0

Fernando Galán pone a prueba (de campo) al Tamron SP 15-30 mm f/2.8 Di VC USD G2 y nos lo cuenta.

Bien, ¿ no ?

Pues eso, Fernando Galán pone de manifiesto su despiadada maldad al poner a un inocente Tamron SP 15-30 mm f/2.8 Di VC USD G2 delante de una cruel Canon 5DS-R e irse al campo a hacer una prueba de idem.

El resultado lo podréis ver en al enlace que os pongo al pie y que incluye tropecientasmil muestras que se pueden ver a tamaño completo.

Como aperitivo en plan “spoiler” rompe emociones aquí os dejo el párrafo final que corresponde a las conclusiones:

Conclusiones

Cuando apareció la anterior versión de este angular extremo de Tamron, el responsable de Marketing de Tamron, Kenki Nakagawa, ya nos comentó que no todos los fabricantes de cámaras colaboran del mismo modo en el desarrollo de un objetivo. Esto significa que, probablemente, las unidades destinadas para Canon –como la unidad aquí probada– ofrezcan diferentes resultados que las destinadas a Nikon.

Esto viene a cuento porque, aunque a rasgos generales, los resultados obtenidos durante esta prueba nos han parecido más que satisfactorios, este G2 penaliza, a nuestro modo de ver, en la distorsión geométrica en la posición más angular. Resulta curioso, sin embargo, que cuando probamos la versión primera de esta óptica –en versión para Nikon–, nos pareció que se había resuelto muy bien este aspecto.

Salvo este punto en contra, valoramos de manera muy positiva todos los demás aspectos, destacando la mínima presencia de destellos e imágenes fantasma como aspecto más sobresaliente de este objetivo junto al buen trabajo realizado por el estabilizador de imagen.

Aunque nunca agrade deshacerse de los 1.300 € que cuesta, parece un precio razonable teniendo en cuenta las características y rendimiento que ofrece.

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.