La química no ha muerto, la química está viva, la química está aquí. Hay sitio para todos.

No quiero que se me pase por alto nada de lo que publica nuestro querido profe, ni aunque esté yo off-line por causas de fuerza mayor.

Pues bien, el pasado lunes nos habló de una nueva película mas germana que la propia Merkel: la ADOX HR-50, que como incluso el más despistado de los miembros de esta microscópica Peña habrá intuido se trata de una peli negativa de blanco y negro con sensibilidad 50 ISO.

Se me ha ocurrido unir el primer el primer y el último párrafo del artículo que le dedica Valentín Sama y me ha salido esto:

ADOX, fabricante germano de película fotográfica desde 1860, incorpora a su catálogo una nueva película negativa en blanco y negro de baja sensibilidad, la ADOX HR-50, de ISO 50/18º.

La nueva ADOX HR-50 se comercializará –desde este próximo 20 de septiembre, y en Photokina– y estará disponible en los formatos 135, 120 y película plana. El precio para un rollo 135-36 se ha fijado inicialmente en 5,50 €, lo que parece un precio sensato.

Nota tonta: las películas huelen a película, y eso es característico y evocador. Las tarjetas de memoria no huelen a nada. Pues bien, propongo que a todas las tarjetas de memoria de cualquier clase y condición se las dote a partir de ahora de un olor característico lo más parecido al de las películas químicas. ¿ Se apoya la moción ? Votemos. Queda aprobado, no solo por unanimidad, sino por aclamación. Así me gusta.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.