Van a ser dos cosas telefonilleras, pero bien distintas.

La barrera psicológica de los 1.000 € hace tiempo que saltó por los aires. Están “despendolaos”

1.- La seria:

Nuestro querido chicarrón del norte se ha empeñado en dar respuesta a la pregunta del titular y para ello ha salido a deambular por las calles de la procelosa noche Barcelonesa armado con el telefonillo referenciado y dispuesto a ponerlo en un aprieto lumínico.

¿ La respuesta ? Pues os tendréis que leer el artículo o por lo menos ver el video que os pongo ya mismo, pero para los inquietos avanzo un par de párrafos que Iker incluye en su artículo.

Igual que ya nos pasa con los últimos modelos de Huawei, los resultados nos parecen simplemente magia. Y es que, desde un punto de vista fotográfico, poder dispara a pulso una foto de varios segundos y que en lugar de una imagen movida a inservible tengamos una sin trepidación y mucha más luz es sorprendente.

Pero si se trata de no complicarse, apretar el botón y tener una foto resultona, la verdad es que el Pixel ofrece unos resultados realmente sorprendentes. Tal vez poco realistas para esos clásicos que quieren que la noche siga pareciendo noche, pero muy efectivos para los que, simplemente, quieren una foto aparente sea cual sea la luz y sólo con apretar el botón.

  • Todo lo demás, incluido unas cuantas luminosas muestras, lo encontraréis en Photolari

Nota tonta: me parto de risa al ver que el Gran Hermano es capaz de pedir por él 1.200 euros sin despeinarse, pero me partiría de pena si hubiera alguien capaz de gastarse eso en él.

2.- La impresentable:

Han “pillao con el carrito del los helaos” al Sr.Samsung haciendo colar “pulpo” como “animal de compañía”. Resulta que no se le ha ocurrido otra cosa que utilizar una imagen tomada con una DSLR normal para publicitar que el sistema de IA que pilota el inteligentísimo desenfoque retratero de su telefonillo A8 Star es de “coge pan y moja”. ¿ De verdad que al Sr.Samsung le hace falta recurrir a estas cosas ?

Bueno, por si acaso, el cielo lo confunda una y mil veces, amén.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.