Tokyo (Japón) de los primeros modelos de preproducción de las nuevas cámaras mirrorless formato 24 x 36 mm Nikon Z7 de 45.7 megapixels y Nikon Z6 de 24.5 megapixels ha supuesto la tardía entrada de la empresa fotográfica japonesa (con una legendaria historia que se remonta a 1917 y un siglo de trayectoria jalonada por muy representativos e influyentes modelos de cámaras telemétricas y réflex de 35 mm así como un amplísimo surtido de excelentes ópticas) en el sector mirrorless, con diferencia el más disputado del mercado fotográfico y en el que otras marcas como Olympus, Panasonic, Fuji y Sony han sido hasta la fecha los principales actores, habiendo desarrollado soberbias cámaras mirrorless profesionales en formatos Micro Cuatro Tercios (Olympus OM-D E-M1 Mark II, Panasonic G9), APS-C (Fuji XT-2, Fujifilm XH-1, Fujifilm X-Pro 2) y 24 x 36 mm (Sony A7 III y Sony A9, cuyos buques insignias en estos momentos son fruto de años de trabajo y constantes mejoras que las hacen realmente difíciles de batir en muchos aspectos importantes.

Por motivos obvios de formato, la Nikon Z7 mirrorless full frame ha sido diseñada y creada teniendo muy pero que muy en cuenta a la formidable Sony A7RIII con sensor de 42.2 megapixels, que desde su lanzamiento el 26 de febrero de 2018 ha sido y continúa siendo la cúspide evolutiva y cualitativa así como el referente mundial en calidad de imagen del segmento mirrorless formato 24 x 36 mm que la empresa con sede en Tokyo inició el 16 de Octubre de 2013 con sus cámaras Sony A7 y A7R.

Es decir, Nikon (que disfruta una situación de privilegio en el ámbito réflex con su extraordinaria dslr Nikon D850, generadora de una excepcional calidad de imagen que se aproxima en poder de resolución y contraste al gran formato 4 x 5 — 10 x 12 cm analógico — , aunque con distinta estética de imagen e inferior bokeh)

inicia su andadura en el mercado de cámaras mirrorless formato 24 x 36 mm con un retraso de aproximadamente cinco años con respecto a Sony, que tiene mucha carretera corrida desde 2013, y no digamos ya con respecto a Olympus (que presentó la Olympus Pen-EP1, su primera cámara mirrorless Micro Cuatro Tercios, en Junio de 2009) y Panasonic (cuyo primer modelo de cámara mirrorless Micro Cuatro Tercios, la Panasonic Lumix DMC-G1, fue presentado en Octubre de 2008) y Fuji (que introdujo la Fujifilm X-Pro 1, su primera cámara mirrorless con sensor Xtrans APS-C, en Enero de 2012).

Por tanto, todas las marcas rivales de Nikon en el ámbito mirrorless (independientemente del formato y siempre teniendo presente que su principal rival es y seguirá siendo Sony en el ámbito de usuarios de cámaras mirrorless formato 24 x 36 mm, al que muy probablemente se sumará Canon que podría estar a punto de lanzar al mercado un nuevo sistema fotográfico mirrorless full frame de muy alto nivel y extraordinarias ópticas que trasciendan en calidad de imagen a los objetivos profesionales Canon L II) han adquirido una más que notable madurez durante todos esos años.

Y especialmente si nos referimos a la Sony A7III, el reto para Nikon era de gigantescas proporciones si quería superar, igualar o simplemente acercarse a sus bondades, ya que dicho modelo de Sony es una de las cámaras más logradas de toda la historia de la fotografía, un producto en gran medida redondo, que junto con el resto de modelos de su estirpe Sony A7 ha sido el punto de inflexión que ha catalizado la orientación in crescendo del mercado fotográfico hacia las cámaras sin espejo (tendencia corroborada por la introducción por Leica de su modelo Leica SL formato 24 x 36 mm el 20 de Octubre de 2015), gracias no solo a la gran calidad de su sensor 24 x 36 mm (Sony es con diferencia el referente en esta faceta, gracias a sus ingentes recursos económicos que invierte de modo constante en I + D, sumado ello a su inmenso know-how electrónico) sino a su impresionante versatilidad y conectabilidad mediante adaptadores a una pléyade de objetivos de otras marcas con soberbia calidad optomecánica y generadores de gran calidad de imagen, ya sea para aquellos fotógrafos que buscan sobre todo extraordinario poder de resolución y contraste (Summilux-M, Leica R, Carl Zeiss ZM, Zeiss Batis, Zeiss Loxia) o bien bastante más que aceptable poder de resolución y contraste pero sobresaliente carácter con una estética de imagen única y con frecuencia soberbio bokeh como los Asahi Pentax Takumar Super Multicoated de los años setenta, los Leica R no asféricos, algunas joyas como el Olympus Zuiko OM 100 mm f/2 (de rendimiento óptico superlativo, al igual que su bokeh), el Minolta MC Rokkor P.G 58 mm f/1.2, el Canon FD 50 mm f/1.2 L y muchísimos otros.

UN SISTEMA FOTOGRÁFICO BASTANTE LOGRADO TRATÁNDOSE DEL DEBUT MIRRORLESS 24 X 36 MM DE NIKON

Primero de todo, hay que insistir en la veracidad de dos aspectos negativos que se han comentado ya hasta la saciedad.

a) Es incomprensible el hecho de la Nikon Z7 únicamente tenga una ranura para tarjetas XQD, un formato muy rápido y robusto pero todavía poco extendido en el mercado, caro y que obliga además al usuario a comprar el lector específico, por lo que deberían haber incorporado otra ranura para tarjetas SD, que son hoy por hoy las de mayor difusión en el mercado.

Y la posibilidad de perder algunos potenciales compradores debido a ello es un riesgo que Nikon no puede permitirse, sobre todo si se tiene en cuenta que la Sony A7RIII tiene doble ranura para tarjetas SD.

b) La autonomía real de la batería es de aproximadamente 590 disparos, que se quedan escasos en comparación con los 700 disparos que permite realizar la Sony A7RIII hasta que se agota su batería.

De nuevo, ésto es un sinsentido y hubiera sido mucho más razonable, ya que se presenta una nueva cámara, que las prestaciones en esta faceta como mínimo igualaran a la rival de referencia o bien que la superaran en número de disparos. No obstante, parece ser que la cantidad de disparos que permite realizar es aproximadamente el doble que la cantidad de 320 anunciada inicialmente.

AUTOFOCUS MUY BUENO Y PRECISO PERO SUPERADO POR OTRAS CÁMARAS MIRRORLESS CON VISOR ELECTRÓNICO DE DIFERENTES MARCAS

A ello habría que añadir el hecho de que aunque el autofocus de la Nikon Z7 que alcanza los 9 fps en modo ráfaga es muy bueno, rápido y preciso, con 493 puntos AF, detección de fase en eficaz sinergia con una cobertura tanto horizontal como vertical del 90% del fotograma y unos puntos AF brillantes más fáciles de ver en el visor que los puntos AF de color gris de la Sony A7III, no es menos cierto que el Modo Eye AF de la Sony A7III (y del que carece la Nikon Z7) es extraordinario en su precisión y velocidad al enfocar los ojos del sujeto, además de estar dotado con un fiable y pertinaz seguimiento de enfoque que mantiene dicha exactitud sobre los ojos de la persona fotografiada aunque ésta se mueva dentro del encuadre.

Además, el AF de la Nikon Z7, por bueno, rápido y preciso que pueda ser, es un sistema basado en el AF utilizado por las cámaras Nikon réflex en modo Live View, algo que ralentiza la operatividad en los contextos fotográficos más exigentes en los que se quiera mantener el tracking con la máxima fiabilidad sobre sujetos en movimiento, por lo que el AF de la Sony A7RIII basado en la ubicación del punto o puntos AF sobre el sujeto, presionando a continuación el botón disparador hasta la mitad para iniciar el tracking, será más rápido, preciso y efectivo.

Evidentemente, habría sido mucho mejor introducir en la Nikon Z7 el extraordinario sistema autofocus 3D de la Nikon D850 reflex formato 24 x 36 mm, hoy por hoy probablemente el referente mundial global en su ámbito (sobre todo en la velocidad, precisión y consistencia de resultados con sujetos en movimiento), mucho mejor que el de la Nikon Z7 y mejor que el AF híbrido de la Sony A7RIII (que aunque no llega al nivel de la Sony A9 con su impresionante cobertura AF de casi todo el fotograma que la hace muy apta para deportes y temas en movimiento no uniformemente acelerados ni con trayectorias previsibles, es muy bueno, con sus 399 puntos de detección de fase con un 50 % de cobertura y 425 puntos AF de contraste con un 70% de cobertura, muy eficaz inlcuso en condiciones de muy poca luz).

Asimismo, hay que tener en cuenta que La Leica SL alcanza los 11 fps en modo ráfaga, siendo la referencia en esta faceta el dispositivo Venus Engine de la soberbia Panasonic G9 Micro Cuatro Tercios (cámara dotada de una avanzadísima electrónica y una amplísima gama de prestaciones), que permite alcanzar ráfagas de hasta 20 fps con el autoenfoque continuo activado, superando incluso a la Olympus OM-D E-M1 Mark II, que alcanza los 18 fps.

Por otra parte, el excelente y muy silencioso obturador de la Nikon Z7 está preparado para aguantar 200.000 ciclos, pero el obturador de la Sony A7RIII es mejor, no sólo porque puede alcanzar indemne los 500.000 ciclos, sino porque su núcleo de respuesta rápida y su innovador sistema de freno luchan muy eficazmente contra la trepidación y aumentan notablemente su duración en el tiempo.

Pese a todo, creo sinceramente que Nikon ha conseguido varios logros fundamentales que a mi modesto entender van a ser los factores verdaderamente claves y de notable calado :

a) Nikon ha logrado lanzar al mercado una cámara mirrorless full frame que al igual que la Sony A7RIII produce una extraordinaria calidad de imagen, utilizando además el mismo sensor que la Nikon D850.

b) Los indicios apuntan claramente a que Nikon ha sido capaz de crear una cámara que pese a ser la primera de su especie, genera una muy buena experiencia de usuario,

con una ergonomía notablemente potenciada por una empuñadura de mayor tamaño, que permite superar claramente en esta faceta a la Sony A7RIII, y por tanto, garantiza el acoplamiento de objetivos de gran luminosidad y calidad óptico-mecánica (especialmente standards de 50 mm f/0.95, f/1.2, f/1.4 y f/2, teles medios f/2 de 75 mm, 85 mm, 90 mm, 100 mm, 135 mm y 200 mm, y grandes teleobjetivos 300 mm f/2.8 y 400 mm f/2.8) de notable peso y volumen con mucha mayor comodidad y equilibrio para el fotógrafo a la hora de fotografiar con ellos.

c) La nueva montura Nikon Z de grandes dimensiones (con sus nada menos que 55 mm de diámetro, mucho más grande que la de la Sony A7RIII con 46.1 mm de diámetro) y una muy corta distancia de brida de 16 mm que permite que la máxima cantidad posible de luz a través de los objetivos Nikkor S alcance el sensor 24 x 36 mm con la mayor pureza, sin olvidar sus 11 contactos que potencian al máximo la comunicación entre la cámara y los objetivos acoplados.

Esta simbiosis nueva montura Z de gran tamaño + distancia de brida de 16 mm, cuya consecución ha significado un enorme esfuerzo para los ingenieros de Nikon (que se han visto obligados a realizar un encomiable trabajo de reducción del grosor de distintos componentes ubicados sobre la parte superior del sensor) es en mi opinión el factor más importante de todos y una muy significativa declaración de intenciones por parte de Nikon, que desde que se puso manos a la obra para la creación de la Z7 fue plenamente consciente de la importancia que tuvo para el desarrollo de los formidables objetivos para la Leica SL el enorme tamaño de montura de dicha cámara (48.8 mm, con una muy corta distancia de brida de de 20 mm) compartida con la Leica T, que no sólo destacó por su bellísimo diseño y gran calidad constructiva, sino que fue además banco de pruebas en una amplia variedad de ámbitos, tanto orientados a futuros sensores formato APS-C como 24 x 36 mm.

Hay muchas voces expertas que han afirmado con buena parte de razón que esperaban un puñetazo en la mesa por parte de Nikon, sobre todo con la Nikon Z7, y que evidentemente, no se ha producido desde el punto de vista de novedades tecnológicas y funciones de las que las mejores cámaras mirrorless de Sony, Olympus, Panasonic y Fuji ya estaban dotadas.

Pero no es menos cierto que Nikon (una marca de planteamientos más clásicos y conservadores que el resto de los principales actores del segmento mirrorless en sus distintos formatos) ha hecho las cosas sin querer acelerar nada más de lo necesario, con enorme cautela y respeto hacia la Sony A7RIII, una cámara que han estudiado muy concienzudamente y que sabían de antemano que era muy difícil de superar.

En mi opinión, la prioridad para Nikon era lanzar al mercado una cámara que pudiera competir de tú a tú con la Sony A7RIII, y creo que lo han conseguido en gran medida, pese a los inexplicables errores de bulto mencionados anteriormente y que deberán corregir cuanto antes si no quieren perder algunas ventas y a que evidentemente, aunque muy buena, la Nikon Z7 no es una cámara revolucionaria ni que reinvente el segmento de cámaras profesionales mirrorless, tal y como ha proclamado Nikon con cierta vehemencia, porque el aspecto con diferencia más trascendental de su movimiento al lanzar al mercado fotográfico esta cámara, es su enorme montura con el diámetro más ancho a nivel mundial, nada menos que 55 mm, y su muy corta distancia de brida de 16 mm.

Los actores de este segmento que han inventado y reinventado permanentemente el sector de cámaras mirrorless full frame en distintos formatos desde 2008 hasta hoy en día han sido sobre todo Olympus, Panasonic, Fuji, Sony y en mucha menor medida Leica, sin olvidar un hito sincrónico enormemente importante desde un punto de vista conceptual: el lanzamiento al mercado en 2003 de la Olympus E-1 formato Cuatro Tercios, primera cámara profesional digital que (aun siendo dslr) constituyó el sistema fotográfico digital propiamente dicho pionero en diseñar y fabricar desde cero objetivos para sinergizar con el sensor específico, que en esta cámara era un excelente CCD Kodak de 5 megapixels.

Algunos de dichos objetivos eran extraordinarios, como el ED 7-14 mm f/4 con uno de los elementos asféricos con curvatura más difícil de diseñar y fabricar en toda la historia de la fotografía (el segundo más próximo a la lente frontal del objetivo, también de enorme tamaño), el ED 300 mm f/2.8, el ED 150 mm f/2, así como dos fabulosos zooms profesionales (ED 35-100 mm f/2 y ED 90-250 mm f/2.8) que formaron dicho año junto con el Leica Vario-Elmarit-R 28-90 mm f/2.8-4.5 ASPH la punta de lanza cualitativa mundial en estos objetivos de focal variable.

Pese a sus 5 megapixels, esta cámara sí que fue verdaderamente rompedora en su momento y ha ejercido desde entonces una influencia enorme en el devenir de la fotografía digital, ya que su razón de ser basada en objetivos hechos a medida en función de las características de los sensores, ha sido utilizada después por muchas de las empresas del sector fotográfico para crear sus ópticas nativas.

Otras cámaras rompedoras y revolucionarias han sido en mi opinión:

– La Panasonic Lumix G9 formato Micro Cuatro Tercios (con su impresionante obturador electrónico que permite alcanzar 20 fps en modo ráfaga durante 50 frames, sus soberbias prestaciones para videógrafos con grabacion 4K UHD/60p, su referencial sistema de estabilización de imagen de 5 ejes con I.S Dual integrado en el cuerpo de cámara y que permite disparar a pulso sin trepidación a 6.5 diafragmas por debajo de lo que sería posible sin dicha estabilización, etc).

Si a ello se añade que esta pequeña y ligera cámara cámara con dimensiones de 137 x 97 x 92 mm puede conectarse a un objetivo pata negra Leica DG Elmarit 200 mm f/2.8 Power O.I.S (equivalente a un 400 mm f/2.8) dotado con muy buen estabilizador de imagen, con extraordinario rendimiento óptico incluso a plena abertura, con un peso de tan sólo 1245 g y dimensiones muy reducidas de 88 x 174 mm, con el que pueden consegurise espléndidos resultados en fotografía deportiva y fauna salvaje, disparando a pulso sin necesidad de trípode o monopie alguno, con total comodidad, sin trepidación alguna e inefables niveles de discreción.

Eso sí que es revolucionario.

Una revolución de verdad que se extiende a otro objetivo sensacional : el Olympus 300 mm f/4 IS Pro ED M. Zuiko Digital (equivalente a un 600 mm f/4, pero muy pequeño y ligero, con sus dimensiones de 227 mm x 92.5 mm, un peso de tan solo 1.27 kg y que también genera una excepcional calidad de imagen incluso a plena abertura) con estabilizador interno, que conectado a cámaras asombrosamente pequeñas y ligeras como la Olympus OM-D E-M1 Mark II o la Olympus OM-D E-M5 Mark II formato Micro Cuatro Tercios permite obtener espléndidas imágenes disparando a pulso con total comodidad de aves en vuelo y de aviación, siendo incluso capaz de fotografiar desde gran distancia avelolcidades entre 1/125 s y 1/250 s (para plasmar adecuadamente la motricidad de la hélice) el majestuoso Sukhoi-31 Adventia de Ramón Alonso (Campeón del Mundo de Acrobacia Aérea, con muchos menos medios que los pilotos rusos, franceses y americanos) durante sus evoluciones en el aire a gran altura sincronizando música y movimiento, en las que su inmensa pericia y la potencia del motor radial a pistón estado del arte Vedeneyev M-14 PF de 9 cilindros, refrigerado por aire y 400 caballos, brillan con luz propia.

– La Sony A7RIII.

La Sony A9 (utilizada por algunos fotógrafos en competiciones deportivas del máximo nivel por todo el mundo).

– La Olympus EM1-Mark II ( resultado de un titánico esfuerzo durante años por extraer el máximo potencial cualitativo de los pequeños sensores Micro Cuatro Tercios, una proeza tecnológica muy encomiable, obteniendo espléndidos resultados con luz día y bastante aceptables en situaciones de baja luminosidad, donde compite en desventaja frente a cámaras con sensor APS-C y 24 x 36 mm, superiores también a ISOS altos y a la hora de generar enfoque selectivo en géneros fotográficos como retrato y moda, pero con Olympus luchando siempre al máximo por reducir las distancias, así como (al igual que Panasonic y Fuji) ofreciendo soberbias cámaras de avanzadísima electrónica, muy pequeñas y ligeras, con imbatible comodidad de manejo y transporte, demorando mucho la fatiga de los fotógrafos en comparación con quienes usan cámaras de sensor 24 x 36 mm más grandes y pesadas.

– La Fuji-X Pro 1 en el momento de su aparición en 2012 con sensor CMOS X-Trans APS-C de 16 megapixels, dotada con un excelente y por aquel entonces en buena medida revolucionario visor híbrido óptico / electrónico. Una cámara que cuatro años después tendría su sucesora en la Fuji X-Pro 2 de 24 megapixels, muy mejorada en el dsp (un 400% más rápido que su antecesora), visor híbrido de mayor nivel e incluso un muy interesante nuevo modo de simulación de la mítica película química de blanco y negro Fuji Acros 100.

No obstante, en mi opinión, quizá no se podía pretender que con el contexto precedente de nada menos que diez años de evolución del sector de cámaras mirrorless con visor electrónico por parte de las empresas mencionadas anteriormente, una marca recién llegada a este segmento lanzara al mercado una cámara revolucionaria y rompedora de moldes.

FACTORES ESENCIALES DE LA ESTRATEGIA DE NIKON CON SU CÁMARA MIRRORLESS Z7 DE FORMATO 24 X 36 MM

De ningún modo estaba Nikon en condiciones de intentar entrar como elefante en cacharrería con su Nikon Z7 e intentar imponerse a la Sony A7RIII por la fuerza e inmediatamente.

Creo que no es esa en estos momentos la pretensión de Nikon, sino ocupar una progresiva cuota de mercado en el sector de cámaras mirrorless con visor electrónico, con cinco pilares fundamentales :

– La nueva montura Z de gran tamaño y enormes posibilidades de futuro, con un inmenso potencial de conectividad, además de permitir una bastante mayor libertad de diseño a la hora de crear objetivos de excepcional calidad óptica y mecánica gestados ex profeso para el sensor Sony 24 x 36 mm que alberga la Nikon Z7 y con los que obtendrá su mayor calidad de imagen.

Las circunstancias de mercado obligan a Nikon a sacar nuevos objetivos S de gran luminosidad en las focales más importantes (sobre todo en 28 mm, 35 mm, 50 mm, 58 mm, 85 mm) y zooms profesionales (un 24-70 mm f/2.8 y un 80-200 mm f/2.8 ) que obtengan todo el potencial viable de la nueva bayoneta Z de gran diámetro y optimicen al máximo la simbiosis entre dichas ópticas y probablemente el mismo sensor Sony 24 x 36 mm utilizado por Nikon en su D850 reflex (cuya calidad de imagen es excepcional, con un rango dinámico en RAW algo superior incluso al de la Sony A7RIII).

– Nikon intentará rizar el rizo, es decir, utilizar su inmenso know-how óptico y de visualización de imágenes con ” trucos ” de cosecha propia para conseguir ligeramente más calidad de imagen que las más punteras cámaras mirrorless full frame de Sony, no sólo la A7RIII y A9, sino también las que pueda ir sacando Sony en el futuro, con idénticos sensores en cada momento, en los distintos modelos de cámaras Nikon mirrorless formato 24 x 36 mm que aparezcan en el futuro.

Por asombroso que pueda parecer, Nikon ha demostrado con frecuencia hasta la fecha que es capaz de extraer de los sensores Sony estado del arte ligeramente más calidad de imagen que la propia Sony, con todo tipo de inventiva propia, incluyendo la optimización de arquitectura de diodos y el modo de captar más luz, por lo que la posibilidad de que el sensor de las Nikon Z7 de producción pueda dar algo más de calidad de imagen que el de la Nikon D850 crece por momentos.

– Un visor electrónico de primerísimo nivel, de hecho el segundo mejor del mundo en estos momentos, sólo superado por el de la Leica SL mirrorless formato 24 x 36 mm.

Nikon ha hecho un enorme esfuerzo en el diseño y fabricación del sensacional visor electrónico Quad-VGA de 3.69 millones de puntos, 100% de cobertura de imagen y magnificación 0.8x de su Nikon Z7 que ofrece al fotógrafo una imagen de impresionante brillantez y nitidez, sin lag alguno.

Se ha cuidado hasta el más mínimo detalle, incluyendo un recubrimiento especial de flúor en la ventana protectora del ocular que consigue eliminar prácticamente cualquier atisbo de flare y evita a la vez cualquier acumulación de polvo o suciedad.

Este visor electrónico de la Z7  va a marcar un antes y un después.

Nikon sabía que el referente a batir era el también extraordinario visor de la Leica SL, al que se ha cercado muchísimo en calidad y comodidad de visionado. Era también plenamente consciente de que se trataba de un aspecto crucial con vistas a usuarios de cámaras reflex Nikon profesionales acostumbrados a soberbios visores ópticos, como la Nikon D850, que desearan adquirir también la Nikon Z7 mirrorless formato 24 x 36 mm como segundo cuerpo.

Pero se ha producido un hecho muy significativo : Nikon no se ha conformado con optimizar todo lo posible los tres parámetros básicos que definen la calidad de observación de un visor electrónico (resolución, elementos ópticos del más alto nivel y tasa de refresco).

Han trabajado a destajo y utilizando todo su know-how fotográfico en simbiosis con varios auténticos gurús del tratamiento de imagen digital, Nikon ha conseguido reducir a valores prácticamente inapreciables las aberraciones ópticas y fatiga visual en este visor de ensueño, mediante un fastuoso sistema óptico con cuatro elementos de enorme calidad (especialmente uno de ellos, asférico), en simbiosis con una ventana de protección del ocular, también de gran calidad y ubicada junto al primer elemento del mencionado esquema óptico, en el que se ha buscado con muy altas dosis de pasión obtener una nitidez verdaderamente alucinante, todo un homenaje en este sentido a la más pura tradición Nikon que se remonta a la época Nippon Kogaku de principios de los años cincuenta, en la que con enorme habilidad y tesón, potenciaban sobre todo el contraste y la acutancia para conseguir una gran sensación vitual de nitidez y contrarrestar así el algo superior poder de resolución de los mejores objetivos alemanes de la época.

No en vano, alguien que mire a través del visor de la Leica SL y a través del visor de la Nikon Z7 puede tener la sensación visual de que el visor japonés es mejor, además de que ha sido creado para reducir al máximo posible la fatiga de observación durante trabajos profesionales prolongados.

– Video 4K UHD sin recorte de sensor hasta 30p, con opción de grabar video Full HD a 60p. Obviamente, al tratarse de una cámara mirrorless, sus prestaciones en video serán superiores a las de la Nikon D850, pero se queda algo limitado en comparación con el gran nivel en esta faceta que tienen en estos momentos algunas cámaras de otras marcas del segmento mirrorles full frame.

– Un sistema de óptico de estabilización de imagen de 5 ejes integrado en el cuerpo de cámara.

– Un sistema electrónico E-VR de reducción de la vibración mientras se graba video a pulso.

– Cuerpo de cámara sellado según Nikon con el mismo nivel de resistencia y durabilidad que la Nikon D850. Sea como fuere, los indicios apuntan claramente a que en este aspecto la Nikon Z7 es claramente superior a la Sony A7RIII.

– Un display de cuarzo líquido de muy alta calidad en el panel superior derecho de la cámara, junto a la empuñadura, para que el fotógrafo pueda ver los valores de velocidad de obturación, diafragma, ISO, etc, que ha elegido. Nikon se ha inspirado claramente en el display de cuarzo líquido de la Leica SL (una cámara que también ha estudiado en profundidad) para la adopción de este rasgo.

– El adaptador FTZ que permite acoplar una muy amplia gama de objetivos Nikkor AF con montura F con notables niveles de compatibilidad, precisión y velocidad de enfoque.

Nikon se ha esmerado mucho con este dispositivo, que permite a sus usuarios veteranos poder utilizar muchos de sus objetivos Nikkor AF e incluso los míticos Nikkor-Ai de enfoque manual de los años ochenta, consiguiendo muy buena calidad de imagen.

Evidentemente, desde un punto de vista óptico la mejor opción es utilizar ópticas nativas S de alta luminosidad para conseguir resultados sobresalientes e incluso estratosféricos (como por ejemplo el Nikkor-S 58 mm f/0.95 anunciado, cuya calidad de imagen probablemente sea incontestable, o los zooms profesionales Nikkor-S 24-70 mm f/2.8 y Nikkor-S 70-200 mm f/2.8, anunciados todos ellos para 2019).

Pero el hecho de poder conectar a la Nikon Z7 excelentes objetivos autofocus con montura Nikon F como el AF-S Nikkor 24-70 mm f/2.8E ED, AF-S Nikkor 14-24 mm f/2.8G ED, AF-S Nikkor 70-200 mm f/2.8G ED VR II, AF-S Nikkor 24 mm f/1.4G ED, AFS-Nikkor 35 mm f/1.4G, AF-S Nikkor 50 mm f/1.4G, AF-S Nikkor 85 mm f/1.4G, Nikkor AF-S VR Micro 105 mm f/2.8G IF-ED, AF-S Nikkor 200 mm f/2G ED VR II, AF-S Nikkor 300 mm f/2.8G ED VR II y muchos otros puede ser algo bastante útil.

Todos ellos obtienen una muy buena calidad de imagen, plenamente profesional, acoplados a la Nikon Z7 y pueden ser una alternativa altamente interesante para aquellos fotógrafos profesionales y aficionados avanzados que tengan objetivos Nikkor AF con montura Nikon F, gracias al mencionado adaptador FTZ, aunque por bueno que pueda ser, debería haber sido ofrecido con la cámara, o bien a un precio no superior a los 100 euros.

Por otra parte, aunque perdiendo automatismos, mediante este adaptador, la Nikon Z7 podrá usar también soberbios objetivos Nikkor-Ai-S de enfoque manual como el Nikkor 28 mm f/2.8 AI-s, Nikkor 35 mm f/1.4 Ai-S,

Nikkor 50 mm f/1.2 Ai-s, Micro-Nikkor 55 mm f/2.8 AI-s, Noct-Nikkor 58 mm f/1.2,

Nikkor 85 mm f/1.4 AI-s, Nikkor 105 mm f/2.5 AI-s,

Nikkor ED 135 mm f/2 IF Ai-S, Nikkor ED 200 mm f/2 IF Ai-S, Nikkor ED 300 mm f/2.8 IF Ai-S y otros, obteniendo una muy buena calidad de imagen complementada por esa muy especial estética de imagen que consiguen estas míticas ópticas de los años setenta, con una sedosa y muy precisa helicoidal de enfoque de gran precisión que les hace muy apropiados para la grabación de video HD y 4K.

– El interface con pantalla táctil inclinable de grandes dimensiones, 3.2 pulgadas, y resolución de 2.1 millones de puntos.

– El estabilizador de imagen de cinco ejes.

LA CALIDAD ÓPTICA DE LOS OBJETIVOS SE CONVIERTE DE MODO CRECIENTE EN UN FACTOR TODAVÍA MÁS DECISIVO QUE EN LA ÉPOCA ANALÓGICA A LA HORA DE CONSEGUIR LA MÁXIMA CALIDAD DE IMAGEN POSIBLE CON LAS CÁMARAS DIGITALES FORMATO 24 X 36 MM

Como es sabido, los sensores digitales full frame (así como los de otros formatos) son más exigentes que las películas químicas a la hora de sinergizar con los objetivos que se acoplen a las cámaras digitales que los albergan.

En este sentido, la simbiosis a la hora de crear objetivos (especialmente los muy luminosos) que generen gran calidad de imagen es algo extremadamente difícil y que precisa un enorme conocimiento, experiencia, tesón, máquinas especiales y operarios muy cualificados que sepan manejarlas, avanzadísimos softwares ópticos que a estos niveles no bastan en absoluto per se y habrán de ser permanentemente complementados por el know-how, experiencia e intuición del diseñador óptico con sus toques personales y recursos de todo tipo para que el tamaño, peso, diámetro del objetivo y coste de producción no se disparen, y en todo momento con muy alto índice de elementos ópticos desechados, algo que encarece notablemente su fabricación.

Obviamente, la compatibilidad de la montura Nikon F (que data nada menos que de 1959 y ha sido la más versátil de toda la historia de la fotografía, sólo superada por la montura de bayoneta Leica M) no puede ser desde un punto de vista estrictamente técnico compatible al 100% tras los 60 años transcurridos desde su creación, aunque no es menos cierto que todavía hoy en día es incuestionable el hecho de que gran cantidad de objetivos tanto AF como de enfoque manual son conectables y utilizables gracias al anteriormente mencionado adaptador con la Nikon Z7, preservando con los más modernos Nikkor AF-S tanto la velocidad y precisión de AF como en gran medida los automatismos.

Pero Nikon necesitaba imperiosamente crear desde cero una nueva montura de mayores dimensiones (55 mm) que la F (44 mm) y con distancia de brida más corta (16 mm) para su nueva mirrorless full frame Nikon Z7.

E indudablemente, la montura Z abre nuevos horizontes muy prometedores para Nikon en el mercado fotográfico y de hecho, le permitirá diseñar y fabricar objetivos que superarán claramente a las mejores ópticas con montura F Nikkor AF-S G ED en calidad de imagen, extrayendo el máximo potencial de los sensores formato 24 x 36 mm cada vez mejores que vayan apareciendo, además de que no puede excluirse la hipótesis de que dicha montura Z, gracias a sus más que notables dimensiones, pueda albergar en el futuro sensores de mayor tamaño que el 24 x 36 mm, probablemente también con aspect ratio 3:2.

Es decir, todavía más importante que la cámara Nikon Z7 en sí es la presentación por Nikon de su nuevo Sistema Z, con inmensas posibilidades de futuro

Parece claro que tras un minucioso trabajo de investigación y desarrollo de años, Nikon ha considerado que su nueva montura Z es la que a día de hoy le proporciona un mejor equilibrio entre diámetro de montura, tamaño de sensor y distancia de brida, que hará posible la creación de objetivos ultraluminosos de calidad probablemente estratosférica como el Nikkor-S 58 mm f/0.95. De hecho, Nikon posee en estos momentos el suficiente know-how óptico incluso para trascender el mítico Zeiss 50 mm f/0.7 (diseñado por el genio Erhardt Glatzel, desarrollado para la NASA y utilizado por Stanley Kubrick en la película Barry Lyndon) y poder construir objetivos de aproximadamente 55 mm f/0.6, aunque evidentemente no serían prácticos por la escasísima profundidad de campo (el Noctilux-M 50 mm f/1 produce una profundidad de campo de 2 cm a un metro, 4, 5 cm a dos metros) , el desorbitado coste de producción con enorme porcentaje de elementos asféricos fuera de tolerancia desechados que haría inviable lanzarlos al mercado, las descomunales dimensiones y peso que impedirían su uso sin un robusto trípode y la imposibilidad hoy por hoy de obtener aceptable calidad de imagen a plena abertura con un objetivo standard f/0.6.

Tengo la firme convicción de que en lo tocante a calidad óptica deseable en sus objetivos Nikon S nativos para la Nikon Z7 y en la calidad del visor electrónico, Nikon se ha inspirado en la Leica SL y sus ópticas, y que va a ir lanzando al mercado objetivos de primerísimo nivel y alta luminosidad específicamente diseñados para su montura Z, tratando por todos los medios de lograr la máxima simbiosis posible con el sensor y el dsp Nikon Expeed 6.

Asimismo, Motohisa Mouri, diseñador óptico Nikon, a consecuencia de la muy corta distancia de brida de 16mm, ha tenido que introducir significativas dosis de telecentrismo en los objetivos Nikkor S para la Nikon Z, potenciando la ubicación de elementos ópticos de gran diámetro muy cerca del sensor 24 x 36 mm, de tal manera que los rayos de luz pueden incidir de modo mucho más directo e intenso sobre su superficie, lo cual permite un mejor control de la aberración cromática

Pero no es menos cierto que la gama de objetivos que acompañan al sistema Nikon Z en el momento de su presentación en Agosto de este año 2018 se antoja escasa, con únicamente tres ópticas:

el Nikkor Z 35 mm f/1.8 S con 11 elementos en 9 grupos,

el Nikkor Z 50 mm f/1.8 S con 12 elementos en 9 grupos

y el zoom Nikkor Z 24-70 mm f/4 S con 14 elementos en 11 grupos.

Es cierto que para 2019 están anunciados varios objetivos más, tanto ópticas fijas como zooms muy luminosos y generadores de excepcional calidad de imagen, que en mi opinión serán absolutamente fundamentales para el devenir del sistema Nikon Z, como los zooms Nikkor 24-70 mm f/2.8 S y Nikkor 70-200 mm f/2.8 S, el Nikkor 58 mm f/0.95 S Noct y el Nikkor 85 mm f/1.8 S, sin olvidar el Nikkor 24 mm f/1.8 S, Nikkor 14-24 mm f/2.8 S y el Nikkor 50 mm f/1.2 S anunciados para el año 2020.

Pero a mi modesto entender, Nikon ha cometido un error no presentando la Nikon Z7 acompañada al menos por un zoom profesional (preferentemente el 24-70 mm f/2.8 S) y como mínimo tres objetivos fijos de muy alta luminosidad f/1.4 (preferentemente en las focales de 35, 50 y 85 mm).

En este sentido, en mi opinión, por excelentes que puedan ser en rendimiento óptico como mecánico (el Nikkor Z 35 mm f/1.8 S incluye 3 elementos asféricos y 2 ED y el Nikkor Z 50 mm f/1.8 S 2 elementos asféricos y dos ED), poseen unas aberturas de diafragma máximas que aun siendo notablemente luminosas, distan mucho de la presentación de cartas credenciales e impacto anímico que en los usuarios de Nikon (la segunda marca con mayor prestigio histórico en toda la historia de la fotografía junto con Leica, sin menoscabo alguno del resto de marcas del sector fotográfico a las que corresponde el importante mérito de alterar un mercado fotográfico que hasta aproximadamente 2010 estaba abrumadoramente dominado por Canon y Nikon) hubiera tenido el que la Nikon Z7 hubiera estado acompañada en Tokyo el día de su presentación a los medios de al menos un 35 mm f/1.4 (no se aprecia ninguno en su hoja de ruta de ópticas durante los próximos dos años), un 24 mm o 28 mm f/1.4 y un 50 mm f/1.2.

Sobre todo si se tiene en cuenta que las ópticas nativas de alta y muy alta calidad para la Sony A7RIII son en estos momentos ya notablemente abundantes y que la mayoría de marcas poseen muy consolidados zooms 24-70 mm f/2.8.

Es cierto que el Nikkor 24-70 mm f/4 es también soberbio ( con sus nada menos que 4 lentes asféricas — una de las cuales posee simultáneamente características ED — , dos elementos ED de dispersión extra baja — uno de los cuales posee al mismo tiempo cualidades asféricas — , formidable multirrevestimiento doble con Nano Crystal Coat y Nikon Super Integrated Multicoating e incluso un recubrimiento delantero de flúor muy resistente a la suciedad y las manchas ) y que probablemente en estos momentos es el estado del arte en zooms standard f/4 sólo superado por el Vario-Elmarit-SL 24-90 mm f/2.8 – 4 ASPH.

Pero un zoom profesional de similar o incluso superior calibre óptico mecánico, con un f/2.8 constante, habría sido algo muy relevante acompañando a la Nikon Z7 durante su presentación en Tokyo, porque además, sobre todo durante los últimos cuatro años, Nikon ha mejorado muchísimo sus técnicas de fabricación, que le permiten hoy por hoy conseguir un muy alto porcentaje de elementos ópticos asféricos de gama alta con un centrado impecable, a la primera, durante la fase de montaje.

Además, con respecto a las dos ópticas fijas f/1.8 introducidas junto con la Z7, por excelentes que puedan ser, la mítica aureola de Nikon en este ámbito exigía en mi opinión que hubieran tenido aberturas máximas f/1.4, porque los objetivos f/1.8 o incluso 1.7 (por excelentes que puedan ser) son — dentro de la extrema dificultad que se precisa para diseñar y fabricar objetivos de este nivel cualitativo — bastante más fáciles de fabricar que los f/1.4, no exigen modificaciones sustanciales de diseño con respecto a los objetivos f/2 y sólo suponen una ganancia de 1/3 EV con respecto a ellos, mientras que los objetivos f/1.4 obtienen una ganancia real de 1 EV y precisan un diseño totalmente nuevo, por lo que son bastante más difíciles de crear y fabricar, además de aumentar de modo importante el potencial de fotografía con foco selectivo y fondos desenfocados en distintos géneros fotográficos.

Aunque creo que sobre todo durante 2019 Nikon va a intentar con algunos objetivos fijos y zooms de su hoja de ruta de dicho año (optimizados para potenciar el flujo luminoso central y generar excepcional calidad de imagen incluso a máxima abertura) acercarse todo lo posible al rendimiento óptico de los hoy por hoy imbatibles objetivos AF del sistema Leica SL como el Summilux-SL 50 mm f/1.4 ASPH, Apo-Summicron-SL 90 mm f/2 ASPH, Vario-Elmarit-SL 24-90 mm f/2.8-4 ASPH, que son con mucha diferencia el referente cualitativo ópticomecánico en el sector de cámaras mirrorless con visor electrónico, creo que las dos ópticas fijas de 35 mm y 50 mm f/1.8 junto con el zoom 24-70 mm f/4 (que al parecer es realmente muy bueno) son una panoplia óptica un tanto decepcionante para secundar en el histórico y muy importante momento de su presentación a una cámara que sin ser extraordinaria y adoleciendo de algunos defectos quizá no determinantes (pero sí nocivos e inexplicables y que tendrá que intentar subsanar cuanto antes), es en mi opinión excelente para ser un modelo de primera generación.

Nikon ha conseguido su principal objetivo : una cámara mirrorless de formato completo mucho más pequeña, compacta y ligera que su buque insignia dslr, que logre de manera fluida la transición reflex/mirrorless, preservando muchos de los valores y cualidades diacrónicamente presentes en las cámaras digitales formato 24 x 36 mm reflex más señeras de la marca, que obtenga una excepcional calidad de imagen comparable a la Nikon D850 y a la Sony AR7III y que pueda competir en el disputadísimo segmento de cámaras mirrorless con visor electrónico, donde el enorme cash-flow disponible de Sony en I + D, su tremendo know-how electrónico y su condición de referente mundial incuestionable en el diseño y fabricación de sensores estado del arte, le confieren algunas ventajas importantes, incluyendo la posibilidad de poder sacar nuevos modelos de cámaras en menor tiempo que el resto de marcas, pese a lo cual, de modo insólito, Nikon consigue con cierta asiduidad extraer ligeramente más calidad de imagen utilizando los mismos sensores que Sony.

Nikon no tiene más remedio que mostrar sus galones lanzando al mercado cuanto antes los mejores objetivos fijos ultraluminosos y los dos zooms profesionales muy luminosos de su hoja de ruta óptica (no más tarde que durante la primera mitad de 2019) en los que los indicios apuntan claramente a que va a inaugurar una nueva etapa de su brillantísima carrera en esta faceta, con un ulterior nivel de asombroso rendimiento optomecánico, en el que adquirirán especial protagonismo grandes elementos ópticos con superficies asféricas fabricadas con exóticos y muy caros vidrios con las mayores prestaciones, no solo mediante su muy avanzada tecnología PGM de moldeado de precisión de los mismos (Nikon es capaz de hacerlo incluso con los vidrios ópticos más difíciles de moldear) con lentes asféricas de tamaño mediano y grande, sino también (sobre todo en los objetivos de mayor abertura f/0.95, f/1.2 y f/1.4) tallados y pulidos con el máximo nivel de precisión mediante máquinas CNC estado del arte y técnicas de acabado magneto reológico con herramientas MRF de última generación (además de anillos de tallado que realizan su función sobre puntos de la superficie de los elementos ópticos orientados tangencialmente, progresando desde los bordes hasta el centro) al más puro estilo Leica y Zeiss para generar la mejor simbiosis posible con el sensor 24 x 36 mm de la Nikon Z7.

No obstante, tampoco puede excluirse en absoluto la posibilidad de que Nikon obtenga también muy buenos resultados en este ámbito optimizando técnicas especiales de prensado de vidrio óptico con notable precisión, fabricando elementos con superficies asféricas hechas a medida para dicho sensor de formato completo, porque evidentemente, para conseguir ese nivel de calidad de imagen, el extraordinario sensor formato 24 x 36 mm de la Nikon Z7 tendría muchos más problemas para sinergizar con objetivos dotados con uno o varios elementos asféricos fabricados de modo barato y masivo mediante técnicas normales de moldeado de vidrio, moldeado de plástico inyectado, moldeado de polímeros o resina óptica para formar lentes composite con forma asférica.

Todo ello complementado a posteriori por un muy preciso análisis interferométrico de los objetivos asféricos con los más modernos instrumentos computerizados y controlados por láser.

Ni que decir tiene que Nikon pondrá toda la carne en el asador con su tecnología Nano Crystal Coat con multirrevestimiento óptico antirreflejante, de múltiples capas y muy bajo índice de refracción, que potencia enormemente la eliminación de reflejos dentro de los elementos ópticos de los objetivos a través de una amplia gama de longitudes de onda, combatiendo muy eficazmente el ghost y el flare, algo que será decisivo sobre todo en las ópticas angulares y superangulares y catalizará un nuevo salto cualitativo a la hora de hacer fotografías en escenas con mucho contraste o contraluz extremos.

Por otra parte, cuanto más grande es la abertura máxima de un objetivo, mayor ha de ser el tamaño y diámetro de sus elementos ópticos para que capten más luz, y por tanto se dispara la aberración esférica (especialmente en las distancias de enfoque más próximas).

Es decir, por mencionar solo un ejemplo, la nueva etapa en la historia de la fotografía digital que está a punto de iniciarse en la próxima Photokina 2018, ya no se conformará en gama alta y muy alta con excelentes objetivos profesionales f/1.2 que den muy buena calidad de imagen a partir de f/1.4 como el Canon EF 85 mm f/1.2 L II USM (con ADN Doble Gauss asimétrico H.W Lee Taylor-Hobson Opic f/2 de 1920) y simplemente aceptable a f/1.2, por muy bueno que pueda ser su gran elemento asférico tallado y pulido con gran precisión, ubicado el tercero tras la primera lente frontal y aproximadamente un 300% más ancho, por muy bien que pueda funcionar su elemento flotante moviendo los siete primeros elementos (incluyendo el diafragma en iris entre los elementos cuatro y cinco) con respecto al elemento más trasero, el octavo, por muy buena que pueda ser su supresión del flare, su excepcional detalle en sombras incluso con temas a contraluz, etc.

De ahora en adelante, a los usuarios que compren objetivos de gama alta f/0.95, f/1.2 y f/1.4 de las distintas marcas, no les bastará su tradicional adecuación a retratos con suavidad de texturas a plena abertura y mayor nitidez y captación de detalles al diafragmar.

Querrán también una gran calidad de imagen a máxima abertura con admirable poder de resolución, nitidez y contraste, que no difiera mucho de la obtenida a f/2.8, por lo que tendrán que luchar sin descanso, ya que aparte de las aberraciones , es muy difícil diseñar y fabricar objetivos tan sumamente luminosos que combatan eficazmente la luz dispersa y el flare, sobre todo porque cuanto más grandes son las dimensiones de los elementos ópticos frontales que acumulan luz, más alto será el nivel de luz no enfocada que llegue a la superficie del sensor.

Nikon ha trabajado muy intensamente, sobre todo durante 2016 y 2017, en el estudio concienzudo de los diferentes vidrios ópticos de su catálogo Ohara, que reflejan entre aproximadamente el 4.2% y el 9.6% de luz que entra al sensor 24 x 36 mm de su Nikon Z7 a través de los objetivos S, para intentar minimizar todo lo posible la reducción del grado de transmisión de luz del sistema óptico y garantizar asi los mejores valores fotométricos y sensitométricos viables, por lo que es previsible que intenten aproximarse todo lo posible a Leica y Zeiss en la consecución de muy similares altos grados de transmisión de luz y rendición de color en sus ópticas, independientemente de las longitudes focales.

En mi opinión, este es sin duda uno de los momentos más importantes en toda la historia de la fotografía mundial, sobre todo desde un punto de vista óptico, y el movimiento de Nikon lanzando al mercado su cámara mirrorless Z7 de formato completo con enorme diámetro interno de montura y una muy corta distancia de brida de 16 mm así como su extraordinario visor electrónico, sumado a la recién anunciada también mirrorless formato 24 x 36 mm Canon R que será presentada muy pronto con un imponente surtido de ópticas de primer nivel ( e incluso se especula también sobre una Panasonic formato 24 x 36 mm) van a revitalizar sin duda enormemente el sector fotográfico a nivel mundial con este tipo de cámaras, además de consolidarse cada día más una tendencia muy positiva a la ausencia de monopolios, algo que redundará en beneficio de todos, ya que las diferentes marcas (no sólo dos o tres) tendrán que lanzar al mercado cámaras y objetivos cada vez mejores en distintos formatos.

José Manuel Serrano Esparza

33 Responses to José Manuel Serrano Esparza: Nikon Z7 – Probablemente mucho más trascendente de lo que pudiera parecer en un principio

  1. Carlos dice:

    Chapeau José Manuel, muy denso e interesante, al 100 % lo de las ópticas, el nivel de estas cámaras pide ópticas más luminosas, quizás necesitaban hacer otras primero para rematar ya con alguna experiencia? No se entiende; su cien aniversario y salir con estas ópticas a medio camino entre el 1,4 y el 2. Nikon prometió que su sistema incluiría novedades nunca vistas antes. No parece que casi igualar un visor de Leica, casi igualar algunos sistemas AF, quedar por debajo en respuesta AF con niveles bajos de luz que la próxima Canon sin espejo, copiar una pantallita LCD, quedar por debajo en duración de batería, etc. etc.sea exactamente ofrecer algo nunca visto antes.
    Solo una calidad de imagen superior debida a su nueva bayoneta que le permitirá hacer mejores lentes puede inclinar la balanza a su lado, de otro modo será otra marca más en el mercado, un buena marca, pero es que habrá varias con sistemas sin espejo de calidad.

  2. Manuel C. Cid dice:

    Trabajado artículo de opinión (aplausos), pero como dice Carlos y pienso, Nikon, en “casi” todo se han quedado en un casi.
    José Manuel, seguro que tendrás que volver a reescribir el artículo cuando Canon y Panasonic (que al parecer en este mes presentará una fullframe al estilo de Leica SL) pongan sus cámaras sobre la mesa y dejemos que pasen unos meses para ver cuanto hay de verdad en todo lo que se predica.
    La verdad es que cuantos más actores haya en escena mejor para nuestro mundillo. Si bien es cierto que tales excelencias solo las podrán pagar profesionales de alto estanding y aficionados adinerados, seguramente, parte de estas nuevas tecnologías se vayan aplicando a cámaras y objetivos que podamos comprar los simples mortales.
    Me repito, concienzudo artículo de opinión. Gracias por tu aportación.
    Saludos.

  3. Marcelo dice:

    Veremos con Canon espero la opinion de los mismos comentaristas sobre la Nueva Canon. Veremos. Por que de llegar tarde No solo es Nikon. De no superar las propuestas Nikon ni Canon se han esmerado en los ultimos años. Son conservadores pero no dan camaras a medio camino de la nada. Es tal vez por eso que ni Canon ni Nikon se han lanzado antes a la sin espejo. Hoy todavía tiene el sistema muchas preguntas como no tantas respuestas. Veremos como se comporta el sistema vr de Canon con sus 5 ejes etc..

  4. Manel dice:

    Fantástico articulo, te lo has currado muchísimo y tus opiniones me parecen muy ajustadas. Felicidades y gracias por divulgarlo.
    Pero realmente es necesario hacer FF’s mirrorles, que pesan 200gr. menos que las dsrl’s existentes y total para no llegar a igualarlas?
    Creo qu lo coherente es el m4/3 que permite cámaras y objetivos mucho más pequeños y calidades suficientes para el 98% de los mortales.
    Un profesional que lleva 10 o 12 kgs en la mochila, no sé si entrará a cambiarlo todo por esos 200 gr.

  5. jose manuel serrano esparza dice:

    Estimado Adolfo :

    Soy José Manuel Serrano Esparza. Primero de todo, perdona si te he podido molestar en algo o alterar el buen fuencionamiento de fotochismes. No era mi intención en absoluto.

    El autor del artículo soy yo y no está copiado de ningún medio.

    Siento también el haberme excedido en el tamaño de las fotos. Por acumulación de cansancio, no me di cuenta y muchas están más o menos a 520 x 300 o así, me confundí en el tema del tamaño máximo.

    Obviamente, mis conocimientos son muy limiados. No hay aquí milongas ni falsa modestia alguna.

    De hecho, creo que el tema da para mucho más y hay infinidad de cosas que lógicamente, a buen seguro desconozco.

    Mi nombre viene al final del todo del artículo, cosa que hago normalmente allí donde escribo.

    Cada uno es como es. Y soy persona discreta a la que no le gusta el protagonismo y mi intención ha sido en todo momento no exhibirme en absoluto, sino que brillaran las cámaras y objetivos que se comentan y en líneas generales incidir en el momento de inflexión que se está viviendo en la fotografía mundial y que va a catalizar en buena medida el lanzamiento al mercado de la Nikon Z7, que hará que Canon y probablemente Panasonic saquen al mercado cámaras mirrorless formato 24 x 36 mm soberbias, que el resto de empresas reaccionen y que ello favorezca a los usuarios, ya que las distintas empresas tendrán que sacar cámaras y objetivos lo mejor posibles, algo que será en mi opinión muy beneficioso para los usuarios.

    Créeme si te digo Adolfo que en ningún momento ha sido mi intención el contravenir tus indicaciones al hacer el artículo en ninguno de los aspectos que indicas.

    Hice las cosas lo mejor que pude y todo fue fruto de mi cansancio acumulado, ya que debido a la falta de talento me veo obligado a sudar, sudar y sudar. No tengo más ” secreto “.

    Me entristece profundamente todo lo ocurrido, fruto de mi torpeza y acumulación de cansancio. Lo reconozco.

    Escribí sin ninguna intención oculta de ningún tipo,simplemente porque el tema me parecía interesante y muy importantes los momentos que se están viviendo.

    No obstante, creo que quizá habría sido mejor, y lo digo sin ninguna acritud, el haberme comentado las cosas por email.

    Disculpa de nuevo, Adolfo, por las molestias ocasionadas. Sabes que te aprecio y que si hay aquí alguien que trabaja ese eres tú, con tu ímprobo esfuerzo diario en fotochismes desde hace muchos años y que además ahorra mucho esfuerzo de búsqueda a tus fieles lectores, a quienes aprovecho también para pedir perdón si he podido molestarles con mi artículo.

    Estoy muy triste. No volveré a escribir en Fotochismes. Lo digo sin acritud.

    Muchas gracias por todo, te deseo lo mejor en todo y disculpa una vez más las molestias ocasionadas.

    Un cordial saludo,

    José Manuel Serrano Esparza

    • adolfo dice:

      José Manuel, no se que versión has leído de mi actualización. Al principio no me di cuenta de que el artículo era tuyo. Después ya si, y personalicé un poco la actualización. José Manuel, no quiero que te enfades, ni que te disgustes, ni mucho menos que “estés triste”.

      Te agradezco infinito tu colaboración y lo único que te pediría (os pediría a todos) es respetar (más o menos) unas normas muy simples para no hundirme el blog.

      Esas normas se resumen simplemente en esto.

      – Poner el autor en el título.

      – Utilizar una o muy pocas imágenes y muy pequeñas, con tamaños de unos 300 o 350 pixels de ancho y un peso del orden de 10 a 30 KB.

      – Poner imagen destacada (para que salga en la página principal del Blog).

      – Indicar categoría (o categorías) y etiqueta o etiquetas.

      – Procurar no extenderse demasiado. Ya sabemos que en el mundo internet todo lo que pase de “tres líneas” es ya un exceso para el lector.

      Todo ello se puede seguir más o menos. Son normas muy flexibles pero si que marcan un entorno sostenible para el Blog.

      Lo que si me ha llenado de tristeza, esta vez a mi y te lo digo de verdad, es cuando me dices que: “Estoy muy triste. No volveré a escribir en Fotochismes. Lo digo sin acritud”.

      No me has molestado en nada, y sentiría enormemente que cumplieras tu afirmación. Tus opiniones y buen criterio no solo son muy bien recibidos aquí, sino que son altamente valorados por mi y seguro que por todos los miembros de la Peña. Simplemente te pido que “no te pases”: 49 imágenes y todas ellas enormes para el tamaño que yo suelo utilizar me han “hundido” un poquito mi base de datos.

      Venga José Manuel, no te enfades. Sigue con nosotros, y si te apetece sigue colaborando.

      Voy a entrar “como colaborador” a poner alguna de las cosas que faltan y a arreglar el título por lo del autor y lo del tema de todo mayúsculas, pero no voy a tocar ninguna imagen, ni siquiera de las 10 duplicadas, pues no se cual de las dos borrar.

      No se que más decirte.

      Mucha salud y un abrazo.
      Adolfo.

  6. jose manuel serrano esparza dice:

    Estimado Adolfo :

    Perdona de nuevo. Ya ha cambiado las fotos originales que estaban a aproximadamente a 550 x 400 y las he cambiado a los tamaños más pequeños que dices aproximadamente.

    He tenido que cambiar el tamaño de cada foto una por una y he tardado aproximadamente hora y media.

    Siento la demora.

    Insisto en que el artículo es mío y no ha sido publicado en ningún otro blog o medio.

    Obviamente, y lo digo sin acritud, no me necesitas para nada y sóis tú con tu inmenso trabajo diario y tu legión de lectores los que habéis encofrado este blog muy singular desde hace años, mientras que mis intervenciones son muy esporádicas.

    De verdad que mi única intención era aportar mi granito de arena con mis modestos conocimientos,porque entiendo que el tema y el momento eran interesantes.

    Para mí era también en gran media una cuestión de confianza, por conversaciones previas que habíamos tenido y que valoro sobremanera tu esfuerzo enorme diario de muchos años y tu independencia.

    Yo también estoy bastante disgustado, y sobre todo, muy triste:

    ” Si el artículo no es de elaboración propia y es “copiado” de alguna otra WEB o Blog, entonces mi disgusto es aún mayor, pues hubiera bastado una reseña y el enlace al original con lo que sabríamos el autor. Al fin y al cabo eso es lo que hago yo un montón de horas al día”.

    El artículo lo he hecho yo, con muchísimo trabajo y esfuerzo, con el que siempre intento compensar mi falta de talento,además de muy pocos medios. y no lo he copiado de ninguna otra web o blog.

    ” Por cierto, me mosquea mucho el que en el título: “Nikon Z7 – Probablemente Mucho Más Trascendente De Lo Que Pudiera Parecer en un Principio”, todas las palabras estén en mayúscula. Nadie escribe así. Eso apunta a copia, pero no puedo estar seguro “.

    Pues con todos los respetos,por favor, créeme si te digo que no es un artículo copiado de ningún sitio.Lo he hecho yo, y lo digo sin jactancia alguna,simplemente para aclarar las cosas.

    Con respecto a que todas las palabras del título estén en mayúsculas, es una costumbre que tengo desde hace ya años en artículos que escribo, las más veces con muy pocos medios y sacando tiempo de donde puedo, más o menos como todo el mundo. Otras veces incluso he puesto los títulos con mayúsculas todas y cada una de las letras de los títulos. No sé si alguien más lo hace o no.NO es algo que haga con ninguna intención oculta. Sé también que mis conocimientos de informática, internet y estas lides son comparables a los de un chipirón común. Lo que sí puedo decirte es que nunca pensé que ésto pudiera mosquear a nadie.

    Bueno, Adolfo, mi intención prioritaria como te digo era el haber ayudado con mi modesto granito de arena, tal y como te he dicho otras veces, y que por así decirlo intentar hablar sobre cámaras, objetivos y temas fotográficos que me parecían interesantes, siempre partiendo de la base de que soy ante todo y para todo un aficionado apasionado, y que evidentemente hay muchos pero que muchos expertos en estas lides bastante más cualificados que yo para hablar de estos temas.

    No era mi intención en absoluto el que se hablara de mí. Ese es el motivo por el que hace tiempo decidí firmar mis artículos al final de los mismos.

    Sinceramente, Adolfo, creo que lo mejor es que me quite de enmedio para no meter la pata en más cosas.

    Perdonar también por favor los demás por mis extensos posts.

    Un cordial saludo y te deseo a tí, Adolfo, y a todos los demás, lo mejor en todo.

    jmse

    • adolfo dice:

      Está bien José Manuel, no te preocupes más del asunto, solo tenlo en cuenta para la próxima vez, sobre todo el tamaño y el número de las imágenes. Pero porfa, “no te quites de enmedio”.

      Venga, y ya está, ahora a otra cosa que pasado mañana sale la Canon EOS-R y habrá tema para divertirse un rato.

      Mucha salud.
      Adolfo.

  7. Javier dice:

    Magnífico artículo que he leído 2 veces.
    Ojalá hayan mas. En mi modesta opinión, no salir con un 24-70 2.8 y focales fijas 1.4 mas que un error es estrategia.
    Saludos.

  8. javier izquierdo dice:

    gghmm…cof cof…

    “SOMBRAS BREVES

    Cuando se acerca el mediodía, las sombras son todavía bordes negros, marcados, en el flujo de las cosas, y dispuestas a retirarse quedas, de improviso, a su armazón, a su misterio. Entonces es que ha llegado en su plenitud concentrada, acurrucada, la hora de Zaratustra, del pensador en el “mediodía de la vida” , en el “jardín estival” . Ya que, como el sol en lo más alto de su curso, el conocimiento da de las cosas el más riguroso contorno.”

    Ojocuidao, Adolfo, el párrafo anterior si que está chuleado de Walter Benjamin.

    A JM Serrano le debe estar pasando como a Amaia Romero, que no sabe que pasa en este lugar donde todo el mundo es más joven que ella…

    https://www.youtube.com/watch?v=CFcDd9JmRnE

    No deja de ser un hecho canónico que el texto de JMS acojone. En la internaútica en lingua castellanorum, salvo los photolaris en Cypango tocando pelo, poco sustancioso que leer. Algún refrito de materia descongelada, y a saber de las fechas de caducidad, y fast food de circustancias. Normal pués que un plato cocinado con los mejores ingredientes y gran cariño por los fogones sorprenda. Cocina de autor, se firme debajo de la servilleta white paper o encima de la puerta de entrada. Quizá se hayan contravenido las normas de la casa, tu casa, entiendo que sin malas intenciones. Como seguidor de fotochismes ha sido un placer haber leido el texto de JMS aquí. Hubiera tenido la misma importancia encualquier site del mundo. La bayoneta Z es tan inflexiva como la glotis de Amaia, de esto parla Serrano Esparza. Obedece a norma que ciertos entes se sientan conmocionados. Es incomprensiblemente digamos ofensivo dudar de su autoría.

    Salud, saludos y buenos alimentos.

    • sito garcia dice:

      +1

      José Manuel, mi agradecimiento por el interesantísimo y currado artículo.

      Mi asombro ante el singular agradecimiento del administrador de la cosa, me ha dejado absolutamente perplejo.

      Como de costumbre, cuando se percate del absurdo e innecesario desplante público realizado, será tarde.

      En fin. Ánimo y bienvenido al gallinero.

      • adolfo dice:

        Ostras Sito. Eones sin aparecer por aquí y cuando lo haces es para esto. Vale, vale, pero no me lo esperaba. Debo interpretar que si yo abro mi blog a colaboraciones externas y para ello doy unas pequeñas normas de funcionamiento, cuando una persona publica algo, de contenido muy interesante, sin duda, pero contraviniendo esas normas en grado superlativo y ocupando en un solo artículo el espacio que ocupo yo con el trabajo de todo un mes, lo único que debo hacer es aplaudir, ¿ no ?

        Es posible que “te haya asombrado dejándote perplejo”, y es posible también que mis pobres entendederas “me hagan percatarme tarde y a destiempo, como siempre, del innecesariamente desplante público realizado”.

        Lo único que puedo esgrimir en mi defensa es que la actualización que yo publiqué en la cabecera del artículo la escribí de forma genérica sin conocer al autor del mismo. La primera vez que lo leí quedé tan aturdido que no llegué al final y no vi la firma de JMSE. Después, por los comentarios, me di cuenta de quien era el autor y modifiqué un poco mi comentario inicial, pero lo escrito ya estaba escrito.

        Si en un primer momento me hubiera apercibido del autor hubiera tratado el tema de forma privada por e-mail. Ese es el único error que admito. Por lo visto el verano no es la mejor época para mi, ¿ verdad Sito ?

        José Manuel tiene su propio blog. ¿ Por qué no ha publicado su artículo en él con toda la extensión que hubiera querido y después, si quería y le apetecía, hubiera hecho una breve referencia en el mío siguiendo la filosofía que Fotochismes ha tenido desde su inicio ?

        ¿ Puede parecer que soy un malvado y un desagradecido ? Quizás si, pero lo que no voy a hacer es estar pidiendo disculpas toda la vida por algo que yo no percibo ni como un error monumental, ni como un desplante despótico, ni mucho menos como una falta de respeto al autor. Lo siento.

        Adolfo.

        • sito garcia dice:

          Eres muy libre de gestionar tu casa como te parezca oportuno, faltaría más.

          Pero yo también puedo apuntar libremente que alterar y mantener la cabezera del artículo con semejante escarnio, es de todo menos respetuoso con el autor.
          En especial cuando el tema está aclarado y no hubo mala fe, si no todo lo contrario.

          Parece mentira que para algunas cosas te cueste horrores mover una coma y por una efímera y solventable cuestión técnica y estética reprendas en público de esta forma. O no llegas o te pasas…

          El artículo de José Manuel, pudo editarse y repartirse en 3 entradas tipo parte 1, 2, etc… Tu recordatorio para colaboradores registrados, también merecía una entrada distinta, era lo más elegante. Mantener por escrito tus dudas sobre la autoría una vez resuelto el tema no es digno de ti, aunque ahora no lo entiendas.

          Ser un superadministrador permite realizar todas esas alteraciones con normalidad para preservar el estilo y peso de los contenidos, pero también permite conocer quién escribió el qué y cuando lo hizo… por tanto hay bastante mala leche gratuita con alguien que con un poco de gestión didáctica hacia grande tu creación fotochísmica.

          De todos es sabido que este blog me parece la mejor aportación “independiente” a lo fotográfico que existe en lengua castellana, pero como apuntas, los calores estivales no parecen ayudar.

          Un cordial saludo y mucha salud.

      • ¡Demonios! Sólo (con tilde) falta que el Administrador y propietario del medio tenga que pedir disculpas ante un flagrante incumplimiento de unas normas que están claramente escritas en “las condiciones de uso” del mismo.

        Como ya ha explicado más de una vez Adolfo esa falta de cumplimiento perjudica a la estructura del Blog por razones –entre otras– de sistema de alojamiento.

        A veces se nos olvida que existe un propietario de cada medio –blog o página web– y que el que quiera imponer sus propias condiciones lo tiene muy fácil: crear y administrar su propio medio.

        En los de los demás, somos invitados y debemos seguir las normas de la casa.

        Saludos

  9. mar dice:

    Adolfo, sigo tu blog desde hace tiempo, me encanta su contenido, tu sentido del humor y en general el tono ameno y distendido del blog, pero siento comentarte que me ha sorprendido tu reacción ante el artículo de JMSE, entiendo que no se haya publicado según tus indicaciones, pero creo que no ha habido mala intención en los fallos cometidos y a pesar de los problemas que te haya podido ocasionar su entrada, creo que deberías haber resuelto este tema de forma privada.

    Saludos,
    mar

    • adolfo dice:

      No traté el tema de forma privada porque cuando escribí mi introducción no sabía aún que el autor del artículo era JMSE. La primera vez que lo leí confieso que quedé tan aturdido porque el autor no había respetado ninguna de las normas que yo di para publicar en mi casa que no llegué al final. Después si me di cuenta y cambié un poco la introducción, pero lo escrito escrito estaba ya.

  10. Martín dice:

    Buenas y genial artículo.

    Me ha parecido una toma de contacto interesante y que aclara muchos aspectos de la Nikon que no se había mencionado antes.

    En líneas generales me ha parecido un toque de atención por parte de Nikon a los paisanos de Sony y que les dice “si queremos, vuestro modelo básico nos lo merendamos” y si bien han estado muy cerca que sea así en la primera versión quizás implica que en las próximas versiones pueden pasarlo regular.

    Me muero de ganas de ver como será el posible modelo de Canon y, si llegado el caso son capaces de poner sobre la mesa alguna novedad nunca antes vista.

    Lo que digo siempre (aquí no será una excepción) que cuantos más contendientes haya mejor será para el consumidor.

  11. jose manuel serrano esparza dice:

    A ver, perdonar todos por favor, porque me había prometido no postear más, ya que no me gusta que se hable de mí y como ya he comentado anteriormente, mi única intención era aportar mi modesto granito de arena para ayudar a Adolfo y también para hablar sobre la Nikon Z7 y los momentos muy importantes que se están viviendo en temas fotográficos.

    Valentín, sin acritud, en ningún momento fue mi intención incumplir, y menos flagrantemente, las normas de Adolfo, ni perjudicar la estructura de su blog ni su sistema de alojamiento.

    Todo fue fruto de mi torpeza en estas lides informáticas, de internet y de un enorme cansancio acumulado.

    Debido a dicha torpeza, hace meses cuando hice el artículo sobre el Otus y el Summilux, leí las instrucciones, pero no sabía bien como hacer las cosas para subir el texto y las fotos, por lo que me puse en contacto con Adolfo y le pedí si por favor podía él subir el texto y las fotos de mi artículo, para no meter yo la pata, a lo cual accedió amablemente.

    Recuerdo que una vez más, por ignorancia y torpeza mía, también entonces le envié las fotos en tamaño grande, aproximadamente en 1024 x 768, y que tuvo la gentileza de modificar el tamaño de todas, una por una, hasta dejarlas en tamaño más pequeño.

    Recordando aquello en lo que ya había yo metido la pata, hace pocos días, cuando tenía ya preparado el texto y las fotos de mi artículo sobre la Nikon Z7, no quise enviarle el texto y las fotos para que montara el artículo, ya que eso es algo que debemos hacer los colaboradores, y además no quería añadir más trabajo a las palizas que se pega a diario desde hace ya años y que a todos nos evita mucha labor y trabajo de búsqueda, además de la motivación extra que supone su muy especial sentido del humor, su independencia y otras características más de Fotochismes que le convierten evidentemente en un blog muy especial, distinto, hecho con trabajo a destajo, con notable amor por la fotografía, parámetros artesanales y además, una lucha diaria a brazo partido, en tiempo real,nada fácil de realizar.

    El paso de las horas y de los días hace que se vean las cosas con mejor perspectiva y tranquilidad.

    No le guardo a Adolfo rencor alguno. Es cierto que estoy dolido, muy dolido, no con nadie en particular, sino por la situación que se ha creado, que no podía imaginar, y de la que admito mi parte de culpa.

    Pero nunca hice nada con mala intención, ni para imponer mis condiciones en nada, y mucho menos con respecto a un blog como Fotochismes, por el que siento un enorme cariño.

    Y por supuesto que en ningún momento olvidé que Adolfo es el propietario de Fotochismes.

    El día que terminé el artículo, estaba totalmente agotado, sin energía. Intenté recordar mentalmente, cosa que hice mal, porque tenía que haberlo confirmado en las instrucciones de Adolfo, el tamaño al que había que enviar las fotos. Me equivoqué y las envié más o menos a 500 x 500 o 500 x 600 aproximadamente, excepto una que no me di cuenta de bajar la resolución y la envié todavía más grande.

    Por favor, que nadie cambie su criterio con respecto a Adolfo, buena gente, personaje muy singular y al que no dudo en calificar como muy especial y con una descomunal capacidad de trabajo como no he visto en mi vida, como consecuencia de lo ocurrido con este artículo que quizá no debería yo haber escrito, que quizá se lo tenía que haber comentado antes a Adolfo para que lo autorizara o no, y en el que aunque no intencionadamente y fruto sobre todo de mi torpeza y agotamiento, metí la pata en varias cosas.

    Sopesando todo lo ocurrido entre ayer y hoy, he llegado a la conclusión de que no es de extrañar que Adolfo se quedara aturdido al ver mi artículo, que firmé al final, aunque debería haberlo yo firmado al principio.

    Esto fue otro error no intencionado por mi parte.

    Coincido en lo expresado por Mar de que quizá habría sido mejor contactar por email, yo el primero, y las cosas probablemente se hubieran resuelto de manera relativamente sencilla.

    Pero la vida no es sencilla y a veces las cosas suceden así, y creo que es mejor intentar ser positivos.

    Tras leer las indicaciones de Adolfo, me estuve hora y media reduciendo el tamaño de las fotos, una por una, a aproximadamente 350 x 300 y las metí de nuevo, con la intención de que ocuparan mucho menos espacio.

    La verdad que todo ésto me está sobrepasando un poco, o mejor dicho, un mucho, ya que soy ante todo y para todo, un aficionado apasionado a la fotografía, como ya dije, sin especial talento.

    Han entrado aquí dos pesos pesados, quizá los dos máximos referentes del país en visualización de imagen fotográfica y muchas más cosas.

    Sé que no soy quien para hacer juicios de valor de ningún tipo, pero necesito decir ésto :

    Sito, te agradezco mucho tus palabras. Obviamente, estoy muy dolido, pero a veces las cosas ocurren así y creo que tengo yo más culpa que Adolfo en todo lo ocurrido, aunque insisto en que no hice yo nada con mala intención.

    Es importante entender los contextos, y Adolfo se pega unas enormes palizas diarias busando información sobre temas muy distintos. El artículo es muy extenso,puse mi firma al final y le creo cuando dice que en un principio no la vió y que pensaba que el artículo estaba sin firmar.

    Con respecto a la autoría del artículo, lo hice yo, y es cierto que hasta hace pocas horas estaba muy pero que muy enfadado, porque hice un enorme esfuerzo en este artículo en el que empecé a principios de Agosto.

    Pero viendo las cosas con perspectiva, y por culpa mía que no me puse previamente en contacto con Adolfo para informarle de las cosas y si daba su visto bueno o no a mi artículo. Este fue otro de mis errores.

    Perdonadme que insista, pero quiero volver a Sito.

    Sito, campeón, te agradezco enormemente tus posts que durante muchos años subiste a Fotochismes, muy ricos en contenido y amenos, repletos de experiencia y rigor, y que junto con el resto de fieles participantes y lectores de Fotochismes, fue importante para enconfrar Fotochismes y ayudar en la ímproba y muy meritoria labor diaria de Adolfo, que trabaja hasta la extenuación y además me ha dado ya varias lecciones importantes sobre la vida en diferentes emails que hemos intercambiado durante todo estos años. Porque creo que tras su muy especial sentido del humor y su inefable capacidad de trabajo, se esconde un humanista.

    Sito, además de lo dicho, quiero expresarte mi agradecimiento porque me consta que eres un tío de talla internacional, cosa de la que nunca hablaste, con tu proverbial humildad. ¿Cuántos millones de imágenes has visto en tu vida? Hay muchos gurús internacionales de la visualización de imágenes, sobre todo de Japón y Estados Unidos, que admiran tu conocimiento, experiencia y como arrimas el hombro buscando el bien común. Y muchas más cosas.

    Un inmerecido privilegio por mi parte el conocerte, Sito, igual que a Adolfo.

    Y ahora, con todo el respeto posible, necesito hablar de un hombre del Renacimiento, el referente de España y buena parte del extranjero en muchos temas fotográficos distintos.

    En 1964, mientras los japoneses hacían pruebas exhaustivas con la película cinematográfica Kodachrome 16 mm cinematográfica para rodar su olimpiada,en especial la gloriosa epopeya de Abebe Bikila en el maratón, un adolescente español de 16 años, con impresionante agudeza visual y ya tremendo amor por la fotografía, si no estoy equivocado (y me equivoco con frecuencia) estuvo a punto de ir a dicha olimpiada con el equipo español de tiro olímpico.

    22 años después, tuve el privilegio de adquirir el número de Junio de 1986 de la revista Foto Profesional.

    Al llegar a la página 67, un artículo de 8 páginas sobre la Mamiya 645 Super de formato medio.

    El nivel de conocimientos, experiencia, pasíon por la fotografía, impresionante calidad de las imágenes de producto en blanco y negro y modo muy ameno en que se explicaba todo, marcaron un antes y un después en mi amor por la fotografía.

    El autor de dicho artículo era Valentín Sama.

    Después, sus legendarios artículos en la revista FV (muchos de ellos la referencia mundial en los temas que trataba, por mencionar sólo un ejemplo el artículo sobre la Fuji Velvia nada más aparecer esta emulsión color en el mercado)fueron fundamentales en la carrera profesional de muchos fotógrafos españoles.

    Y si hablamos ya de sus artículos en DSLR Magazine, con sus tremendos conocimientos de óptica y sus fastuosos artículos sobre cámaras y objetivos analógicos, con unas sensacionales fotos de producto muy bien iluminadas para realzar sus contornos, entramos en el ámbito del gozo supremo.

    No hay quí milonga ni lisonja, y entiendo que tampoco descubro nada, pero necesitaba decir estas cosas, quizá tenía que haberlo hecho antes.

    La vida es complicada, hoy en día repleta de stress y el duro día a día. No se puede estar de acuerdo en todo, y a veces pueden producirse malentendidos, fruto de momentos de agotamiento, tensión, etc,y también producto de los muchos significados que con frecuencia una palabra puede tener en español.

    Pero desde luego, al menos por lo que a mí respecta, pesa muchísimo más lo bueno que lo malo.

    Bueno, perdonar todos una vez más por este extenso post, por mi parte está todo olvidado, creo que es mejor ser positivo, y mucho más importante que la Nikon Z7 y lo que yo pueda escribir, al fin y al cabo soy uno más de la legión de lectores y admiradores de Fotochismes, es si no os parece mal, seguir todos apoyando a Adolfo en su descomunal trabajo diario con fotochismes, que además puede ahorrar muchísimo trabajo de búsqueda a sus lectores, y conseguir por todos los medios la preservación y continuidad de Fotochismes, cuyo buque insignia es Adolfo, con todo el loable mérito que tiene unblog fotográfico hecho a diario por una sola persona a base de tesón y esfuerzo.

    Espero no haber molestado a nadie con mis palabras. De verdad que he sido todo lo sincero posible.

    Un cordial saludo a todos,

    José Manuel Serrano Esparza

    • Valentín Sama dice:

      Hola José Manuel, gracias por tus referencias.

      Debes saber que tengo un enorme respeto por tu trabajo y eso es lo importante, más allá de pasados desencuentros, que ya quedan en la lejanía.

      Igualmente, espero que te guste saber que sigo conservando y atesorando las selectas grabaciones de música que me enviaste hace tiempo.

      Saludos cordiales con el abrazo sugerido por Adolfo

  12. sito garcia dice:

    Un abrazo sincero, José Manuel.

  13. adolfo dice:

    Bueno, después de todo esto, ¿ os parecería mál que nos diéramos todos un e-abrazo, en particular con José Manuel, Sito y Valentín, y lo dejáramos así ?

    A mi ya me vale.

    Mucha salud y un abrazo para todos.
    Adolfo.

    • zas dice:

      Me acabo de enterar, menudo lío se ha montado, me queda poco que decir.
      Como todo parece, un cumulo de inapropiadas coincidencias y malos entendidos, por mi parte y aunque acabo de llegar a este “fregado”, queda todo el mundo abrazado.
      Salud.

    • sito garcia dice:

      Te vale? En serio? Te sirve el introito no eliminado prejuzgando y sojuzgando a un “colaborador” por plagio?

      “Si el artículo no es de elaboración propia y es “copiado” de alguna otra WEB o Blog, entonces mi disgusto es aún mayor, pues hubiera bastado una reseña y el enlace al original con lo que sabríamos el autor. Al fin y al cabo eso es lo que hago yo un montón de horas al día. Por cierto, me mosquea mucho el que en el título: “Nikon Z7 – Probablemente Mucho Más Trascendente De Lo Que Pudiera Parecer en un Principio”, todas las palabras estén en mayúscula. Nadie escribe así. Eso apunta a copia, pero no puedo estar seguro”

      Tela, Adolfo… aquí no hablas de normas de contribución, aquí difamas a un tipo que cree ser amigo tuyo y lo haces delante de todo el mundo.

      Yo concuerdo al 100% con tus normas para contribuir, hemos hablado de la importancia de las normas muchas veces… pero como dije desde el inicio vas a necesitar un par de semanas para percatarte de la injusticia de algunas de tus afirmaciones, que no pareces estar dispuesto a eliminar, teniendo constancia de que son excesivas y seguramente dolorosas.

      Hace más de un año, que pasé a modo lectura, modo al que regresaré ipsofacto para tu tranquilidad. Entonces fué tu tolerancia a la xenofobia y el racismo. No borrastes nada entonces… hoy probablemente tampoco vas a eliminar esos párrafos en los que pones en cuestión a una buena persona. Y me sorprende… como te dije, no me parece digno de ti.

      Y aparezco aquí, porque en el fondo te aprecio y me duelen las situaciones injustas y gratuitas, donde todos pierden.

      Pero tu sabrás… yo vuelvo a mi ostracismo autoimpuesto y dejo de dar la lata. Cada cual con sus valores y su particular forma de tratar a los demás.

      Abrazos surtidos para la peña; también para ti Adolfo.

      • adolfo dice:

        Me había jurado a mi mismo no volver a intervenir aquí, pero no tengo más remedio.

        Si, me sirve el introito porque lo escribí yo, lo escribí con intención constructiva y en sus dos versiones (antes de conocer a autor y después) aunque tu no lo creas, y da coherencia a toda la discusión que ha venido después. He dejado la cabecera del artículo tal como está para que los posibles lectores que hayan llegado después a la polémica de los comentarios entendieran algo. Si lo hubiera quitado o cambiado tendría que haber borrado todos los comentarios y es una cosa que no quería hacer. También podría haber borrado completamente el artículo con todos sus comentarios, y así hacer como si nada hubiera pasado. No he hecho ninguna de las dos cosas.

        Ya ves Sito, todo lo hago mal por muy buena voluntad que ponga. No todos tenemos las mismas luces, ni la misma capacidad de raciocinio, ni la misma elocuencia y evidentemente ni el mismo punto de vista. Que le vamos a hacer. Yo soy como soy y como tu dices, o piensas, no doy más de si, pero seguramente como tu también dices me debe gustar, mentir, difamar y ofender porque seguramente disfruto con ello. Lo dicho, que le vamos a hacer.

        Lamento de verdad y pido disculpas a todos los miembros de La Peña que seguramente han asistido atónitos a esta crónica de un lamentable desencuentro que seguramente ninguno de nosotros quería, y entenderé perfectamente que los que no hayáis comprendido o no compartáis mi actuación en todo este penoso asunto, busquéis aires nuevos para informaros de las cosas de nuestro mundillo.

        No vale la pena discutir conmigo, Sito, por lo visto no doy el nivel, ni como administrador y editor de un blog unipersonal, ni seguramente como persona. Siento no estar a tu altura …………………… una vez más.

        No tenemos obligación de ser amigos, ¿ verdad ?

        Mucha salud y que te vaya muy bien en la vida.

        Adolfo.

        Nota: ya no contestaré ni tampoco pondré más comentarios aquí. Gracias a todos por vuestra comprensión o por vuestra no comprensión.

      • Jon dice:

        Si en el fondo aprecias a Adolfo, entiende sus argumentos y sus ganas de reconciliación y deja de meter el dedo en la llaga. Alguno la verdad es de traca..

  14. jose manuel serrano esparza dice:

    Un abrazo sincero, Sito y Adolfo.

  15. javier izquierdo dice:

    Flagrantes saludos y abrazos.

  16. Ramón dice:

    Después de leer los comentarios, comprendo las explicaciones y puntos de vista de Adolfo y de José Manuel. Lo que no comprendo es que alguien que se impuso el autoexilio, aparezca de la oscuridad con la intención evidente de echar sal en la herida. Ser rencoroso no es bueno.

  17. javier izquierdo dice:

    Disculpas, Adolfo, previas a todo. No sé bien si cuento con el derecho pero entiendo que tengo el deber de dar alguna explicación sobre los que constan como dos últimos comentarios con mi firma. Probablemente no debiera haber subido ninguno de ellos. El fechado a las 17:16 al darle a publicar no subió por los motivos que fueran. Al darme cuenta al de un rato motiva el segundo de las 18:54 que sí sube directamente. Ahora veo ambos. Po5r lo menos el último sobra y ya digo que el anterior muy probablemente también, salvo en el saludo a Sito que reitero.

    En el meollo del desafortunado asunto que ha tomado vida propia no puedo dejar de plantear para el entendimiento las claves primigenias. La semana pasada, en charla telefónica con José Manuel me comentó que llevaba desde principios de agosto preparando un texto sobre el asunto Z destinado a subirse en elrectanguloenlamano, en principio. Comentando sobre la importancia que yo intuía y el me confirmaba iba a tener el asunto. Y en fechas próximas a la Kina. Nos parecía inflexivo, y no sólo para lo que a Nikon se refiere. Charla charlando y como tus letores comentamos el interés que tenías en el asunto y el en vista del gran cúmulo de información que dabas, José manuel tuvo la idea de subirlo en la sección de colaboraciones y así igual darla vidilla. Estas fueron las motivaciones de lo que no tenía intención de convertirse en esta “bronca”. Personalmente y aunque comparto los razonados argumentos de Sito sobre la cuestión, no dejo de comprender y simpatizar con el desasosiego que la situación te ha creado. Todo teniendo en cuenta que el texto de JM única u exclusívamente pretendía cear un sano debate aportando perspectivas entiendo interesantes y quizá no tocadas.

    No molesto más,

    salud y saludos.

  18. Ramón dice:

    José Manuel, enhorabuena por la currada. Coincido con todo el mundo en la cagada de disponer de una sola ranura para tarjetas y que sea de un tipo tan poco difundido. La Panasonic G9 tiene dos ranuras para SD de alta velocidad ambas. Sólo echo en falta una referencia al primer sistema mirrorles de Nikon, el Nikon 1 de 1″. Al menos el fenecido sistema sí tenía (y tiene, que aún funcionan las cámaras)algunas cosas revolucionarias para la época, como la velocidad de ráfaga de 60ips incluso en RAW.

Responder a jose manuel serrano esparza Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.