La A6500 apareció en octubre del 2016, y dos años son muchos.

Pues eso, el Sr.Sony ha encontrado traspapelado por ahí un folleto antiguo de sus cámaras NEX y se ha acordado de que en su super-empresa aún tiene un negociado dedicado a las “mirrorless” APS-C que estaba mano sobre mano desde hace dos años. Le ha preguntado al Sr.Power Point por la cuantía de sueldos que eso supone y se ha subido por las paredes.

Vestido de Samurái y con su katana al cinto ha cogido el látigo de fustigar y se ha ido al susodicho negociado conminándoles a que si para la CP+ no sacan una Alfa 6500 Plus (o similar) tendrán que escoger entre estas dos opciones: pasar el resto de sus vidas en la cumbre del Fujiyama y en traje de baño, o hacerse un honroso “hara-kiri”.

Así pues, el pueblo llano espera que ello signifique lo que pone el titular.

Por razones obvias, to be continued ……………………..

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.