Va de luminarias, y de compatibilidades, claro.

¿ Por qué las cosas de entrada son incompatibles y solo después de un gran esfuerzo por parte del más interesado dejan de serlo ?

Pues porque en manos de los fabricantes hemos dejado al enemigo nº 1 de la humanidad: el “software”, que es manejado con pericia por los citados fabricantes para hacerle la vida imposible a los otros fabricantes y también a todos los usuarios.

Nota tonta: lo de que el software es el enemigo nº 1 de la humanidad es solo una licencia poética, es un enemigo, si, pero desde luego no es el nº 1 y todos tenemos en la cabeza una nutrida lista de personajes que iría delante.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.